EL PAíS › EL FERROVIARIO RUBéN “POLLO” SOBRERO DECLARó EN EL JUICIO POR EL ASESINATO DE MARIANO FERREYRA

“Todas las decisiones las toma Pedraza”

El dirigente de una lista opositora a la conducción del gremio habló del funcionamiento político del sindicato y de la oposición a la incorporación de tercerizados. “La UF siempre hizo lo posible para que esa gente no entrara en el convenio colectivo”, dijo.

 Por Ailín Bullentini

“Antes del crimen de Mariano nos reunimos con dirigentes de la Unión Ferroviaria y discutimos varios temas, entre ellos el de los tercerizados. Le planteamos al Oso (Mario) Rodríguez la necesidad de que el gremio actuara para que todos pasaran a convenio. Pidió un cuarto intermedio, lo consultó con Pedraza y volvió. Nos dijo que todo avanzaba, pero que lo de los tercerizados no.” La anécdota encierra el aporte más importante que tuvo el testimonio de Rubén “Pollo” Sobrero al juicio que se le sigue al secretario general de la Unión Ferroviaria, José Pedraza, a otros dirigentes de ese gremio y a policías por el asesinato del militante Mariano Ferreyra y las graves heridas ocasionadas a otras tres personas el 20 de octubre de 2010. El dirigente gremial de una facción opositora (la lista Bordó) a la lista Verde de la UF que lidera Pedraza, aportó ante el Tribunal Oral en lo Criminal 21 de la ciudad de Buenos Aires datos importantes sobre el funcionamiento político del sindicato. “La Unión Ferroviaria es un sindicato vertical. Todas las decisiones las toma Pedraza. Se convirtió en un sindicato empresario”, sentenció.

Sobrero fue el primero de los cinco testigos que desfilaron por la Sala AMIA de los tribunales de Comodoro Py. Citado por la querella de la familia de Ferreyra, el Pollo caracterizó al sindicato dirigido por Pedraza: “Es un gremio poco democrático en el que a los que pensamos distinto nos cuesta mucho convivir. (El grupo de la lista Bordó, de quien es delegado en el ferrocarril Sarmiento) tuvimos muchos despidos por razones políticas”, indicó y señaló a Pedraza, a Fernández y a (Armando) Matarazzo (secretario de Finanzas de la UF) como los integrantes de “la cúpula” del gremio. Sin embargo, insistió en que “la última decisión siempre es de Pedraza”.

El otro aporte importante de los dichos de Sobrero en el debate –sólo Cristian Favale y Guillermo Uño asistieron a la jornada de ayer, de la decena de acusados– fue sobre la situación de los trabajadores que, por vías de tercerización, desarrollan tareas relacionadas con el servicio de trenes. “La UF siempre hizo lo posible para que esa gente no entrara en el convenio colectivo de trabajo”, evaluó y atribuyó esa determinación a que “ellos (los directivos) formaban parte de las empresas (tercerizadas). Eran patrón y gremio” y a que “la conducción tiene mucho control en los ingresos (de nuevos trabajadores a la planta permanente), no querían otros”. Con el primer argumento se refirió a la participación de directivos del gremio en compañías tercerizadas, como Unión Mercosur. Con el segundo, a la “bolsa de trabajo” que funciona en ese transporte: “Cuando hay ingresos, los maneja el gremio”, redondeó.

Rubén Núñez, empleado de la tercerizada de seguridad Mapra –que hasta enero de 2011 prestó servicios en la línea de ferrocarriles Roca–, Norberto Cots, miembro del comité gerencial de Ugofe, y Daniel Falsoy, empleado ferroviario de la línea Belgrano Sur –también regenteada por esa empresa– y dirigente de menor rango de la UF, fueron tres testigos que citó la defensa del Gallego Fernández para apuntalar la coartada del acusado, sin demasiado éxito. Los tres hombres aportaron pocos datos certeros y alegaron problemas de memoria para evitar responder a los cuestionamientos de especificidad y, por ende, de más valor.

El jefe de seguridad de Ugofe, Horacio Vitale, quinto y último testigo de la jornada, le aportó al cierre despuntes más interesantes al asegurar que “Fernández era la única persona que podía evitar que se realizaran disturbios o que hubiera algún lesionado”. Por tal motivo reconoció haberlo llamado –no pudo, no obstante, especificar el horario– y haberle dejado un mensaje telefónico el 20 de octubre de 2010, desde la estación de trenes de Avellaneda. Allí dijo, con poca claridad y en un relato un tanto confuso, haber estado aquella mañana. “Sabía que iba a haber un corte de vías y por eso se conformó un comité de crisis que me encargó de verificar la presencia policial en el lugar” de la manifestación, rememoró Vitali, que también dijo haber visto “dos camiones (policiales) un hidrante, patrulleros”.

Fue el único llamado telefónico que reconoció haber hecho al teléfono de Fernández. Sin embargo, la querella de la familia de Ferreyra, y pese a los intensos intentos de las defensas de evitarlo, leyó las desgrabaciones de otras comunicaciones entre uno y otro. En una de ésas, por ejemplo, y con relación a la incorporación de trabajadores tercerizados a planta permanente –en el debate Vitali remarcó que tiene “muchos más empleados a su cargo ahora que antes, por las incorporaciones” de tercerizados–, Fernández le pide a Vitali que mande a los “nuevos integrantes” a un lugar “muy frío” y Vitale le responde que “sí, tengo de ésos”. Ante el TOC, el jefe de seguridad sostuvo que se referían a “puestos de porteros”.

Compartir: 

Twitter
 

Rubén “Pollo” Sobrero dijo que la UF es un sindicato vertical y que “la última decisión siempre es de Pedraza”.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.