EL PAíS › SIGUE EN PUNTA EL SANTACRUCEÑO, MENEM PIERDE ENTRE LOS INDECISOS

Buenas de Kirchner, malas de Menem

El crucial voto indeciso tiende a repartirse más firmemente entre el puntero Kirchner, Carrió y Rodríguez Saá, con un Menem perdidoso. Si el riojano pasara a la segunda vuelta, se enfrentaría con un desastre: pierde claramente con todos sus oponentes. La ambigua posición del Adolfo.

 Por Raúl Kollmann

Néstor Kirchner sigue sacándole una leve ventaja a Carlos Menem de cara a la primera vuelta de las elecciones. Sin embargo, las noticias para el riojano no son buenas. En principio, porque entre los ciudadanos que aún se manifiestan indecisos la tendencia favorece a Kirchner, Elisa Carrió y Adolfo Rodríguez Saá, por lo que la diferencia podría crecer aún más. La segunda noticia mala es que en el ballottage, la ventaja de Kirchner sobre Menem es sideral, casi 30 puntos. La intención de voto para la primera vuelta muestra a Rodríguez Saá un poco más retrasado, aunque hay otras encuestas en que se lo percibe con cierto ascenso. Carrió queda en cuarto lugar y quinto, todavía sin superar el diez por ciento, se ubica Ricardo López Murphy.
Las conclusiones surgen de la última encuesta realizada por la consultora Research International-Analogías, que lidera Analía Del Franco. En total se encuestaron 1800 ciudadanos de Capital Federal, Gran Buenos Aires y 36 ciudades y localidades del interior del país. Las entrevistas fueron personales, en los domicilios y se respetó la proporción por edad, sexo, nivel económico-social, la distribución regional y por grandes y pequeñas ciudades.
El trabajo de Research-Analogías muestra nuevamente que se mantiene la paridad de fuerzas y que entramos a la recta final con un pronóstico difícil de realizar, ya que las diferencias entre los tres candidatos del PJ entran dentro del margen de error de cualquier encuesta. Tal como anticipó Página/12 en exclusiva, los estudios de los consultores dan pequeñas diferencias a favor de uno u otro candidato:
u Tienen ventaja para Kirchner cinco encuestadores: Research-Analogías; OPSM, que lidera Enrique Zuleta Puceiro; Mora y Araujo –que es el que pronostica la mayor diferencia, cinco puntos–; Graciela Römer y Ricardo Rouvier,
u Sitúan a Menem en primer lugar cuatro consultoras: Hugo Haime y Asociados, Carlos Fara y Asociados, Rosendo Fraga y Catterberg y Asociados.
u Consideran que hay un virtual empate y todavía no registran ventajas de uno u otro Artemio López, de Equis, y Julio Aurelio.
De esos once consultores, nueve sostienen que Kirchner se impone en el ballottage con bastante holgura y los otros dos también tienen el mismo diagnóstico aunque evalúan que si Menem llegara a ganar por una diferencia de seis o siete puntos el 27 de abril –algo que no registran hasta ahora– podría ganar también en el ballottage.
Pese a que hoy se habla mucho de guerra de encuestas y de que las consultoras tienen números muy distintos, lo concreto es que casi todas ellas opinan en forma idéntica, con dos o tres puntos de ventaja para un lado o el otro. Y las diferencias pueden deberse a pequeñas variantes de las muestras que cada uno realiza o la forma en la que asignan una parte de los indecisos. El que tiene una muestra con una presencia milimétricamente mayor de pobres o habitantes de pequeñas ciudades beneficia a Menem y Rodríguez Saá, ya que es ahí donde el riojano y el puntano están más fuertes. El que tiene una presencia milimétricamente mayor de integrantes de la clase media o gente que vive en grandes ciudades, le adjudica de hecho ventajas a Kirchner y Carrió, porque tienen más intención de voto en esas franjas.
Para Analía del Franco un dato clave está en la lectura de una parte del electorado que trepa a más del 20 por ciento de los ciudadanos y que son los que dicen que todavía no saben a quién van a votar o los que sostienen que van a votar en blanco o impugnado. “El grupo de indecisos, o sea los que dicen que no saben a quién van a votar, tiende a pensar que terminan apoyando a Kirchner o a Carrió. Es gente que viene de un voto aliancista, que yo diría es hoy el voto más huérfano del panorama electoral. En general se trata de mujeres, de clase media y que de ninguna manera tienen el perfil del votante del menemismo. El ex presidente figura con un porcentaje mínimo entre el posible voto de esos indecisos. Y lo mismo pasa con los que dicen que van a votar en blanco o impugnarán. Yo creo que de allí algunos van a terminar apoyando a Kirchner o Carrió porque, además, no los veo con demasiada tradición de voto en blanco o impugnado. El otro factor a tener en cuenta es la posibilidad de que haya gente que cambie su voto. Por ejemplo, que tengan decidido votar a Menem y se cambien a Kirchner o viceversa. No me da la impresión de que haya muchos cambios de ese estilo y en todo caso sólo ocurrirá en sectores de clase media. En marzo, por ejemplo, yo registro que Kirchner siguió subiendo levemente y que bajaron Carrió y Rodríguez Saá, también levemente. Son cambios pequeños”.
En este marco, tanto Del Franco como el resto de sus colegas diagnostican que habrá, sí o sí, ballottage. Y en ese marco, la titular de Research-Analogías sostiene que la diferencia a favor de Kirchner es más que significativa: 27 puntos.
“El resultado de la primera vuelta puede influir en la segunda, aunque no de manera decisiva. Igual yo creo que algunos candidatos deberían empezar a hacerle notar a sus votantes que es de importancia ganar el 27 de abril y no dejar crecer a los adversarios. Porque, por ahora, buena parte de los ciudadanos votan al candidato que les gusta, sin pensar en el efecto que su voto puede tener en permitirle a tal otro llegar al ballotage o ganar la primera vuelta. Yo creo que no le vendría mal a algún candidato alertar a los ciudadanos que la primera vuelta es importante y que le den el voto ya en ese primer turno. Hay que tener en cuenta un hecho: la gente por ahora no está metida en la campaña. La guerra en Irak ha postergado de hecho la campaña. Es muy probable que el ciudadano, cuando se involucre más en la batalla electoral, piense en términos más estratégicos diciendo voy a votar a tal para que no gane tal otro o voy a respaldar a fulano porque votar a zutano es perder mi voto. Eso suele suceder en los tramos finales de las campañas.”

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.