EL PAíS › GABRIELA CERRUTI, LEGISLADORA PORTEñA DE NUEVO ENCUENTRO

“La candidata puedo ser yo”

 Por Werner Pertot

Este verano la encontró a Gabriela Cerruti acampando con su pareja junto al río Quilpo, en San Marcos Sierra. “Por suerte fue antes de la crecida”, comenta la diputada porteña de Nuevo Encuentro. En diálogo con Página/12, la legisladora considera que la oposición porteña debe replantearse su estrategia tras la victoria de Mauricio Macri con el 64 por ciento el año pasado. También advierte que la denuncia de Daniel Filmus “fue un triunfo de Durán Barba”, porque desvió el eje de la campaña. Cerruti deja entrever que se debe pensar en un nuevo candidato para 2015. “Puede ser Juan (Cabandié), puedo ser yo”, sugiere.

–¿Macri tiene más vetos o días de vacaciones?

–Tuvo 106 vetos. Y 240 días de viajes (no vacaciones). Pero anda medio parejo si contás los días de vacaciones.

–¿Qué opina de la defensa del joyero que hizo el jefe de Gobierno?

–Lo que hizo fue defender la ilegalidad. Porque la legalidad es que la Justicia determine si fue legítima defensa. Esto lo comenté en Twitter y la cantidad de amenazas que recibí no las había recibido ni después de la entrevista a Astiz. Evidentemente, Macri sabe que está conectando con lo peor de la sociedad. Apela a un sentimiento facho.

–¿Cómo ve las idas y venidas con el subte?

–Hay una gran confusión: el subte es de la ciudad y eso nunca estuvo en discusión. En su momento, quedó en manos del gobierno nacional por un acuerdo que hizo Grosso con Menem. Los subtes están concesionados a una empresa privada, que cobra la tarifa y debería hacer las inversiones. A esta empresa no la controló el gobierno nacional y tampoco la controla Macri. Mientras discuten, el señor Roggio se mata de la risa. Tenemos que lograr que cumpla. Y si no, que se haga cargo la ciudad del subte.

–¿Qué piensan hacer desde la oposición con el incumplimiento sobre las 31 obras que tenían que hacer con los fondos de Catalinas Norte?

–La oposición en la Legislatura debería buscar mecanismos de control de la ejecución presupuestaria y no quedarse sencillamente en la denuncia. No deberíamos poner el énfasis en discutir obras más u obras menos, porque la ciudad está creciendo por cómo está creciendo el país. No deberíamos tener una discusión con Macri sobre la gestión, sino sobre si tenemos un jefe de Gobierno que cree que tenemos que matarnos por la inseguridad y echar a los inmigrantes. No nos tendríamos que centrar en ser auditores de la gestión, después de unas elecciones porteñas donde se votó en contra del gobierno nacional.

–¿El 64 por ciento fue contra el gobierno nacional?

–Sí, la oposición se confundió –nos confundimos– al creer que esto era una gestión municipal y teníamos que discutir cuántas veredas y cuántos subtes se habían hecho. Y en realidad esto era un discusión política, con Macri plantándose como el candidato de la derecha contra el kirchnerismo en 2015. Lo que tenemos que discutir es si queremos un Estado que no controle a las empresas, donde se hacen ricos a costa del Estado. O si queremos una ciudad democrática, donde la vida en el sur tenga el mismo valor que en el norte, donde estemos integrados a un proyecto en América latina.

–¿La denuncia de Filmus contra Durán Barba también fue un error?

–Fue un triunfo de Durán Barba. El explica que hace estas campañas porque hacen quebrar psicológicamente al otro candidato.

–¿Usted dice que lo quebró psicológicamente a Filmus?

–No digo a él como persona. Pero corrió el eje: logró que la discusión se centrara en si Filmus era o no amigo de Schoklender. Terminamos discutiendo eso, defendiéndonos, en lugar de explicar nuestras ideas.

–¿La ley antiterrorista trajo tensiones dentro del kirchnerismo?

–En nuestro espacio, tenemos diferencias: estoy en contra de que se haya apoyado la ley antiterrorista, porque retrocede muchísimo y no tiene que ver con la política de derechos humanos que defendemos. Tenemos que pedir que se derogue. También hay que clarificar el Proyecto X de Gendarmería. Y tenemos que dar el debate por la minería a cielo abierto.

–¿Piensa que habría que avanzar hacia un bloque único en la Legislatura?

–Esa es una discusión del espacio kirchnerista y sus aliados en general. Un espacio que podría contenernos a todos no existe hoy y tenemos que construirlo. No podemos hoy plasmarlo en un único bloque en la Legislatura si no existe fuera. Y esto no es sólo en la ciudad: en la provincia hay compañeros que no se sienten representados por Scioli.

–¿Usted querría ser la candidata de ese espacio a jefa de Gobierno?

–Tenemos que tener los mejores candidatos en 2015. Estoy yo, está Juan y los que aparezcan.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.