EL PAIS › LA PRESENTACION DE LA FISCALIA PARA SOLICITAR QUE A BLAQUIER SE LE RETIRE LA EXENCION DE PRISION

Las razones del pedido de detención

El fiscal basó su solicitud en la decisión del juzgado de ampliar la indagatoria a Blaquier por homicidio y en las nuevas pruebas que muestran la colaboración del Ingenio Ledesma con Gendarmería.

 Por Alejandra Dandan

Pedro Blaquier está con una exención de prisión desde mayo de este año. A pedido de sus defensores y con el acuerdo de la fiscalía federal de Jujuy, el juez Fernando Poviña le otorgó ese beneficio antes del ya muy lejano primer llamado a indagatoria. Pasó el tiempo y nuevas pruebas cambiaron el escenario. En ese contexto, el fiscal ad hoc de la causa Pablo Pelazzo presentó el viernes pasado un pedido de detención para el empresario. Menciona dos razones: la decisión del juzgado de aceptar ampliar la indagatoria por homicidio, una figura que no es excarcelable. Y el aporte de nuevos documentos –algunos de los cuales presentó este diario en su edición de ayer– que muestran al Ingenio Ledesma ingresando camiones al Escuadrón 20 de Gendarmería de Orán el 24 y 25 de marzo de 1976, entre otras fechas. Los camiones trasladaron gendarmes, en una estructura que funcionó como centro clandestino de detención. El juez Poviña a partir de hoy deberá valorar el pedido para ver si altera las razones del beneficio.

“En fecha 17 de mayo de 2012, mediante dictamen fiscal, se consideró que podía concederse al imputado el beneficio de exención de prisión manteniendo vigente la prohibición de salir del país sin autorización judicial”, explica el fiscal en el escrito. “No obstante, han variado diametralmente las circunstancias tenidas en cuenta en aquel momento.” En ese dictamen, se “tuvo presente” que “al decir de los abogados defensores” Blaquier “no pertenecía a las fuerzas de seguridad ni al aparato represor que gobernaba por entonces, siendo ajeno a toda decisión u orden impartida a los integrantes de la fuerza de seguridad para cometer delitos de lesa humanidad”. Pero, sigue el escrito, “contrariamente a lo expresado, de las copias certificadas del Libro de Guardia del Escuadrón 20 Orán de Gendarmería Nacional” que acaban de presentarse surgen indicios que señalarían que, “en su calidad de presidente de la Empresa Ledesma S.A.A.I., Blaquier facilitó a los miembros de las Fuerzas Armadas y de Seguridad los medios de transporte pertenecientes a dicha compañía, que fueron utilizados para trasladar a los ilegalmente detenidos”.

Los documentos son del Libro de Guardia del centro clandestino de detención que funcionó en el Escuadrón 20 de Orán, provincia de Salta. El fiscal recuerda que, para el 13 de abril de 1976, el Libro señala el regreso del “camión 1114 Mercedes Benz 01021 conducido por el cabo 1 Horacio Santander del Ingenio Ledesma” llevando 500 litros de nafta y mil litros de gasoil. Una hora después, se presentaron el “sargento ayudante Nicolás Bogado; cabo Simón Miranda; sargento Angel Soto del grupo Ledesma, en vehículo particular”. El 24 y 25 de marzo de 1976 “salen las camionetas pertenecientes al Ingenio Ledesma Nros. 59 y 69 conducidas por los señores Bernabé Flores y Ramón Bacena con destino a Aguas Blancas y Urundel respectivamente”. Y la foja 198/199 señala: “Regresa camioneta del Ingenio Ledesma N 69 conducida por Ramón Bacena de la Sección Aguas Blancas y el Alférez Fociad”.

Un dato que surge de la lectura del Libro es el modo en el que se hicieron los registros: los vehículos de Ledesma se listaron de la misma manera que los móviles del Ejército: unimovs, jeeps, patrulleros y camiones que a la luz de las actas hicieron numerosos movimientos esos días. En todos los casos, incluso con Ledesma, señalan: número de identificación; destinos y nombre de los choferes, incluso los civiles. Pese a que no dicen qué estaban haciendo ahí esos camiones, para la fiscalía el valor de la prueba está dado por el contexto que determina el propio Libro.

“Esto es una prueba documental que refuerza de forma indiciaria el traslado de prisioneros”, dice Pelazzo a Página/12. “Está mostrando cómo vehículos de la empresa van a un centro clandestino. ¿Y a qué iban? ¿A llevar comida a los detenidos? ¿A llevar algo para un catering o a llevarlos a ellos? En principio el contexto indica que iban a llevarlos a ellos.”

El 24 de marzo de 1976 en el Escuadrón 20 de Orán había un grupo de detenidos incomunicados, de acuerdo con el Libro archivado en la Justicia de Salta. Entre ellos estaba René Ruso –citado en el libro–, un militante comunista desaparecido. Para David Leiva, de la querella de Salta, los documentos que muestran que los camiones de Ledesma fueron a Aguas Blancas, Urundel y Colonia Santa Rosa “revelan acabadamente cómo esta empresa colaboró con la dictadura terrorista justo el 24 de marzo de 1976. El pueblo conoce esta colaboración y lo manifiesta en cada marcha del Apagón, sólo falta que la Justicia lo escriba a través de sus resoluciones y sentencias”.

Además de este punto, el escrito tomó en cuenta los cargos por los que el zar del azúcar fue indagado la semana pasada. A la hipótesis de su responsabilidad en los secuestros y tormentos de 35 víctimas, el juez también lo indagó por la hipótesis de homicidio de seis desaparecidos. Ese delito no fue ponderado en la eximición. A partir de hoy el juzgado podría empezar a evaluar todo esto.

Compartir: 

Twitter
 

El empresario Pedro Blaquier, dueño del Ingenio Ledesma.
Imagen: Enrique Garcia Mediná
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.