EL PAIS › LLUVIA DE CRITICAS POR LA INSOLITA ACTITUD DEL JEFE DE GOBIERNO PORTEñO

Macri anunció la emergencia y se fue

Dijo que acortaba sus vacaciones por los problemas que atravesaban los porteños. Volvió el sábado, anunció la emergencia energética y el sábado a la noche ya estaba de vuelta en La Angostura. Luego de las críticas, dijo que hoy vuelve.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, había anunciado que acortaría sus vacaciones, por lo que volvió el sábado a Buenos Aires para declarar la “emergencia energética” y dar una conferencia de prensa. Sin embargo, pasadas las 21 del mismo sábado, ya estaba de vuelta en el aeropuerto de Bariloche, bajando de un vuelo privado listo para retomar los días de descanso junto a su familia en Villa La Angostura. La actitud generó el inmediato repudio de todo el arco opositor político porteño. Ayer por la noche, luego del aluvión de críticas, la vicejefa porteña María Eugenia Vidal anunció que hoy a las 9.30 Macri ya estaría de vuelta para reunirse con los ministros que forman parte del comité de emergencia (ver recuadro).

Contaron quienes se encontraban allí que Macri se mostró molesto cuando en el aeropuerto se dio cuenta de la presencia periodística que registró su rápido retorno al sur luego de anunciar que había terminado sus vacaciones para dedicarse de lleno a atender las penurias de los porteños que llevaban varios días sin energía eléctrica. Lo esperaba –consignaron los cables de noticias– la camioneta de un dueño de laboratorios, con importantes propiedades en la zona de Bariloche y La Angostura. La situación venía a recordar la ocurrida en abril de 2012, cuando un fuerte temporal azotó la Ciudad de Buenos Aires, con saldo de víctimas fatales y destrozos materiales, mientras Macri estaba en San Martín de los Andes con su esposa Juliana Awada y su pequeña hija Antonia.

Los referentes de la oposición porteña salieron ayer de inmediato a criticarlo. El diputado Juan Cabandié, quien hasta principios de mes ocupó la presidencia del bloque de legisladores del Frente para la Victoria en el recinto porteño, sostuvo que “evidentemente el ingeniero interrumpió sus vacaciones al mero efecto de hacer una conferencia de prensa. Esa conducta es algo recurrente, no sorprende. A Macri lo hemos visto en reiteradas oportunidades irse de la ciudad en medio de conflictos, sin hacerse problemas de lo que les suceda a los porteños”.

Para Aníbal Ibarra, legislador porteño del Frente Progresista Popular, la actitud del jefe de Gobierno fue una “chantada”. “Macri se fue cuando hacía una semana que había cortes en la ciudad, es poco serio”, evaluó. “Vuelve de sus vacaciones para dar una conferencia de prensa y decir que la gente estaba desprotegida y abandonada e inmediatamente después toma un avión privado y retoma sus vacaciones”, insistió Ibarra. Sobre las medidas que anunció ayer el jefe de Gobierno en su breve paso por la ciudad, sostuvo que “más allá de su efectividad, tienen que ver con el show que le recomendó armar Duran Barba”.

Al mismo espacio pertenece la legisladora Gabriela Alegre, quien opinó que “Macri no midió el impacto desde un primer momento” y que “tendría que estar al frente del operativo, del servicio de emergencia, la guardia de auxilio y el sistema de asistencia social, ya que de él dependen muchísimas cosas que hay que coordinar y poner al servicio de la gente”. “Más allá de que las empresas tienen que solucionar el problema de fondo, la situación requiere ponerse a disposición para resolver los problemas las personas”, consideró. Alegre apuntó a la conferencia de prensa de Macri: “Fue un aprovechamiento político”, sentenció.

El legislador porteño Gustavo Vera, que integra el Bloque Verde Alameda miembro del frente UNEN, calificó el retorno de Macri a Villa La Angostura como “una chantada” y señaló que tanto él como sus funcionarios “no están a la altura de las circunstancias”. Vera advirtió que junto a otros legisladores habían realizado una convocatoria a sesión extraordinaria “hace 10 días para tratar cuatro proyectos de ley y como respuesta el macrismo decretó asueto en la Legislatura, cuando de hecho no está yendo nadie a trabajar”. Con respecto a los cortes de luz que afectan distintos sectores de la ciudad, Vera evaluó que se trata de “un sabotaje de la empresas eléctricas que buscan generar pánico en la población y provocar un tarifazo”.

El legislador del Frente de Izquierda y los Trabajadores, Marcelo Ramal, ironizó sobre el tema al considerar que “lo que hizo Macri ayer es una caricatura de emergencia energética, no una verdadera emergencia”. Para Ramal, “las medidas que ordenó Macri no necesitaban de un decreto ni una conferencia de prensa, porque son las medidas lógicas de un Estado. No se dispuso ninguna medida extraordinaria para restaurar el servicio ni recursos para abordar una emergencia”. En ese sentido, exigió la apertura de la Legislatura y la discusión de los proyectos de ley que presentó el FIT, que contemplan la creación de cuadrillas adicionales de operarios y técnicos electricistas para atender los reclamos, así como la instalación de generadores.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri volvió el sábado para hacer una conferencia de prensa junto a sus funcionarios de sport.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.