EL PAíS › EN LAS ELECCIONES PARA LA CONDUCCIóN DE LA DAIA

Un candidato macrista que se bajó

 Por Raúl Kollmann

La lista vinculada con el PRO que compite por la presidencia de la DAIA sufrió ayer la baja de uno de sus cuatro candidatos, el postulante a tesorero, Jaime Salomón, representante de Tucumán. Una gran parte de la comunidad judía tucumana le hizo saber que no acompañaba ese alineamiento con el partido de Mauricio Macri, lo que obligó a Salomón a renunciar.

La elección se realizará el lunes 5 de noviembre y compiten dos listas. Por un lado, la nómina emparentada con el partido de Macri lleva como candidato a presidente a Claudio Avruj, subsecretario de Derechos Humanos del Gobierno de la Ciudad, que no renunció a su cargo, sino que pidió licencia. Lo acompañan hombres relacionados con el rabino Sergio Bergman, quien también llegó a la Legislatura de la mano del PRO, y sectores de la ortodoxia religiosa.

La otra lista que compite, Nuevo Modelo Comunitario (NMC), está encabezada por Julio Schlosser, quien fue secretario general de la AMIA hasta hace un par de meses y tiene origen en el laborismo, acompañado de Waldo Wolf, presidente de Faccma, la organización deportiva de toda la comunidad judía, y de Jorge Knoblovics, de la conducción de Hacoaj.

La renuncia de Salomón –desautorizado por los integrantes de la comunidad judía tucumana– no anula la lista que encabeza Avruj. En principio, si resultara elegida, podrá después designar un tesorero. NMC no objetará que la lista se presente igual.

Hasta el momento, tanto la DAIA como la AMIA mantienen una relación normal con el Gobierno, con altos y bajos. La conducción comunitaria se expresó en forma muy crítica respecto de la decisión del Ejecutivo de iniciar una negociación con Irán para ver si se puede acordar una forma en que los funcionarios imputados por el atentado contra la AMIA se presenten ante la Justicia argentina, así sea en un tercer país. La Cancillería maneja el tema en forma muy reservada y no ha dado a conocer hasta ahora si se hicieron o no las reuniones previstas en Ginebra.

De todas maneras, el cuadro de situación sería seguramente distinto si la DAIA pasa a ser conducida por un hombre alineado en forma clara con el PRO y que es incluso un funcionario actual del gobierno de Macri. O si la DAIA estuviera en manos de cualquier otro partido. Y el tema no se plantea únicamente en las relaciones con el Ejecutivo, sino con todas las demás instituciones.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.