EL PAíS › SIGUEN ESTANCADAS LAS NEGOCIACIONES ENTRE CAMIONEROS Y TRABAJO

En el compás de espera

Hubo una reunión informal en el ministerio. Desde el gremio aseguran que si no se resuelve el conflicto, van a volver a protestar. En el ministerio insisten con que los canales de diálogo están abiertos y que rige la conciliación obligatoria.

 Por Julián Bruschtein

Tras una reunión informal en el Ministerio de Trabajo con el Sindicato de Camioneros las negociaciones continuaban estancadas. “Si no reincorporan a la gente, nosotros vamos a volver a protestar”, aseguró ayer el secretario gremial del Sindicato de Camioneros, Marcelo Aparicio, con las movilizaciones a las sedes del Correo Argentino que realizaron el lunes aún calientes. “Están los canales de diálogo abiertos. Queremos que se resuelva este conflicto”, señaló a Página/12 un funcionario del Ministerio de Trabajo.

“No hubo avances en la negociación. Estamos a la espera de una nueva reunión pero queremos que estén todas las partes”, señaló a este diario

un dirigente del Sindicato de Camioneros. La reunión que mantuvieron con funcionarios de la cartera laboral no tuvo formalidad y, por lo tanto, no generó novedades en el conflicto que mantienen los camioneros por el despido de trabajadores en Chubut. “La reunión la habían pedido ellos, no estaba en agenda ninguna audiencia con el ministerio, por eso se mantuvo un encuentro informal”, señaló a este diario un funcionario del ministerio que aclaró nuevamente que los despedidos eran “81 y que la conciliación obligatoria los puso nuevamente en sus trabajos mientras se resuelve el problema”.

Veinte días lleva el conflicto entre el Sindicato de Camioneros y la empresa Camuzzi Gas del Sur. Si bien Camuzzi deslindó responsabilidades sobre los despidos, el sindicato la acusa directamente ante el anuncio de la empresa de la finalización del contrato con Correos del Sur, empresa tercerizada que realizaba el servicio. “Al incrementarse el 130 por ciento los costos del servicio de la empresa” decidieron “cambiar de proveedor del servicio”, destacó la empresa de origen italiano en un comunicado. El contrato finalizó ayer y el tercero en discordia pasó a ser el Correo Argentino, con quien Camuzzi comenzará a trabajar. El conflicto se profundizó cuando en el inicio los trabajadores que se manifestaban en Trelew contra los despidos fueron reprimidos por la policía.

La reunión informal se mantuvo en discreción. Este diario pudo saber que el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, junto al secretario gremial del sindicato, Marcelo Aparicio, se presentaron apenas pasadas las 12.30 para reunirse con funcionarios de la cartera laboral. “No teníamos previsto que viniera Moyano”, aseguró un funcionario quien destacó que en la reunión solicitada por los sindicalistas no cambiaron su postura: la reincorporación de los 200 trabajadores que reclaman. Aún así, el subsecretario de Trabajo, Alvaro Ruiz, “los escuchó y dejó el diálogo abierto”, confió la fuente. En el encuentro “no hubo avances, pero por lo menos esta vez no se levantaron de la mesa”, destacaron en el ministerio. A su vez, el ministro Carlos Tomada recibió a directivos de Camuzzi quienes informaron “sobre la finalización del contrato con Correo Sur y su prórroga por seis meses hasta el 31 de enero y las tratativas para el nuevo contrato” con el Correo Argentino, se informó en un comunicado. Además “se consideraron las posibles reubicaciones de los trabajadores así como la implicancia de la conciliación obligatoria”, vigente hasta mañana aunque con una casi segura prórroga.

“Fue una jornada de protesta contra el Correo Argentino. Denunciamos la pérdida de puestos de trabajo por el menor precio que ofrece”, aseguró el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, al explicar la medida de fuerza que desarrollaron el lunes en los ingresos de sedes del correo estatal. “Le bajan los costos a empresas multinacionales en desmedro de las empresas argentinas”, concluyó. La agrietada relación de la CGT con el gobierno nacional atraviesa el conflicto. En ese sentido, el gremialista recordó que cuando hacían “paros para blanquear trabajadores que estaban en negro antes nos alentaban. Ahora hacemos lo mismo y somos extorsionadores y apretadores”, sentenció aludiendo al discurso de asunción presidencial de Cristina Fernández de Kirchner y a las declaraciones de Tomada la semana pasada, cuando calificó de “apriete” la movilización que camioneros protagonizó en las puertas que la empresa Camuzzi tiene en Puerto Madero.

“Si no reincorporan a la gente, nosotros vamos a volver a protestar”, advirtió temprano Aparicio después de una asamblea en la sede del gremio. En los próximos días se espera una reunión formal en la que se acerquen posiciones entre trabajadores y empresarios.

Compartir: 

Twitter
 

El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, en la sede del Ministerio de Trabajo.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.