EL PAIS › CRUCE ENTRE TIMERMAN Y EL CANCILLER BRITANICO POR EL ACCESO DE BARCOS DE MALVINAS A PUERTOS DE LA REGION

El Mercosur no modifica su posición

El canciller Hague aseguró en el Parlamento inglés que Uruguay, Chile y Brasil habían modificado su postura respecto de los barcos con bandera de Malvinas. Pero Timerman se comunicó con sus cancilleres y le aseguraron que todo seguía igual.

La decisión del bloque del Mercosur de no aceptar en sus puertos a barcos con “la bandera ilegal de las Malvinas” sigue trayendo cola. La Cancillería argentina emitió un comunicado ayer en el que señalaba que el ministro de Relaciones Exteriores inglés, William Hague, “reconoció en el Parlamento de su país que ningún barco podrá ingresar a los puertos del Mercosur enarbolando la bandera ilegal de las Malvinas”. Hague entregó un informe a los parlamentarios en el que plantea que “Uruguay, Chile y Brasil no tienen intención de participar de un bloqueo económico a la isla”, además de dejarles una advertencia: “No deben ser cómplices de Argentina”. Luego el gobierno argentino constató que esas afirmaciones no eran verdaderas.

El canciller Héctor Timerman se comunicó ayer personalmente con sus pares de Brasil, Antonio Patriota; de Paraguay, Alfredo Moreno, y de Uruguay, Luis Almagro, para chequear los dichos de Hague en su presentación en el Parlamento inglés. La respuesta fue unánime ya que le comunicaron que “los respectivos gobiernos no habían modificado su posición desde que se adoptara la declaración de los Estados Partes del Mercosur y Estados Asociados sobre buques que enarbolan la bandera ilegal de las islas Malvinas”, firmado el 20 de diciembre en Montevideo. Hague había señalado ante la Cámara de Representantes que tras “discusiones productivas y honestas con Uruguay, Chile y Brasil”, los funcionarios le habían comunicado que “no tienen intención de participar de un bloqueo económico”, en referencia a la declaración firmada.

El reclamo por la soberanía sobre las islas Malvinas que sostiene el gobierno argentino y que logró la adhesión de sus pares del bloque del Mercosur irritó a los ingleses al punto que el primer ministro David Cameron garantizó a los isleños en un mensaje navideño que “nunca negociaremos la soberanía”, a la vez que criticaba en tono amenazante la medida del Mercosur: “Las amenazas de cortar la comunicación entre las islas y sus vecinos de Sudamérica solo perjudican a quienes las impulsan”. El fin de semana volvió a arremeter contra las medidas adoptadas por el gobierno argentino para que Inglaterra se siente a una mesa de diálogo para tratar el tema. “Nunca las pondremos en riesgo. Debemos asegurarnos de que nuestras defensas son fuertes, y eso es lo que estamos haciendo”, señaló Cameron en una entrevista televisiva.

“William Hague reconoció en el Parlamento de su país que ningún barco podrá ingresar a los puertos del Mercosur y países asociados enarbolando la bandera ilegal de Malvinas”, resaltó la Cancillería argentina en un comunicado, buscando poner en su lugar la tergiversación que estaba encarando el funcionario inglés con su informe. “Los ingleses están preocupados por la buena campaña internacional argentina que está consiguiendo cada más adhesiones, pero principalmente por la firma de tres países del Commonwealth cuando se creó la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños”, aseguró a Página/12 el senador del Frente para la Victoria Daniel Filmus, integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara alta.

El canciller inglés destacó en su informe que “no aceptamos la decisión de negarles la entrada a los buques con banderas de las islas, que consideramos no tiene basamento en ley internacional alguna”, y aclaró que la prioridad de sus gestiones eran asegurarse de “que los vínculos de comercio y negocios con Sudamérica no se vean comprometidos por esta declaración política”. Timerman contestó a los dichos de Hague remarcando que el funcionario había calificado las gestiones argentinas como “un bloqueo comercial. Sin embargo dichas acciones se encuadran en la defensa de los recursos naturales renovables y no renovables que pertenecen al pueblo argentino tal como lo reconocen todas las naciones de la región”.

Con el telón de fondo del 30º aniversario de la guerra entre ambos países por la soberanía de las Malvinas, Hague insistió en que “el gobierno británico garantizará siempre el derecho de los habitantes de las islas”, mientras que la cartera que encabeza Timerman no menciona “que el Reino Unido ha incumplido con diez resoluciones” de las Naciones Unidas “que instan a ambos países a reiniciar negociaciones”.

Compartir: 

Twitter
 

El canciller brasileño Antonio Patriota fue uno de los ministros que Héctor Timerman contactó ayer.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.