EL PAíS › NO PROSPERO EL PLANTEO DE MAQUEDA CONTRA NAZARENO

La Corte se toma su tiempo

Los supremos le pidieron al presidente de la Corte que no hablara más, pero no trataron el pedido de renuncia presentado por Juan Carlos Maqueda. Postergaron para el 4 de julio un fallo sobre redolarización.

Por Irina Hauser y Victoria Ginzberg

Julio Nazareno no sólo no logró ayer que la Corte Suprema firmara un fallo contra la pesificación, sino que recibió el reto de sus compañeros de andanzas, que lo invitaron a callarse la boca frente a la prensa. No prosperó, en cambio, el pedido de renuncia al presidente del tribunal presentado por el ministro Juan Carlos Maqueda, que resolvieron no tratar. La nueva fecha que los supremos pusieron para tratar la redolarización le da aire al Congreso para avanzar en el juicio político contra el ex socio de Carlos Menem.
–Lo de la pesificación lo tratamos el 4 de julio –dijo Nazareno, mientras caminaba con gesto de fastidio hacia la puerta del salón de acuerdos. Su idea de firmar un fallo al que el Gobierno calificó de extorsivo, comenzó a naufragar el lunes, tal como adelantó Página/12, cuando al menos dos ministros plantearon que no era políticamente oportuno y acrecentaría la crisis en el tribunal. En los pasillos de tribunales se rumoreaba que el 4 de julio es la “fecha tope” de Nazareno y que el hombre amenaza con irse si no logra que ese día salga la resolución redolarizadora. Sin embargo, sus íntimos insisten con que, tal como él mismo repitió una y otra vez la semana pasada, no va a renunciar en medio de su juicio político.
Eduardo Moliné O’Connor, incondicional de Nazareno, fue el que introdujo en la reunión el tema de la carta en la que el miembro más reciente del tribunal, Juan Carlos Maqueda, le pedía la renuncia al presidente. Todos sabían que no había quórum para apoyar el reclamo del cordobés. Sin embargo, Nazareno recibió algunos reproches, que hicieron parecer muy lejanas las épocas en las que todos los ministros se alineaban cuando uno de ellos era cuestionado.
Antonio Boggiano, otrora fiel a la mayoría automática pero desde hace tiempo enfrentado con Nazareno, le pidió que “mantenga silencio” con la prensa y que “modere su lenguaje”. Una versión muy edulcorada e informal de lo que decía la carta de Maqueda. “(Los argentinos) se encontraron con el grotesco de una sobreactuación mediática de baja calidad, de lenguaje vulgar, chabacano y pendenciero, que agrede las buenas costumbres y pone en riesgo el respeto por la cabeza del Poder Judicial”, había escrito. Si bien los términos fueron muy diferentes a los de Maqueda, Boggiano expresó un sentimiento generalizado dentro del tribunal: las declaraciones mediáticas de Nazareno, sobre todo el ya célebre “dejate de joder”, que le propinó a una periodista, no ayudaron en nada a la imagen de la Corte y menos aún a su presidente. Otro planteo que tuvo consenso de varios ministros fue que las cuestiones privadas entre los jueces deben resolverse en el ámbito privado del tribunal. Se trata de una crítica enfocada más hacia el redactor de la polémica nota que al que la recibió.
Luego de la reunión, que duró alrededor de una hora y media y a la que sólo faltó Guillermo López, cuya casa se incendió el domingo pasado, Nazareno contó con aliados ajenos al tribunal. Un grupo de ahorristas enfurecidos por la postergación del fallo redolarizador persiguió a Maqueda por el cuarto piso del palacio de Tribunales, donde consiguió entrar para exigir la aprobación del caso Lema. La veintena de personas, en su mayoría rosarinas, no logró hacer contacto físico con el ministro, pero sus insultos irrumpieron en los habitualmente silenciosos pasillos en los que están ubicados los despachos de los miembros de la Corte. Maqueda tuvo que salir del salón de acuerdos por una puerta lateral para evitar a los manifestantes.
Si bien el tratamiento del fallo del caso Lema –referido a un ahorrista que reclama 28 mil dólares atrapados en el corralón– fue postergado, no está en duda cómo saldrá la resolución. La mayoría que se expidió a favor de la redolarización de los depósitos de la provincia de San Luis, formada por Nazareno, Moliné O’Connor, López, Adolfo Vázquez y Carlos Fayt, procederá del mismo modo con el pedido de Armando Lema. Y de idéntica manera que en el conflicto puntano, se dispondrá de un plazo de dos meses para que las partes se pongan de acuerdo en la forma de devolución del dinero. En el tribunal, varios ministros que apoyan esta solución repiten que esto no generará ningún descalabro institucional y se oponen a que el fallo sea considerado como un apriete. En el Gobierno están seguros de que atrás de ciertas actitudes de la Corte hay un intento de extorsión. El comportamiento de algunos ministros alimenta la sospecha. Ayer, un miembro del tribunal, que habló a condición de que no figure su nombre con la agencia France Press, envalentonado por los contactos que al menos dos ministros tuvieron con la Secretaría de Justicia de Estados Unidos, advirtió que si avanza en el Congreso el juicio político contra Nazareno, Argentina “va a sentir” las consecuencias “en sus relaciones internacionales y en el otorgamiento de créditos”.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente de la Corte Suprema, Julio Nazareno, el ex socio de Carlos Menem.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.