EL PAIS › CINCO DE LOS PRINCIPALES ENCUESTADORES EXPLICAN EL ESCNARIO DEL BALLOTTAGE

Las estrategias para la goleada

Kirchner supera abrumadoramente a Menem en las encuestas. Los analistas lo explican por el altísimo rechazo al riojano y siguen los pasos de los candidatos: Menem hace bien en buscar alianzas, Kirchner debe mostrarse como estadista preocupado por la transparencia.

 Por Raúl Kollmann

El diagnóstico es unánime: Néstor Kirchner es claro favorito para imponerse en el ballottage que se hará exactamente en dos semanas. Cinco de los principales encuestadores consideraron que el rechazo a Carlos Menem -.tal como se preveía en los estudios anteriores a la primera vuelta.- juega ahora un papel fundamental, pero a eso se agrega que el riojano tendrá muchas dificultades para retener a los intendentes, concejales y punteros que lo apoyaron, ya que son pocos los que quieren quedar pegados a una derrota. Todos los consultores creen que, dado el cuadro más que difícil que afronta Menem, el viaje a San Luis a negociar con Adolfo Rodríguez Saá fue una jugada correcta y que tiene que intentar todas las alianzas posibles. También los consultores sostienen que Kirchner, como gran favorito, tiene que mostrar una imagen tranquila, de gobernante, y haciendo gestos hacia la transparencia (para el centroizquierda), la buena administración (para el centroderecha) y las políticas sociales (hacia adentro del peronismo). Por último, para los consultores, habrá más voto en blanco que el 27 de abril, aunque no serán niveles demasiado altos. Eso sí, el voto en blanco y nulo perjudica a Kirchner porque se trata de gente que jamás votaría a Menem.
Página/12 dialogó con Manuel Mora y Araujo, de Ipsos-Mora y Araujo; Graciela Römer, de Römer y Asociados; Hugo Haime, de Haime y Asociados; Artemio López de Equis y Eduardo Fidanza de Catterberg y Asociados. A ellos este diario les hizo cuatro preguntas.

1 ¿Cómo ve el ballottage a dos semanas?
Mora y Araujo: Kirchner tiene más chances que Menem. ¿Por cuánta diferencia? No lo sé. Menem tiene más resistencia a ser votado, tiene gente en contra y es cierto que la gente que lo vota tiene una razón: sabe por qué lo vota. Kirchner despierta mucha menos resistencia y hay dos motivos de voto: se lo apoya para que Menem no gane o se lo vota porque se lo quiere votar. En este último caso es un voto por la continuidad, por no correr riesgos y mantener un camino que esa gente cree que está funcionando.
Artemio López: Kirchner es amplio favorito. Esta segunda vuelta está dominada por la dinámica de rechazo al ex presidente Menem, tal como lo preveíamos en los estudios preelectorales. Lo que vemos hoy es producto de la paridad en la primera vuelta: sabíamos que si Menem no sacaba una diferencia importante, prevalecería el rechazó al riojano. Al vez, veo un enorme reacomodamiento interno en el peronismo: la mayor parte de los que seguían a Rodríguez Saá se han ido con Kirchner y se vienen apoyos provinciales que en la anterior elección jugaron con Menem: el caso más nítido es el de José Manuel De la Sota. Por eso, Menem puede sacar aún menos votos que en la primera vuelta. O sea que estamos ante un rechazo muy mayoritario a Menem de los independientes y un vuelco a Kirchner de muchos de los que dentro del peronismo no lo apoyaban antes. La combinación de esos dos factores lo convierte en un nítido favorito.
Graciela Römer: Kirchner es, sin lugar a dudas, el gran favorito. Tal como venimos obteniendo en los estudios preelectorales en los que estudiábamos escenarios de polarización; la segunda vuelta es un espacio de competencia muy desfavorable para Carlos Menem. Más allá de los acuerdos de cúpula que se puedan concretar, no parece que las bases de los electorados de López Murphy y Rodríguez Saá adhieran a la eventual decisión favorable de los dos candidatos a seguir a Menem. Aun la parte del electorado de López Murphy más afín a Menem que a Kirchner encuentra una barrera ética e institucional que lo lleva a no votar al ex presidente. Muchas de las adhesiones que el ex presidente esperaba después de la primera vuelta, a partir de gobernadores, intendentes o concejales prescindentes, no seconcretan ni se van concretar. Más bien se alinean alrededor de quien tiene más posibilidades de ganar, que es Kirchner.
Hugo Haime: No se puede hablar todavía de números, entre otras cosas porque va a depender de la cantidad de votos positivos haya. Cuanta más gente vote, más posibilidades tiene Kirchner de sacar una diferencia amplia. Y cuanto más restringida quede la elección a una interna del PJ, más chances tiene Menem. Las probabilidades para Menem son muy escasas, pero la diferencia va a estar marcada por cuánta gente vote y cuánta lo haga en forma positiva.
Eduardo Fidanza: Kirchner va a ganar por una diferencia importante. Eso no va a tener variaciones, a menos que suceda algo inesperado. La base es el clima que existe en la sociedad en contra de Carlos Menem. Veo una tendencia en la sociedad a despedirlo, a considerarlo una figura histórica.

