EL PAíS › GABRIELA MICHETTI Y FRANCISCO DE NARVáEZ HABLARON SOBRE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Una conversación con respecto al 2013

La diputada PRO le dijo que aún no decidió si incursionará en territorio bonaerense. Al empresario no le agradó verla en el Carnaval de Lincoln, un signo de que podría lanzarse como candidata, y ordenó a su gente construir territorialmente antes de pensar en acuerdos.

 Por Werner Pertot

Gabriela Michetti y Francisco De Narváez compartieron un breve encuentro la semana pasada. Allí el Colorado le preguntó si va a ser candidata en 2013 por la provincia de Buenos Aires y ella le dijo que no está decidido. La reunión entre dos de las principales figuras de lo que fue la alianza Unión-PRO en 2009 despertó ilusiones entre los seguidores de De Narváez que quieren verlo reunido nuevamente con Mauricio Macri para 2015. Sin embargo, la línea oficial que bajó el dirigente de Unión Celeste y Blanco es construir territorialmente y esperar para hacer acuerdos “con Macri, con Scioli o con el que sea”. Al diputado-empresario no le agradó demasiado ver a Michetti en el Carnaval de Lincoln, un signo de que podría llegar a candidatearse por la provincia, como lo propone asiduamente el ministro de Gobierno porteño, Emilio Monzó.

El año pasado, Macri y De Narváez terminaron de pulverizar su alianza de 2009. Tras una agria discusión en la casa del padre de Macri, el Colorado dejó al PRO fuera del acuerdo con los radicales y el jefe de Gobierno le devolvió la gentileza aislándolo en la ciudad de Buenos Aires. El líder del PRO siente que, de los dos, es el que salió fortalecido de esa ruptura. Y, por lo tanto, no le dedica demasiado tiempo a su ex aliado, más allá de alguna charla ocasional en el gimnasio al que ambos asisten en Barrio Parque. Sus esposas también son amigas. Sin embargo, de reconducir la alianza política no ha habido demasiado hasta ahora.

Con Michetti hay otro trato, según cuentan en el entorno de De Narváez. “Con ella tienen muy buena relación y siempre conversan”, relata un dirigente de extrema confianza del Colorado. Uno de estos encuentros fue el jueves de la semana pasada. En el entorno de la diputada del PRO lo minimizaron: “Fue un encuentrito. Nos cruzamos en el mismo café e intercambiamos dos frases”, aseguraron. Entre esas dos frases, estuvo una pregunta que preocupa a De Narváez: “¿Vas a ser candidata por la provincia?”. La respuesta de Michetti fue la que viene dándoles a todos: “No está definido”. Ella preferiría ser candidata a senadora porteña, pero a su vez sabe que Macri puede requerir que juegue en provincia.

De ese encuentro, De Narváez resintió que ella no le contara que tenía previsto ir a Lincoln, donde el sábado estuvo reunida con el intendente local, Jorge Fernández. Allí la acompañaron Miguel Del Sel y también Monzó, el principal armador de Macri a nivel nacional y quien tiene para la ex vicejefa el plan de convertirla en su candidata bonaerense en 2013.

“Todos tenemos claro que no hay espacio para dos derechas. Si Michetti baja, el Colorado es boleta”, se preocupa un hombre del espacio de De Narváez. Más cerca del dirigente, en cambio, se muestran más confiados: incluso piensan que podrían competir en 2013 para ver quién será el que encabece en 2015. “La hicieron bajar al Carnaval de Lincoln. Pero no va a ser tan fácil: va a tener que explicar si la nueva política es ser vicejefa, renunciar y ser diputada, después ir por la provincia”, cuestionaron cerca del empresario. Ante la posibilidad de que se lance, De Narváez oscila entre la confrontación y la seducción (como cuando dijo que la oposición podría tenerla de líder a ella, a Macri o a él).

En tanto, persiste una interna entre los seguidores del Colorado que piensan en Macri y los que quieren apostar al PJ disidente. Los dos sectores sinceraron sus posiciones en un asado en la casa de Osvaldo Mércuri, hace algunas semanas. El está entre los últimos, junto con Mónica López y el petrolero Alberto Roberti. Entre los pro Macri se encuentran José Scioli, Alfredo Atanasoff y Mauricio D’Alessandro. Para calmar las discusiones, De Narváez planteó: “Nuestra decisión es fortalecer internamente. Recorrer la provincia. No va a haber nada más por bastante tiempo. Van a pasar caudales de agua tremendos bajo el puente antes de que acordemos algo”. En tanto, el Colorado mira a Michetti. Y duda.

Compartir: 

Twitter
 

Michetti y De Narváez se cruzaron en un café y charlaron sobre candidaturas para el 2013.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.