EL PAíS › CRUCES ENTRE LOS MAESTROS Y EL GOBIERNO DE MACRI

La tensión no afloja

Tras la abrupta suspensión del último encuentro de la paritaria docente porteña, las posturas del Gobierno de la Ciudad y los gremios no parecieron suavizarse ayer. El ministro de Educación, Esteban Bullrich, instó a los sindicatos docentes a flexibilizar su posición ante la propuesta del 20 por ciento de incremento salarial, mientras que el titular de UTE-Ctera, Eduardo López, advirtió que “habrá un acuerdo si no nos discriminan”.

Bullrich aseguró no haber perdido el contacto individual con representantes de algunos de los 17 sindicatos docentes que tienen incidencia en territorio porteño, después del abrupto pase a cuarto intermedio que sufrió el encuentro del lunes, aunque insistió en el rechazo del pedido de los docentes, que solicitan un incremento del 29 por ciento del salario mínimo. La propuesta que el Ejecutivo porteño llevó a la mesa de negociación no superó el 20 por ciento de aumento, oferta que los gremios rechazaron. Las paritarias quedaron suspendidas sin fecha de reanudación y el inicio de las clases, previsto para el martes próximo, está en el centro de las miradas, al igual que la paritaria nacional, que aún no llegó a un acuerdo para 2012 (ver aparte).

“No se condice con la realidad económica”, planteó Bullrich sobre el reclamo docente e insistió en que “hay una postura del lado de los sindicatos de no moverse del punto que plantearon, de esa manera es difícil llegar a buen puerto”. En tanto detalló que la propuesta oficial se estiró hasta un 20 por ciento de incremento, que llega a 21 con materiales, argumentó.

El secretario general de UTE-Ctera dijo estar a “disposición” para que el ministro reconvoque las paritarias. Recordó que los maestros mantienen el reclamo de un aumento que lleve el salario inicial a “3100 pesos”, mientras que el gobierno encabezado por Mauricio Macri “ofreció 2850 pesos, más 150 en concepto de presentismo”. Para López, “hay que subir un poco más el salario porque no hay quienes quieren abrazar la profesión de maestros”. Además expresó estar “esperanzado en que si no discriminan y tratan de acordar, las clases comiencen normalmente”.

Algunos gremios, como Ademys, repudiaron los supuestos “encuentros individuales” de los que habló Bullrich ayer, a los que calificaron de “negociaciones paralelas con sindicatos que le son útiles a su estrategia de dividir a la comunidad educativa”. En ese sentido agregaron que no aceptarán aumentos escalonados, determinación a la que se sumaron los profesores de educación física de Atufe.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.