EL PAIS › EL PROYECTO PODRIA CONVERTIRSE EN LEY EL MIERCOLES PROXIMO

El voto joven tiene dictamen

Luego del plenario de comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia en Diputados, el kirchnerismo y sus aliados firmaron dictamen. Las fuerzas opositoras discuten internamente si votar a favor en general.

 Por Miguel Jorquera

El proyecto que amplía el derecho a voto a los jóvenes de 16 y 17 años se abrió paso en Diputados, donde la semana próxima llegará al recinto de la Cámara baja para convertirse en ley. El kirchnerismo y sus aliados más cercanos firmaron el dictamen de mayoría a favor de la media sanción del Senado en un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia, donde expusieron jóvenes de distintas extracciones políticas. El grueso de la oposición se pronunció a favor de ampliación de derechos, pero exigió que el voto sea obligatorio. La UCR y el FAP presentarán hoy sus propios dictámenes por separado, aunque todavía no definieron si además de plantear modificaciones al texto original van a acompañar con su voto afirmativo la iniciativa en general, como ya lo hizo el radicalismo en la Cámara alta. El Peronismo Federal tampoco logró aún consensuar una postura unificada, mientras que el macrismo y Elisa Carrió lo harán en contra.

“Creo que los jóvenes no sólo tienen plena capacidad para elegir, sino también para reemplazarnos en poco tiempo”, dijo el radical Ricardo Gil Lavedra para abrir el debate del plenario. La frase no fue casual: una docena de jóvenes lo precedió con exposiciones ante los diputados, donde la mayoría de ellos (pertenecientes a organizaciones kirchneristas) se pronunció a favor del proyecto, mientras que las representantes de la UCR y el GEN, en sintonía con sus partidos, pidieron ampliar otros derechos y un joven PRO lo desechó por “anticonstitucional”.

Aunque luego el jefe de bancada de diputados de la UCR se mostró a favor de la obligatoriedad del voto juvenil, cuestionó el cambio en el texto del proyecto de la palabra “ciudadano, como lo establece el derecho político por solo electores” y afirmó que la futura normativa “discrimina a los extranjeros, porque no se les concede los mismos derechos a los argentinos naturalizados a partir de los 16 años”. “Si no se introducen estas modificaciones a la media sanción del Senado nosotros no vamos a acompañar”, sentenció Gil Lavedra.

Ayer por la noche los diputados radicales se reunieron para tratar de unificar posturas al interior del bloque. Algunos proponen votar su propio dictamen, mientras otros insisten en que no pueden dejar de acompañar en general la iniciativa, como lo hicieron en el Senado por la presión que ejercieron sus propias organizaciones juveniles.

El oficialista Jorge Landau fue el encargado de responderle al radicalismo. “El concepto de obligatorio (que tiene el texto original del proyecto) surge de la Constitución, pero no se establecen penalidades porque se trata de un régimen progresivo que otorga el derecho y que la facultad de ejercer ese derecho está en manos de esa franja etaria, en un proceso hacia mayor democratización”. Además de aclarar “que tratándose del Código Electoral se eligió la palabra elector en lugar de ciudadano como término unificador.”

“Nos parece positivo que las fuerzas políticas nacionales coincidan en la ampliación de derechos políticos”, sostuvo el socialista Juan Carlos Zabalza, aunque insistió en que no compartía la “no obligatoriedad” del voto juvenil porque “el derecho va acompañado de la obligación”. Omar Duclos, del GEN, brindó otros detalles del dictamen que presentará el interbloque del FAP: como la de un cupo juvenil del 20 por ciento de jóvenes hasta 35 años en las listas de candidatos, además de la implementación de la boleta única y la eliminación del piso del tres por ciento para acceder a la distribución de cargos electivos.

“Extraña mucho que quienes creen que debería bajarse la edad de imputabilidad hoy digan que los jóvenes no pueden tener derechos políticos”, sumó Liliana Parada, de la UP. De todas maneras, el FAP volverá a reunirse hoy para pulir diferencias sobre un dictamen común que unifique el disperso voto del interbloque. Así como fijar si acompañarán con su voto en el recinto al proyecto en general, a pesar de sus diferencias.

Elisa Carrió pasó apenas unos minutos por el plenario, pero no habló. Luego hizo conocer a través de un comunicado el dictamen que firmó junto a su legisladora más fiel, Alicia Terada. “Incorporarle en el interior de una escuela en crisis un proceso electoral es sumar nuevos problemas a la comunidad educativa”, esgrime Carrió como argumento para rechazar el proyecto que “habilita el voto de los menores”. No confirmó si el resto de la CC la acompañará con su voto.

Pablo Tonelli cuestionó la inconstitucionalidad de la no obligatoriedad del voto juvenil, cuestionó la discriminación de los extranjeros naturalizados de 16 y 17 años y adelantó el voto negativo del PRO. El denarvaísta Gustavo Ferrari habló a título personal “porque no hay una posición clara todavía en el bloque” del peronismo disidente. Pero no dudó en calificar el proyecto oficialista como una “especulación electoral orientada a una cantidad de jóvenes” y aseverar que “existe oportunismo, clientelismo y en la provincia de Buenos Aires son arriadas para votar”. “La actitud de Ferrari es profundamente antidemocrática”, replicó el oficialista bonaerense Luis Cigogna. También le contestó a Tonelli refiriéndose a su jefe político, Mauricio Macri: “No hay ninguna actitud xenófoba en el proyecto, como sí lo hizo algún jefe de Gobierno, que dijo que los hermanos latinoamericanos venían acá para delinquir”. Quedaban pocos diputados en el plenario y el oficialismo ya había conseguido las firmas necesarias para el dictamen de mayoría que buscará convertir en ley el miércoles próximo en el recinto.

Compartir: 

Twitter
 

En la reunión de las comisiones de Asuntos Constituciones y de Justicia de Diputados expusieron jóvenes.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared