EL PAíS › LA INTERNA DE RODRíGUEZ LARRETA Y VIDAL PARA BUSCAR LA JEFATURA DE GOBIERNO EN 2015

La novela del macrismo por la sucesión

El jefe de Gabinete y la vicejefa de Gobierno porteño aspiran a suceder a Macri. Los dos tienen también una posible rival común, Gabriela Michetti. En una primera pulseada, Larreta logró imponerse en la conducción del PRO en la Ciudad y Vidal quedó segunda.

 Por Werner Pertot

Algunos en el PRO dicen que es la interna que vendrá. Otros aseguran que ya llegó. Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal ya no son mentor y discípula. Los dos son figuras del PRO que tallan para ocupar la Jefatura del Gobierno porteño en 2015. En el entorno de ambos niegan que haya diferencias entre el jefe de Gabinete y la vicejefa. Otros sectores señalan disputas de poder y hasta una discusión subida de tono. Versiones aparte, los dos tienen en este momento una adversaria en común: Gabriela Michetti, quien todavía no decidió si se pasará a la provincia de Buenos Aires o seguirá en la pelea porteña hacia el 2015. Por lo pronto, Larreta consiguió reemplazarla en la conducción del PRO Capital y Vidal quedó en el segundo lugar. Eso sí, negociaron por separado.

La pelea por los lugares en el PRO Capital puede parecer una discusión menor, pero insumió a los macristas una semana de reuniones trasnochadas, con dos pedidos de prórroga a la Justicia. Por Larreta, intervino en la negociación el secretario de Gestión Comunal, Eduardo Macchiavelli, mientras que a Vidal la representó Federico Salvai, jefe de Gabinete del Ministerio de Desarrollo Social.

La aparición de dos negociadores en lugar de uno puso en escena que la vicejefa ya no es “del riñón de Larreta”, sino que tiene un peso propio en el PRO. En el sector de Gabriela Michetti recelaban de esta división: “Puede ser también una estrategia de negociación para tener más cargos”. Cerca de Vidal buscaban dar la impresión de que negociaron en tándem: “El objetivo de Horacio y María Eugenia era quedarse con la mayoría de los cargos del partido, y eso lo logramos”. Quien debió sacrificar sus aspiraciones fue el ministro de Educación, Esteban Bullrich: renunció a conducir la asamblea general del partido, que quedó en manos del joven PRO Francisco Quintana, más cercano a Michetti.

Vidal se formó en el Grupo Sophía, de Larreta. Cuando Mauricio Macri la eligió como compañera de fórmula, fue interpretado como un aval al jefe de Gabinete. Sin embargo, el tiempo pasó y nadie duda de que hoy la vicejefa tiene un perfil que se posiciona para el 2015, aunque en su entorno advierten que nunca dijo que quiera ser jefa de Gobierno.

Un ejemplo de cómo hizo valer ese peso propio algunos lo ven en la elección de la ministra de Desarrollo Social. En el PRO señalan que Larreta se inclinaba por designar allí a Soledad Acuña, pero Vidal intercedió para ubicar en ese cargo a alguien de su ala: Carolina Stanley. Su marido, Federico Salvai, fue el negociador de los cargos para el espacio de la vicejefa. “En la gestión, Horacio estaba acostumbrado a manejar los hilos; ahora ella se mete en todo”, interpreta un hombre de trato diario con varios ministros.

En los mentideros del PRO hace semanas que se habla de una pelea entre Larreta y Vidal a raíz de su crecimiento como eventual candidata. El relato más detallado se asemeja a una telenovela venezolana y fue contado a este diario por dos fuentes del macrismo. Esa versión indica que el diálogo ocurrió hace tres semanas: “En el medio de una discusión entre ellos, él le dijo: ‘Tus aspiraciones van a tener que esperar. El próximo jefe de Gobierno soy yo’. Vidal le contestó que ella tenía el derecho directo de serlo, porque era la segunda en sucesión. Y que ella gestiona más que él”, relató un alto dirigente del PRO.

“Larreta estaba acostumbrado a que ella siempre cediera. Cuando lo desafió, estalló todo”, sostenía otra de las fuentes. Tanto en el larretismo como en el vidalismo negaron la existencia de este diálogo y señalaron que Vidal y Larreta tienen una “excelente relación”.

Tercera en discordia

“La rival de Larreta no es Vidal: es Michetti”, aclaraban cerca del jefe de Gabinete. “Ese sector puede tener interés en promover que Horacio y María Eugenia están peleados”, indicaban en el entorno de Vidal. Lo cierto es que, si hay resquemores sobre el 2015 entre la vicejefa y el jefe de Gabinete, los dos tienen en claro que hoy comparten una adversaria. Michetti está en jaque por el pedido de que se postule en la provincia de Buenos Aires y abandone, así, toda esperanza de competir por la Jefatura de Gobierno porteño. “Los dos saben que si Gabriela se presenta en Capital están en problemas. Tiene más conocimiento e intención de voto”, indicaba un dirigente peronista. La salida de Capital de Michetti sería de provecho para el resto de los aspirantes del PRO a suceder a Macri. Pero hoy nada indica que ella vaya a dar el sí. Pidió tiempo hasta fin de año.

Si ese escenario se diera, lo que ocurrirá entre Larreta y Vidal es materia de discusión. “Se van a ordenar. Si tienen que discutir por la candidatura, se van a ordenar en una fórmula”, auguraba a este diario un ministro que los conoce a los dos. Cerca del jefe de Gabinete abrían el paraguas sobre lo que pueda hacer la ex discípula: “¿Si en el futuro puede ir cada uno por su camino? Y, es algo que puede ocurrir... Pero hoy no hay interna. Además, el gran elector es Mauricio”, sostenían. Además, le bajaban el precio a una posible colisión con los intereses de Vidal: a lo sumo, sería una “rival interna”, por oposición a Michetti, que representa a otro sector del PRO. O a los peronistas Diego Santilli y Cristian Ritondo, también con interés en ser candidatos a jefe de Gobierno. O el propio Bullrich, hoy aliado incondicional de Larreta.

Al michettismo, por su parte, la separación de ambos le sigue resultando sospechosa. No terminan de creerla. “Ella le debe todo. En el PRO, se vería como una infidelidad que se despegue”, señalaba una diputada macrista. “De todas formas, ella el año que viene no es candidata y Horacio está pensando en presentarse para senador. Eso lo puede poner en un lugar mejor que ella para 2015”, analizaba un funcionario cercano a Michetti. La candidatura a senador, según viene amenazando Macri, se definirá en una interna abierta: ya se anotaron Larreta, Santilli, Bullrich y Federico Pinedo.

Compartir: 

Twitter
 

En el macrismo se habla de una pelea entre Larreta y Vidal, pero cerca de ambos lo niegan.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.