ECONOMIA › AVANZAN ACUERDOS CON TERMINALES E IMPORTADORES DE AUTOS Y CAMIONES

Sumar divisas a todo motor

La automotriz Renault Trucks, que opera en el país como importadora de camiones, se comprometió a equilibrar su balance comercial en este año. El automotor es el complejo industrial más deficitario. En 2011, el rojo comercial llegó a seis mil millones de dólares.

 Por Javier Lewkowicz

El Gobierno avanzó en su intención de equilibrar el balance de divisas por empresa, al cerrar ayer un acuerdo con la automotriz Renault Trucks, que opera en el país como importadora de camiones. La compañía forma parte del Grupo Volvo y adquiere del exterior vehículos por unos 60 millones de dólares al año. En la reunión que representantes de la firma mantuvieron ayer con el ministro de Economía, Hernán Lorenzino su par de Industria, Débora Giorgi, y los secretarios de Comercio Interior y Exterior, Guillermo Moreno y Beatriz Paglieri, se comprometieron a no distribuir dividendos, aumentar la inversión e incrementar exportaciones, con lo cual cerraría el año con un balance positivo de 700 mil dólares.

El automotor es el complejo industrial más deficitario, ya que en 2011 el rojo comercial llegó a seis mil millones de dólares entre empresas terminales y autopartistas, según datos del Ministerio de Industria. Sin embargo, sectores como sustancias y productos químicos (con fuerte peso de los fertilizantes), equipos de radio, TV y comunicaciones y maquinaria y aparatos electrónicos también generan una importante sangría de divisas.

El grueso de los acuerdos para equilibrar la balanza comercial por empresa se dio en el sector automotor. Las terminales radicadas y empresas importadoras aseguraron que equilibrarán sus cuentas externas, aunque con diferente lógica en cada caso. Las automotrices con fábrica en el país se comprometieron en general a aumentar sus exportaciones de vehículos y asociarse con autopartistas locales, mientras que las importadoras, en cambio, ofrecieron ayudar a exportar productos de cualquier índole, como algunas commodities agroindustriales.

Según datos de la cartera industrial, todos los acuerdos consolidados con las automotrices permiten una mejora en la balanza del sector de 4150 millones de dólares. De ese modo, el déficit en autos terminados de 3300 millones en 2010 pasaría a 850 millones de dólares de superávit. Cabe destacar que el bajo contenido local en los autos implica que mayores exportaciones de vehículos terminados pueden impactar de forma desfavorable en la balanza comercial autopartista. Por eso resulta fundamental, dado el grado de desarticulación del sector de las terminales con autopartistas, presionar a las multinacionales automotrices a modificar su política de provisión de partes, piezas e insumos en favor de los productores locales. En ese sentido, en la reunión que esta semana se celebró entre distintos funcionarios del gobierno nacional y la secretaria de Comercio Exterior de Brasil, Tatiana Prazeres, se planteó la posibilidad de aunar criterios con las autoridades del país vecino para sentarse a negociar con las terminales en forma coordinada.

Renault Trucks es una comercializadora de camiones, que opera por un monto anual de unos 60 millones de dólares. El convenio que cerró ayer con el Gobierno incluye varios compromisos. Por un lado, explicaron desde la cartera industrial, la firma tiene una planta de ensamblaje en Uruguay, que adquiere neumáticos a la firma Fate en Brasil. Ahora, la subsidiaria de Fate que está instalada en la Argentina le venderá a Renault Trucks en Uruguay. Por otro lado, la importadora de camiones se comprometió a realizar inversiones por cuatro millones de dólares en la autopartista Dana, que a su vez aportará otros dos millones, para “desarrollar cadenas y sistemas de suspensión y dirección”, señalan en Industria. También la automotriz invertirá más de 2 millones de dólares en la autopartista Tassarolli, que es forjadora y está integrada verticalmente a Dana. En total se incrementarían las exportaciones por 20 millones de dólares entre ambas firmas autopartistas en el primer semestre del año y de 25 millones en la segunda parte de 2012 a través de otros proveedores, mientras que la automotriz no distribuirá dividendos por 18 millones de dólares obtenidos en 2010 y 2011, indica el convenio firmado ayer.

Ese documento, al igual que todos los acuerdos hasta aquí firmados, contiene un balance mensual donde se especifican los compromisos asumidos. Si no se cumpliera alguno, la empresa deberá reducir importaciones. “En junio todo vuelve a cero y se tendrá que mostrar que fue cumplido lo acordado”, advirtió Giorgi en la reunión.

Compartir: 

Twitter
 

Renault Trucks se comprometió a no distribuir dividendos, aumentar la inversión y las exportaciones.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared