EL PAíS › PROMESA DE PAGO A LAS UNIVERSIDADES

Apagando más deudas

El ministro Filmus les anunció a los rectores que cancelará la deuda acumulada con las casas de estudios y cumplirá el presupuesto de 2003. En un mes presentará un plan de pago.

Pagar la deuda que arrastra el Estado con las universidades y cumplir con el presupuesto de este año. Eso fue lo que el ministro de Educación, Daniel Filmus, les prometió ayer a los rectores del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). Según aseguró el funcionario, dentro de treinta días estará preparado un plan de pago para cancelar una deuda que se fue acumulando desde 2001 y que hoy ronda los 300 millones de pesos, aunque la cifra varía de acuerdo con quien se encargue de calcularla.
Después de numerosos reclamos –que incluso llegaron al cierre de las casas de estudios durante una jornada de marzo–, la promesa de confeccionar un cronograma de pago también había sido hecha por el anterior gobierno. Pero nunca se concretó. Con ese antecedente, ayer se reunieron los 37 rectores universitarios con el ministro y la primera línea de funcionarios de la cartera educativa.
“El ministro nos dijo que el Presidente estaba al tanto de la deuda con las universidades y que ya estaba trabajando en una respuesta que nos será explicitada como máximo en un mes”, dijo a Página/12 el presidente del CIN, Daniel Malcolm. Como Filmus dejó claro que el Gobierno no va a poder saldar la deuda de una sola vez, los rectores esperan que el plan que está preparando la Secretaría de Hacienda incluirá una serie de cuotas a verificarse durante el año. El secretario de Políticas Universitaria, Juan Carlos Pugliese, comentó que se estudia la posibilidad de “devengar la deuda en unas nueve cuotas”. “La idea del ministro es no aumentar la deuda este año y llegar a diciembre con todo saldado”, agregó Malcolm, rector de la Universidad Nacional de General San Martín.
Con sucesivos recortes, la deuda empezó a gestarse hace dos años. Y a los fondos no girados en 2001 y 2002 se suma el incumplimiento del programa de incentivos a los docentes investigadores y de las cuotas del Fonid para docentes de los colegios preuniversitarios. Nadie sabe todavía cuánto reconocerá el nuevo gobierno de lo recortado a las casas de estudios. Del presupuesto 2001, 138 millones no fueron devengados por lo que, al menos hasta el gobierno anterior, no eran considerados deuda por el Estado. Y del presupuesto 2002, hubo otros 158 millones no devengados y 193 millones devengados pero nunca pagados. Estos últimos corresponden mayoritariamente a las partidas para gastos de funcionamiento, al igual que las partidas adeudadas de este año (marzo a la fecha).
Junto con las promesas, Filmus anunció ayer la transferencia a las universidades de 20 millones de pesos: 10 correspondientes a las partidas de gastos adeudadas y 10 destinadas al pago del programa de incentivos, cuya última cuota paga es la de marzo de 2001.
El titular de Educación insistió ante los rectores en la necesidad de enfrentar “la profunda desarticulación del sistema”. Como ya informó este diario, uno de los principales objetivos de Filmus es integrar la universidad con la escuela media, el sistema científico tecnológico y el sector productivo. Entre otros temas –según detalló Pugliese–, rectores y ministro analizaron ayer cuestiones pedagógicas, como “establecer un eje regional en el Mercosur” y “la preocupante deserción estudiantil que se vincula a los índices de pobreza”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.