EL PAíS › LA FUGA DE DOS REPRESORES

Los posibles cómplices

El presidente de la cámara de Diputados, Julián Domínguez, advirtió que la fuga de los represores Jorge Olivera y Gustavo De Marchi del Hospital Militar Central en Buenos Aires debió contar “con el apoyo directo e indirecto de funcionarios intervinientes” en su traslado. “Esta fuga tiene responsables y cómplices que deben ir a la cárcel”, agregó en este sentido.

Domínguez estuvo en San Juan con el gobernador José Luis Gioja y candidatos a diputados del Frente para la Victoria. Consultado por los medios locales, expresó su “respeto y especial consideración” para con los testigos del juicio que se realizó en la provincia y en el que se había condenado a los dos militares. El juicio tuvo “la digna participación de testigos víctimas del terrorismo de Estado y los querellantes, que constituyen un componente fundamental para llegar a las sentencias de los imputados. Hacia ellos mi respeto y especial consideración”.

Luego recordó que durante ese proceso, “el Tribunal Oral Federal advirtió que los imputados Olivera y De Marchi requerían especiales medidas de seguridad en virtud de sus conductas orientadas a una posible intención de fuga”.

Compartir: 

Twitter
 

Julián Domínguez estuvo en San Juan con José Luis Gioja.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.