2 ¿Qué debe hacer Menem?
Mora y Araujo: Menem tiene un desafío mayúsculo, un esfuerzo titánico en pocos días. Tiene que inventar algo nuevo, muy sorprendente, algo que por ahora no se ve que haga. La visita a Rodríguez Saá, por ejemplo, fue imprescindible, porque si no consigue los votos de Rodríguez Saá está perdido. Además, fue humilde, no se hizo el arrogante. Me parece más un gesto hacia el electorado de Rodríguez Saá que una verdadera negociación, porque era obvio que la negociación era muy difícil, casi imposible. Insisto, fue un gesto importante de Menem hacia el electorado del puntano. Además, el ex presidente no tiene otro remedio que trabajar en simultáneo tanto con los electorados de Rodríguez Saá como con el de López Murphy, y en todo caso la gente de López Murphy que esté dispuesta a votarlo no dejará de hacerlo porque haya ido a San Luis. El gran problema es que debe lograr impactos del máximo nivel.
Graciela Römer: Hay dos ejes que marcaron la ubicación de Menem: gobernabilidad y capacidad para sostener el orden público. A partir de las expectativas ganadoras de Kirchner y la ampliación de las adhesiones al santacruceño, el argumento de la gobernabilidad perdió peso en Menem y se
traslada a Kirchner. En lo que todavía puede sostenerse es en la cuestión seguridad pública. Acá también tiene un techo: ese es un argumento hacia el interior del peronismo, pero el argumento de la mano dura no cae tan bien en la clase media más independiente. La estrategia de campaña negativa, por ejemplo Kirchner es Cuba, es importante para Menem, pero a la gente no le gusta demasiado. Ubicar a Kirchner en una posición marginal al sistema parece poco creíble.
Hugo Haime: Tiene que intentar restringir el electorado lo más posible, tratando de mostrar que esto es una interna del peronismo. La movida de ir a ver a Rodríguez Saá es relativamente buena porque sigue poniendo el acento en la interna del PJ. Tiene un problema, que buena parte de los votantes del puntano vienen de votar a la Alianza y es un electorado difícil para Menem. Decir que Kirchner es Cuba o que es la inseguridad puede caer bien en el electorado de López Murphy y allí también tendrá que hacer eje en que habrá más gobernabilidad con él que con Kirchner.
Artemio López: Tiene pocas alternativas. Le conviene buscar acuerdos como el que intentó con Rodríguez Saá, o sea que necesita ir por más. También la política de desconocer los resultados, denunciar el fraude y quitarle legitimidad a la votación parecen ser una táctica que va a desarrollar. En este terreno coincido con un diagnóstico enunciado por Rosendo Fraga: cuando Menem pretendió la re-reelección, Duhalde lo amenazó con un plebiscito en el que el riojano iba a perder como ahora, 65 a 35 por ciento, y en esa ocasión Menem se bajó, tomó una salida lateral. Es sólo un antecedente, pero no debe dejar de mencionarse.
Eduardo Fidanza: La segunda vuelta obliga a redefinir alianzas y buscarla con Rodríguez Saá está dentro del espíritu de este sistema. No se puede hacer una observación crítica a su viaje a San Luis. Si la cultura de los dirigentes argentinos fuera más elevada de lo que es, debería hacerse el debate, porque es habitual en cualquier democracia del mundo. En este caso, además, es bueno para Menem pelearle a Kirchner que ese debate se haga.

