EL PAíS › INTENTAN CONVENCER A MOYANO DE QUE DECLINE SU CANDIDATURA

En campaña para que se baje

La movida corre por cuenta de los 48 gremios que pidieron que el camionero dé un paso al costado y plantearon que en la futura conducción de la CGT “nadie debe sobresalir del conjunto”. En nombre de la unidad sindical, le pedirán que no se presente a la reelección.

 Por Julián Bruschtein

El antimoyanismo continúa con su campaña para que el líder de la CGT, Hugo Moyano, desista de su candidatura para continuar al frente de la central obrera. “Vamos a intentar hablar y persuadirlo para que se reúna con todos los sectores gremiales de la CGT, con el objeto de lograr una futura conducción colegiada”, aseguró ayer Roberto Fernández, secretario general de la Unión Tranviarios Automotor. La iniciativa surge un día después del plenario que reunió a todos los sectores internos –48 gremios– de la CGT menos el moyanismo.

“La mayoría de los gremios presentes en la reunión de anoche (por el martes) en Luz y Fuerza coincidimos en que deben dejarse de lados los personalismos y que la futura conducción de la CGT debe diseñar en consenso las políticas en defensa de los intereses de los trabajadores”, destacó el dirigente del gremio de los colectiveros, reforzando el escrito que firmaron en la reunión en el que apuntaron a una central “con un nuevo estilo de conducción” y “sin personalismos”. En el encuentro definieron que sean Fernández y el estatal Andrés Rodríguez quienes encaren la tarea de intentar convencer al camionero de que decline su candidatura en nombre de la unidad sindical.

La interna de la CGT por ahora se trata en buenos términos entre los distintos actores. Por un lado, Moyano anunció su pretensión de renovar su mandato por un nuevo período el mismo día que impuso la fecha para elegir autoridades. El Confederal se realizará el 12 de julio –cuando vence el mandato del líder camionero– en un lugar a definir y donde participarán casi dos mil delegados que votarán la nueva conducción. En la otra punta se unieron los Gordos, que representan a los gremios grandes y practican el antimoyanismo explícito; los independientes, que mantienen una postura intermedia; el barrionuevismo, que se encuentra fuera de la CGT, pero la expectativa electoral lo acercó nuevamente, y sectores no alineados como los mecánicos de Smata y la Unión Obrera Metalúrgica que encabeza Antonio Caló, uno de los pocos nombres en escena para reemplazar a Moyano.

“Haciendo una cuenta por encima tenemos cerca de 1200 delegados al confederal y Moyano no pasa de 600. Falta mucho, pero es difícil que las cosas se den vuelta”, señaló a Página/12 un alto dirigente sindical agrupado en el sector antimoyanista. “Si inflan los padrones va a haber una catarata de impugnaciones en la Inspección General de Justicia”, agregó, aludiendo a los dichos de los moyanistas acerca de la cantidad de delegados que tiene que cada uno.

“A través del debate y el consenso es que jerarquizaremos a la futura conducción de la CGT, a la vez que brindaremos a la sociedad la real imagen de un movimiento obrero unido”, señaló el dirigente del sindicato de colectiveros preanunciando el futuro de la central obrera. En ese sentido, el líder de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, señaló que “había una diferencia muy grande de lo que queremos a lo que tenemos” y destacó que tenían “cuatro o cinco candidatos, que no quiero nombrar para no tener un desgaste”. Entre los nombres que circulan se encuentra en primer lugar el de Caló, que cuenta con el respaldo que le dieron los delegados metalúrgicos de todo el país en un congreso realizado la semana pasada; el mecánico Ricardo Pignanelli y el estatal Rodríguez.

Compartir: 

Twitter
 

A pesar de que muchos gremios lo resisten, Hugo Moyano ratificó que irá por su reelección.
Imagen: Luciana Granovsky
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.