EL PAíS

Panorama dividido para el centroizquierda porteño

A dos días de oficializar las listas, el progresismo de la Capital sigue mostrando dificultades para ir en unidad. Ibarra logró encolumnar ayer a los socialistas, pero el ARI parece listo a perder el tren. Zamora tampoco quiere hacer frente con nadie.

 Por José Natanson

Todo el sector progresista parece tener la obligación de hablar de un gran frente de centrozquierda, especialmente en la Capital. Anoche, el jefe de Gobierno Aníbal Ibarra había logrado el apoyo de los socialistas, que se oficializaría mañana. En concreto, Norberto La Porta declinaría su candidatura para acompañar a Ibarra o encabezar la lista de legisladores locales.
El martes, los partidos deben definir sus alianzas para las elecciones del 8 de junio; diez días después deben anotar su fórmula para la Jefatura de Gobierno, además de sus listas de legisladores locales y diputados nacionales. Hasta ayer, Ibarra había logrado encolumnar a los socialistas, que formalizarán su decisión luego de la reunión de la junta directiva. En cuanto al resto, las cosas parecen bastante más difíciles:
- En el ARI esperaban que Ibarra anunciara su apoyo a la candidatura presidencial de Carrió, a cambio de lo cual aceptarían respaldarlo en su disputa porteña. Aunque todo puede suceder, parece difícil que el ex fiscal tome esta decisión, por lo que los seguidores de la chaqueña probablemente terminen anotando a sus propios candidatos. El problema es que no tienen ninguno: Eduardo Jozami bajó su postulación y aunque Juan Carlos Dante Gullo insiste con la idea, algo vetusta, de candidatear a Fernando “Pino” Solanas, lo cierto es que la mayoría de los dirigentes del ARI porteño coinciden en que la fórmula deberá estar encabezada por algún extrapartidario. “Esperemos que Lilita saque un nombre de la galera”, se esperanzaba ayer un diputado. Todo indica que el ARI desaprovechará la buena imagen de su jefa en la Capital, no articulará alianzas importantes y terminará postulando una fórmula improvisada.
- Rafael Bielsa formó partido propio con peronistas disidentes encabezados por Eduardo Valdez y lanzó su candidatura, con respaldo de Néstor Kirchner. Aunque los operadores de Ibarra intentaron sumarlo, el ex síndico aseguró ayer que no se bajará bajo ninguna circunstancia. Gustavo Beliz, archienemigo del jefe de Gobierno y coordinador de los equipos técnicos de Kirchner, quiere pelear el mismo cargo. Así, la alianza entre el santacruceño y el ex fiscal podría concretarse a través de Juliana Marino, que ya lo había respaldado en las elecciones del 2000.
- Aunque en su congreso en Mar del Plata la CTA anunció la voluntad de construir un “movimiento político y social”, hasta ahora lo único en concreto fue la aventura en solitario del líder piquetero Luis D’Elía, que se anotó para pelear la gobernación bonaerense. En la Capital se analizó postular a Claudio Lozano, sin muchos resultados. Al final, la atomización del espacio y las divisiones internas terminarían desactivando los planes.
- Por decisión de los otros partidos, que le huyen como a la peste, el radicalismo seguramente terminará marchando solo. La única posibilidad es un triunfo arrollador de Cristian Caram en la interna de hoy y un acuerdo de bajísimo perfil con Ibarra, algo inaceptable aún para maltratado ego radical (ver recuadro).
- Apenas anunció su candidatura a jefe de Gobierno, Luis Zamora dijo que Ibarra y Macri “son lo mismo” y descartó la posibilidad de una alianza. Tampoco quiere formar frente con Vilma Ripoll, la candidata de IU.
Aunque aún faltan tres días para oficializar las alianzas y siempre cabe la posibilidad de que a último momento se genere algún movimiento, parece difícil que alguno de los sectores involucrados cambie su posición: en el congreso de ayer, el Frente Grande porteño se limitó a ratificar la postulación de Ibarra y pasó a cuarto intermedio hasta el sábado que viene, sin definiciones claras sobre otras candidaturas o la política de alianzas. La conclusión es que, más allá de las declaraciones públicas y las interminables conversaciones, el centroizquierda amenaza con presentarse dividido a las elecciones porteñas.

Compartir: 

Twitter
 

Ibarra obtuvo ayer el apoyo de los socialistas.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.