EL PAíS › CUMBRE IBEROAMERICANA EN ASUNCIóN

Con mal de ausencias

Con mal de ausencias y con la crisis financiera como telón de fondo, hoy sesionará en Asunción la Cumbre Iberoamericana, en la que se aprobará una declaración que propone la transformación y modernización del Estado como camino para “superar brechas y asimetrías”. Así quedó determinado en la reunión previa que mantuvieron ayer los cancilleres de los países de América latina, España, Portugal y Andorra. La reunión cerró con un agradecimiento del canciller Héctor Timerman a sus pares por el nuevo apoyo a los reclamos argentinos para la reanudación del diálogo con el Reino Unido por las islas Malvinas. “Argentina no se ha liberado del yugo, pero nunca dejará de intentarlo por la vía pacífica”, señaló.

Con su mejor sonrisa, la canciller española, Trinidad Jiménez, le restó importancia al faltazo que pegarán al menos diez presidentes –de 22– al encuentro de hoy. Explicó que cada ausencia había sido justificada y que lo importante era realzar la “gran vitalidad” que tiene la cumbre. La presidenta Cristina Kirchner se excusó debido a la cercanía del evento con el aniversario del fallecimiento de Néstor Kirchner, por lo que suspendió toda actividad y permanecerá en El Calafate hasta la semana que viene. En Presidencia habían adelantado que CFK le explicaría la situación al presidente anfitrión, Fernando Lugo, porque es el segundo viaje consecutivo que suspende a Paraguay. Es muy posible que la Presidenta viaje a Asunción para una visita de Estado el mes que viene.

Pero, además de Cristina Kirchner, también se ausentarán la brasileña Dilma Rousseff, el uruguayo José Mujica, el colombiano José Manuel Santos, el venezolano Hugo Chávez, el cubano Raúl Castro, más los presidentes de Costa Rica, El Salvador, Honduras, Nicaragua y República Dominicana. El ecuatoriano Rafael Correa y el portugués Pedro Passos Coelho avisaron que no estarían para la apertura de anoche.

El problema de esta cumbre en particular es que fue pensada por España como una manera de establecer un evento anual formal con una región a la que la unen fuertes lazos. Pero hoy, con la crisis europea en primer plano y el desempleo español al tope del ranking mundial, el encuentro se volvió menos atractivo para los latinoamericanos. “Es una crisis dura, estructural, que marca el inicio de una época todavía incierta en la que surgen nuevos actores, como China”, analizó ayer el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias. Le preguntaron a Trini Jiménez si no podía haber una “devolución” de los presidentes de la región, debido a que el año pasado Rodríguez Zapatero decidió faltar a último momento a la cumbre que se hizo en Mar del Plata. “No creo que tenga absolutamente nada que ver”, descartó.

Rodríguez Zapatero y el rey Juan Carlos aprovecharon ayer para reunirse con algunos presidentes, como el mexicano Felipe Calderón. Recibieron muchas felicitaciones por el anuncio de ETA de terminar con la violencia. Con su habitual humor, el rey restó importancia a sus dificultades para caminar, consecuencia de una operación en el tendón de Aquiles. “Lo mío es de taller mecánico: entras, te arreglan y ya está”, explicó.

Los cancilleres aprobaron ayer el documento final sin escollos. La cumbre sesionará hoy en la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol bajo el lema “Transformación del Estado y el desarrollo”.

Compartir: 

Twitter
 

Héctor Timerman junto al canciller paraguayo, Jorge Lara Castro.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.