EL PAíS

A la espera del nuevo Papa

En las vísperas del anuncio oficial de la renuncia del papa Benedicto XVI, el embajador argentino en el Vaticano, Juan Pablo Cafiero, aseguró que “fue remontada muy bien” la relación bilateral entre Argentina y la Santa Sede, resquebrajada a partir de la decisión del ex presidente Néstor Kirchner de separar a Antonio Baseotto del Obispado castrense. “La visita de la presidenta Cristina Kirchner en 2009 fue muy buena y es muy recordada y siempre puesta de manifiesto por la Santa Sede”, remarcó el diplomático y sostuvo que la relación actual es de “respeto, autonomía y cooperación”. Respecto del sucesor de Benedicto, Cafiero consideró que “enfrentará una agenda compleja con grandes desafíos”. Ayer, el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, llegó a Roma para participar del saludo que el Papa saliente hoy dará a todos los cardenales del mundo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.