3 ¿Qué debe hacer Kirchner?
Mora y Araujo: Tiene que hacer lo menos posible. El sí arriesga bastante si se equivoca y cuando diga algo que le cae mal a algún segmento, ese segmento podría ir al voto en blanco. Una campaña de perfil relativamente bajo le viene bien.
Artemio López: Kirchner debe mantener una campaña de baja intensidad. Muchos dicen que el secuestro de Macri, por ejemplo, lo perjudica. Yo no veo que eso tenga influencia, básicamente porque la gente no percibe en forma clara qué hay detrás de ese secuestro. Ojo que también el electorado independiente tiene una postura ambivalente: tiene miedo y rechaza a los delincuentes, pero también le tiene miedo y desconfianza a la policía. Además se sabe que el primer secuestro los Macri lo sufrieron durante el gobierno de Menem.
Graciela Römer: Creo que Kirchner tiene que mantener una presencia permanente, pero sin desbordes. Es el candidato ganador. En su discurso tiene que encontrar un punto de intersección entre las demandas de cambio que expresa su propio electorado, sobre todo en el tema económico-social, y las demandas de cambio en lo político-institucional que provienen del electorado de Elisa Carrió y López Murphy. Tiene que mostrar que encarna un nuevo estilo de gestión política.
Hugo Haime: Tiene que hacer una campaña que lo muestre como presidente de todos los argentinos. Al centroizquierda deberá darle garantías de una política anticorrupción y políticas progresistas y hacia el centroderecha tiene que mostrar capacidad de gestión y buena administración y hacia el justicialismo mostrar políticas sociales. Tiene capacidad para hacer eso. Encarna al progresismo, lo tiene a Lavagna como un soporte económico y tiene el apoyo de Duhalde y los gobernadores que han encarado una política social.
Eduardo Fidanza: Es el favorito, entonces su campaña tiene que ser más distendida, menos de confrontación y más dirigida a los independientes, sin connotaciones partidarias. Búsqueda de consensos.

4 ¿Evalúa que habrá mucho o poco voto en blanco?
Mora y Araujo: No está claro todavía. Presumo que va a aumentar aunque no se sabe cuánto. Gran parte de la extrema izquierda y una parte del voto que fue a López Murphy van a ir al voto en blanco. También puede ir al voto en blanco una parte muy menor del ARI. Obviamente que a Menem le conviene el voto en blanco y no que voten en contra de él.
Graciela Römer: El voto en blanco es una incógnita en estas elecciones. Se redujo en la primera vuelta, no porque la política sea un jardín de rosas o que la oferta electoral devino en algo aceptable, sino porque la gente ejerció el poder de su voto. Ahora, el voto en blanco va a depender de si existen estímulos de los candidatos, si hay intensidad en la campaña y en la capacidad de Kirchner de mostrar que la segunda vuelta es algo más que una interna peronista.
Hugo Haime: Es prematuro dar una idea sobre la proporción de votos en blanco. Hay que esperar las primeras mediciones, pero sin duda habrá más voto en blanco que en la primera vuelta y más abstención.
Artemio López: Comparado con los niveles de la primera vuelta, puede crecer. Pero no será mucho. Sucede que Menem despierta rechazos y amores,por decirlo de alguna manera, Menem es convocante para ir a votar, a favor o en contra.
Eduardo Fidanza: Comparado con la primera vuelta, habrá más voto en blanco, pero la gente lo va a considerar un voto desperdiciado y que favorece a Menem. Por ello habrá niveles altos de voto positivo. No me sorprendería un voto en blanco del 10 por ciento de voto en blanco o nulo. Hay que considerar, de acuerdo con las investigaciones preelectorales, que existen sectores independientes y radicales que no votan al peronismo y parte de esos sectores van a optar por no elegir a ninguno de los dos candidatos que propone este ballottage.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.