EL PAíS › NUEVOS RESPALDOS DESDE EL GOBIERNO AL VICEPRESIDENTE, AMADO BOUDOU

Apoyos y gestos de confianza

La ministra Nilda Garré se quejó porque “desde algunos medios” manipularon sus declaraciones y ratificó su “confianza” en el vicepresidente. El ministro Julio De Vido y el senador Miguel Angel Pichetto también respaldaron a Boudou.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, y la ministra de Seguridad, Nilda Garré, ratificaron su respaldo a Amado Boudou, luego de la conferencia de prensa en la que el vicepresidente denunció un ataque “institucional” y criticó a la Justicia por filtrar información de la causa en la que se investiga si favoreció a la ex Ciccone Calcográfica. Los integrantes del gabinete criticaron la actitud de los medios. “Estos multimedios monopólicos, que sólo son la expresión de los intereses de las corporaciones, lanzaron una operación contra el vicepresidente”, advirtió De Vido. Por su parte, Garré aseguró que manipularon sus declaraciones para mostrarla como enfrentada a Boudou.

“Creo en Boudou y también en su relato”, señaló ayer De Vido, tras manifestar que compartía “plenamente” lo que expresó el vicepresidente en su exposición ante la prensa en el Senado. Luego sostuvo que se trata de maniobras para “condicionar este proceso de transformación que iniciamos en mayo de 2003”.

“A varios hombres y mujeres de este proyecto nos ha tocado ser víctimas de verdaderas persecuciones mediáticas a partir de causas judiciales que se arman con recortes periodísticos y después quedan en la nada porque se comprueba que son absolutamente falsas”, advirtió.

El ministro salió en defensa de Boudou con un comunicado, mientras que Garré llamó a una rueda de prensa en la sede de Seguridad. Allí, aludiendo a la cobertura de los multimedios sobre sus declaraciones elogiosas del juez Daniel Rafecas, que está a cargo de la causa Ciccone, dijo que “desde algunos medios se manipula información y se sacan declaraciones de contexto y las manejan como un enfrentamiento entre posiciones”.

La ministra había dicho que sentía por Rafecas “mucho respeto” y aunque había dado al mismo tiempo su apoyo a Boudou, sus dichos fueron tomados para plantear que había un “enfrentamiento” en la Casa Rosada. Ayer, Garré lo desmintió. “No soy yo quien debe opinar sobre el caso porque no conozco la causa (Ciccone) ni los contenidos”, agregó. “Parto de la base de mi confianza en el vicepresidente.”

También se refirió a la cuestión sobre quién filtró a los medios la información de que habría un allanamiento a un departamento del vicepresidente en Puerto Madero. En ese sentido, defendió a la Gendarmería. Más allá de que contó que había pedido un “informe minucioso” para deslindar las responsabilidades, sostuvo que la dirección del lugar a allanar estuvo “totalmente encriptada” por la fiscalía, es decir que los gendarmes se enteraron del lugar al que irían para hacer el operativo minutos antes de concretarlo. Para Garré, por esto no hay forma de que la filtración haya salido de la Gendarmería y hay que buscar la filtración en los tribunales.

Otra voz que desde el kirchnerismo advirtió sobre el armado de una operación para perjudicar al Gobierno fue la de Miguel Angel Pichetto. El jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria criticó el allanamiento al recordar que ese tipo de medidas son adoptadas por la Justicia ante la presunción de que hay altas probabilidades de hallar pruebas, pero “no fue el caso y tampoco hay que perder de vista que Boudou no está imputado”.

“Como si fuera poco, la documentación que buscaban, como un pago de expensas, podrían haberla solicitado sin llegar a este punto. Si al fin de cuentas era un departamento alquilado a un tercero y que estaba vacío, podrían haber pedido documentación al consorcio.”

Para Pichetto, Rafecas “no puede desconocer que cuando se filtran hechos al espacio comunicacional se ensucia la figura del involucrado”. El senador consideró que el operativo “sólo sirvió para producirle un gran perjuicio personal al vicepresidente, dado que su accionar y conducta quedaron manchadas con una medida que, en el marco del pensamiento social, profundiza la sospecha y lesiona la imagen aunque en definitiva no ocurra nada”.

“No hay que perder de vista que los medios que difundían de manera inexacta un operativo en la casa de Boudou son los mismos para los que siempre toda la culpa la tiene el Gobierno, es por eso que después de esto necesitamos un debate más profundo acerca de los medios y de lo que comunicamos; sin censuras, pero sí exigiendo absoluta responsabilidad.”

Compartir: 

Twitter
 

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, y el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.