EL PAíS › NEGOCIAN EL REPARTO DE COMISIONES EN LA LEGISLATURA DE LA CIUDAD

La clásica rosca porteña

El PRO se quedaría con la presidencia de catorce comisiones, sobre un total de 24. El interbloque del kirchnerismo obtendría siete. La división interna perjudicó a Proyecto Sur y, también dividida, la Coalición Cívica perdió espacios.

 Por Werner Pertot

En medio de la calma veraniega de la Legislatura, donde se ven más pintores que diputados caminando por sus pasillos, los jefes de cada bloque negocian el reparto de comisiones. Como resultado de la dispersión opositora, que se fragmentó aún más, el PRO consiguió recuperar posiciones: de las 24 comisiones, tendrá la presidencia de 14, además de la mitad de las comisiones especiales. Desplazaron a opositores duros de las comisiones de Descentralización y Vivienda. El interbloque del kirchnerismo le sigue, con un total de siete presidencias, aunque cada espacio que lo integra negoció por separado. En tanto, Proyecto Sur sufrió las consecuencias de su escisión a la hora de disputar espacios, pero no perdió tanto como la Coalición Cívica.

La rosca de las comisiones es un clásico de cada renovación parlamentaria. En 2009, cuando el bloque macrista se vio reducido por varias salidas, hubo un intento de dejarlos en minoría en todas las comisiones, que fue hábilmente desarticulado por el actual vicepresidente primero, Cristian Ritondo, quien supo jugar con las internas en la propia oposición porteña. En 2010, el macrismo enfrentó su peor momento, cuando se le cayó en diciembre la votación del Presupuesto 2011 (finalmente, se aprobó en el verano). De esa negociación queda un recuerdo amargo del rol que jugó el actual jefe de bloque del PRO, Fernando de Andreis. El joven macrista intervino también en la negociación actual junto con Alejandro García y Martín Ocampo, todo bajo la estricta vigilancia de Ritondo.

“La última vez que negoció, nos hizo caer el Presupuesto”, recordó no sin picardía un hombre del PRO. Se trató de un momento de la negociación de 2010 en el que les ofrecieron a dos espacios distintos un mismo cargo en el Consejo de la Magistratura. “El espacio al que se lo prometió De Andreis, no lo tuvo”, se acordó, con pocas ganas, un veterano legislador porteño. “En esta negociación, intervino poco. En lo de las presidencias de las comisiones, un poco más”, sostuvo un compañero de bancada de De Andreis.

La Legislatura tiene 24 comisiones permanentes, ocho especiales y dos juntas: la de Etica y la de Interpretación y Reglamento. La negociación está casi cerrada, según diversas fuentes de los distintos bloques que consultó este diario. Sin embargo, esta semana seguramente saldrá el decreto de las comisiones permanentes, mientras las especiales esperarán algunos retoques, fruto de la negociación. La repartija de presidencias quedó de la siguiente forma:

- Kirchnerismo. El interbloque del FpV negoció en tres partes: Juan Cabandié, para sus ocho legisladores, y los bloques aliados que conducen Aníbal Ibarra y Gabriela Cerruti lo hicieron cada uno por la suya. Para la bancada del Frente para la Victoria, Cabandié obtuvo cuatro presidencias: la de Derechos Humanos, para Gabriela Alegre, la de Legislación General, para Francisco “Tito” Nenna, la de Desarrollo Económico, en la que estará Alejandro Amor, y la de Interjurisdiccionales, que presidirá Mateo Romeo. Además, María José Lubertino seguirá al frente de la Comisión de Igualdad de Oportunidades. No habrá, en cambio, una presidencia para María Rachid. El bloque sabbatellista, de Cerruti, tendrá la presidencia de Turismo, con Delia Bisutti, mientras que el ibarrismo se alzó con la Comisión de la Mujer, que presidirá María Elena Naddeo.

- PRO. Luego del 46 por ciento que obtuvo Macri en primera vuelta, los macristas ganaron territorio con catorce presidencias de comisiones. Obtuvieron dos que estaban en manos de opositores duros: la de Descentralización, que tenía Proyecto Sur, y la de Vivienda, que estaba en manos de la Coalición Cívica. “A los lilitos les dimos un golpecito. Ya no va a estar más Rocío Sánchez Andía”, se sonreía uno de los negociadores. La Coalición se partió en dos: la CC-ARI, que tendrá únicamente la presidencia de la Comisión de Seguimiento de Organismos de Control –arribará Maximiliano Ferraro–; y un sector que se perfila como aliado del macrismo y que conduce Juan Pablo Arenaza. Ese bloque obtuvo la presidencia de la Comisión de Comunicación Social (para Adriana Montes). El PRO también premió con la presidencia de la Comisión de Tránsito y Transportes a Claudio Palmeyro, que se separó del kirchnerismo para formar un monobloque sindical. Los radicales no tenían todavía una presidencia, pero podían llegar a darles la de Defensa del Consumidor.

El PRO conserva también las presidencias estratégicas de Presupuesto (para Rogelio Frigerio) y de Obras Públicas (Enzo Pagani). Los macristas tendrán, además, cuatro de las comisiones especiales, las dos juntas y las presidencias de Asuntos Constitucionales (Helio Rebot), Justicia (Martín Ocampo), Educación (Victoria Morales Gorleri, cercana a la Iglesia), Ecología (Marta Varela), Espacio Público (Oscar Zago), Planeamiento Urbano (Karina Spalla), Promoción Social (Carmen Polledo) y Cultura (Lía Rueda).

La Comisión de Seguridad quedó para Alejandro García, pese a que el ex subsecretario de Justicia Daniel Presti intentó presionar para obtenerla a través del ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro. Montenegro y Ritondo no tienen la mejor de las relaciones. “Presti recién llega. Y no gobierna el Ejecutivo en la Legislatura”, señaló, socarrón, un legislador macrista, que no proviene del peronismo.

- Proyecto Sur. Divididos en dos bloques, los lozanistas y los pinistas negociaron por separado. A ellos se sumó el legislador del MST, Alejandro Bodart, que integra un interbloque con Proyecto Sur, pero también rosqueó por su cuenta. Al bloque lozanista de Fabio Basteiro le corresponderá la presidencia de Tercera Edad (María América González) y la de Legislación de Trabajo (Laura García Tuñón). El jefe del bloque de Proyecto Sur, Julio Raffo, pidió cuatro presidencias con una bancada de cinco legisladores. “De todo pidió Raffo. Le dimos más de lo que corresponde. Nos robaron la vicepresidencia tercera”, dicen en el PRO. En ese lugar estará Jorge Selser, quien seguirá también frente a la Comisión de Salud. Además, Virginia González Gass tendrá Salud Mental y los macristas prometieron armar una comisión de cambio climático a medida para Pablo Bergel. “Le dicen la comisión de la bicicleta”, decía uno de los negociadores, en alusión a que Bergel en la campaña propuso comprar un millón de bicicletas para bajar la contaminación.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri con Cristian Ritondo, quien controla la negociación por el PRO.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.