EL PAíS › RENUNCIó EL VICEMINISTRO DE SEGURIDAD DE SANTA FE, MARCOS ESCAJADILLO

La hora de los cambios en el gabinete

El funcionario dejó el cargo como consecuencia del caso que involucra al ahora preso ex jefe de la policía provincial por su presunta vinculación con el narcotráfico. El titular del área, Raúl Lamberto, también realizó otras modificaciones en la cartera.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El viernes al mediodía, el ex jefe de Policía de Santa Fe Hugo Tognoli estaba a punto de quebrarse en su despacho. El ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, lo había despertado muy temprano con la revelación de Página/12 sobre las escuchas que lo comprometen. En la oficina de al lado, su familia era un mar de lágrimas. “¿Renuncia?”, le preguntaron. “¿Qué voy a hacer? Si ya no puedo manejar ni un autito chocador”, contestó. A cinco días del impacto, la sombra de Tognoli se proyectó ayer en los cambios del Ministerio de Seguridad: Lamberto aceptó la renuncia de su amigo y viceministro, Marcos Escajadillo, y sacudió su gabinete con enroques y designaciones de doce funcionarios, entre ellos la secretaria de Delitos Complejos, Ana Viglione, quien se encargará de investigar el narcotráfico, la trata de personas y el lavado de dinero. La cesantía de Escajadillo sorprendió no sólo porque es del palo socialista, sino porque vino con mudanza: se recicló en su viejo puesto de secretario de Protección Civil, que volvió a la órbita del ministro de Gobierno, Rubén Galassi, lejos de Lamberto. “En los momentos difíciles hay que hacer cambios para mejorar. Y en esto es una oxigenación del Ministerio de Seguridad”, justificó Escajadillo ante una consulta de Página/12.

El acto se hizo en el microcine del Ministerio de Seguridad. Los rostros adustos se repitieron igual que el viernes, cuando Tognoli fue reemplazado por su segundo, Cristian Sola. A último minuto se corrió la voz de que podría estar el gobernador Antonio Bonfatti, pero sólo llegó el vice Jorge Henn, junto con Galassi y otros dos ministros, Miguel Cappiello (Salud) y Julio Genesini (Trabajo).

El único que habló fue Lamberto, quien justificó la vuelta del área de Protección Civil al ministerio de Galassi y la designación de Escajadillo. “Es lo mejor para todos”, dijo el ministro. “Escajadillo es un amigo. En estos cuatro meses puso el hombro, el alma y el corazón para lograr las transformaciones que este Ministerio de Seguridad se merece. Muchas gracias”, lo despidió Lamberto. Lo reemplazará el abogado Matías Drivet.

Lamberto aludió a la crisis que detonó Tognoli, pero sin mencionar al ex jefe de Policía prófugo el fin de semana y preso desde el lunes. “Estamos en un tiempo bisagra, en pensar cambios y llevarlos a la práctica”, planteó. Y defendió a la Policía santafesina. “Se hicieron más de mil procedimientos antidrogas en la provincia y hay más de mil detenidos. Quiero ser muy prudente, pero a veces los números no dicen nada o dicen mucho, sobre todo cuando uno compara con los que a veces creen que son los buenos y los de esta provincia son los malos”, dijo Lamberto, sin más detalles. “Hemos actuado, hay mucho por hacer, es una tarea compleja, difícil, desigual, pero la lucha contra el narcotráfico es un objetivo del gobierno”, agregó.

Escajadillo confirmó después que Lamberto le pidió la renuncia el lunes a la noche. “Estamos convencidos de que es lo mejor”, dijo el renunciante a Página/12. “La construcción de una mejor seguridad es un camino de postas. Yo cubrí la primera etapa y ahora seguirá el doctor Drivet. Hay que oxigenar el Ministerio de Seguridad. Estamos convencidos de que en esta segunda etapa se va a mejorar el trabajo y se fortalecerán las áreas de control.”

–Pero usted era un hombre clave y ahora lo pasan al Ministerio de Gobierno.

–La Secretaría de Protección Civil coordina todas las acciones en la emergencia. Lo que tenemos que mirar es el horizonte –respondió.

“En los momentos difíciles hay que hacer cambios para mejorar. Y ahora es necesario oxigenar el Ministerio de Seguridad”, siguió Escajadillo.

–Se corrieron muchas versiones sobre los motivos de su renuncia.

–Estoy muy tranquilo. Tengo la tranquilidad de que en estos once meses de gestión, desde el 11 de diciembre de 2011 hasta ahora, hemos puesto todo para construir una mejor seguridad. Las evaluaciones correrán por cuenta de cada uno de los actores que intervinieron, pero yo estoy muy tranquilo –cerró Escajadillo.

Compartir: 

Twitter
 

“Estamos convencidos de que es lo mejor”, dijo Escajadillo sobre su propia renuncia.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.