EL PAíS › EL FENóMENO CONVIRTIó A ESTE DICIEMBRE EN EL MáS CALUROSO DE LOS úLTIMOS 43 AñOS Y EXTENDIó LOS CORTES DE LUZ

Una ola de calor para echar más leña al fuego

Ayer, la máxima fue de 37,6º, con una sensación térmica de 46 en Buenos Aires. Fue el quinto día consecutivo con máximas y mínimas extremas: si el fenómeno continúa, superará el record de 1971. Pronostican que el calor seguirá hasta el 31.

La ola de calor cumplió ayer en Buenos Aires y alrededores su quinto día seguido de vigencia y convirtió así a este diciembre en el más bochornoso de los últimos cuarenta y tres años: una seguidilla igual se registró en el mismo mes de 1971. El fenómeno no hizo más que sostener la alta demanda de energía eléctrica y contribuyó así a prolongar los cortes de luz, elevando la temperatura del ya caldeado ánimo de los usuarios. También hubo cortes, pero de tránsito, en calles y autopistas, y en vías ferroviarias, en protesta por la falta de conexión, que para algunas familias lleva una duración de entre seis y diez días. Hubo al menos tres muertos por el fenómeno: dos en Santiago del Estero y uno en Salta. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mantiene vigente el alerta rojo por ola de calor en las ciudades de Buenos Aires y Rosario, lo que equivale a un potencial riesgo para la salud de todas las personas. El pronóstico indica que las altas temperaturas “continuarán por lo menos hasta el martes 31”, en el centro y norte del país.

Claudia Campetella, responsable del área de comunicación del SMN, explicó a Página/12 que hasta ayer la ola de calor más extensa en diciembre se había registrado en 1971. “Fue del 26 al 30 de diciembre de ese año, cinco días seguidos”, recuerda la vocera. Esa ola, define la vocera, se produce cuando hay “al menos tres días continuados en que las temperaturas mínimas no bajan de los 20,5 grados y las máximas están por encima de los 32”. Esos son los umbrales por sobre los cuales el agobio adquiere la categoría de ola de calor. Ayer, la máxima en el área metropolitana fue de 37,6 grados, pero la sensación térmica alcanzó los 46, después del mediodía, en una medición realizada en el Aeroparque Jorge Newbery.

De acuerdo con un informe del Servicio Meteorológico, este diciembre ya hubo una ola de calor entre el 15 y el 18. Después de un breve respiro, una nueva oleada sofocante se inició el domingo 22 y cumplió ayer el quinto día, con lo que se alcanzó el record de 1971. Si se prolonga hoy, como está previsto, romperá todos los records para el mes.

Campetella recuerda, sin embargo, que el 31 de diciembre de 2004 se inició una ola de calor que se prolongó durante ocho días, pero siete de ellos correspondieron a enero de 2005.

“La ola que tenemos ahora se originó por lo menos en 52 localidades argentinas, por lo que puede pasar a ser record una vez que termine y se efectúen las mediciones correspondientes”, aseguró la difusora del SMN, Silvia Gómez.

Anoche se registraron lluvias aisladas, lo que produjo un leve descenso de temperaturas. “Pero vamos a seguir dentro de esta masa de aire cálido en el centro y norte del país por lo menos hasta el martes 31, con mínimas que oscilarán entre los 20 y 28 grados y máximas entre 32 y 45”, detalló el SMN. Para hoy, se espera una mínima de 23 y una máxima de 34 grados, con probabilidad de chaparrones y tormentas aisladas durante la mañana, mientras que el sábado presentará cielo algo nublado con temperaturas que oscilarán entre los 22 y los 35 grados.

“El sábado a la tarde el viento volverá a rotar al noreste y el domingo al noroeste, por lo que las temperaturas mínimas y máximas volverán a ascender”, precisa el informe del Servicio Meteorológico.

Algunos porteños y turistas eligieron la Costanera Sur para soportar las sofocantes temperaturas. Pero la cercanía del río y la sombra de los árboles apenas alcanzó a traer un alivio. “Hay gente que por cuatro cuadras se subía nada más que para viajar con el aire acondicionado”, contaba un taxista, para quien el calor resultó una bendición.

El aire de los shoppings, supermercados, cines y hoteles alojamiento también fue una opción, al alcance de distintos niveles adquisitivos. Más aún para aquellos que no tenían la posibilidad de prender un ventilador o tomar algo fresco de su heladera, porque no tenían suministro de luz. Muchos de ellos eligieron protestar en la calle. La opción no era nada refrescante, pero aparecía como la única esperanza de que las distribuidoras eléctricas acercaran una solución (ver notas aparte).

De acuerdo con el informe del SMN, las altas temperaturas comenzaron el 11 de diciembre, cuando “la zona central de Argentina comenzó a experimentar un marcado aumento en las temperaturas, particularmente las máximas, encontrándose las mismas, para varias localidades, por encima del umbral que se considera extremo”, explica el documento. “A partir del día 19 –agrega– esta situación anómala comenzó a expandirse hacia el norte de Argentina y volvió a intensificarse sobre la parte central.” Esa situación extrema se mantuvo al menos hasta ayer.

Aseguran los expertos que el fenómeno “se debe principalmente al dominio de altas presiones en niveles medios y altos de la atmósfera que impiden el avance de masas de aire más frías desde el sur”, lo que se denomina “bloqueo atmosférico”.

“Cuanto más es su persistencia, mayor es la incidencia en la ocurrencia de situaciones meteorológicas extremas, que en este caso se puede evidenciar en las temperaturas extremadamente altas, y como factor secundario en la falta de precipitaciones en gran parte de la región húmeda”, añade el informe.

Entre las regiones afectadas se encuentran “la parte central del país, incluyendo el sur de Córdoba, sur de Santa Fe, sur de Entre Ríos, gran parte de la provincia de Buenos Aires, La Pampa, este de Mendoza, este de Neuquén y Río Negro”. Sin embargo, las temperaturas más altas se registraron en Santiago del Estero, con 49 grados. Allí, dos personas fallecieron como consecuencia de la ola de calor: un hombre de 72 años, en situación de calle, y un comerciante de 34. En Salta, un hombre que estaba sentado al costado de la ruta, murió víctima de una insolación.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.