EL PAíS › EL RECLAMO DE LOS MAESTROS BONAERENSES DE CARA A LAS PARITARIAS

Un pedido para romper el hielo

El Frente Gremial Docente acordó exigir que se equiparen los salarios bonaerenses con los de las demás provincias y sólo después analizar un porcentaje de aumento para 2014. La paritaria de este año “será una de las más duras”, advirtió Baradel.

 Por Laura Vales

Los docentes bonaerenses pedirán una equiparación en sus sueldos antes de comenzar a discutir el porcentaje de aumento salarial para al 2014. Así lo adelantó el titular del Suteba –el principal sindicato de los maestros de la provincia–, Roberto Baradel. El dirigente advirtió que la paritaria de este año “será una de las más duras”, y en este sentido anticipó que el comienzo de las clases previsto para el 5 de marzo “no parece sencillo”.

La paritaria docente todavía no tiene fecha de inicio. Históricamente, es la primera que se realiza en el año, marcando un rumbo, pero esta vez ese escenario fue roto por el aumento que obtuvieron las policías provinciales por medio de los acuartelamientos del mes de diciembre.

“Nos dejó un panorama complejo, que en nuestro caso se agrava porque los sueldos de la provincia tienen un defasaje con el resto del país”, sostuvo ayer Baradel consultado por Página/12.

El dirigente explicó que los sindicatos que integran el Frente Gremial Docente acordaron reclamar primero una equiparación salarial, y sólo después discutirán internamente para fijar el porcentaje de aumento que reclamarán para el 2014.

Aunque reconoció que “no parece sencillo” el inicio de las clases en la provincia, Baradel dijo que los gremios esperan que el gobierno de Daniel Scioli los convoque rápidamente a una reunión y una vez iniciadas las paritarias no dilate un acuerdo como ocurrió en la negociación del año pasado, que cerró en junio.

Es que los dirigentes sindicales saben que se encontrarán presionados por dos lados: con un diálogo difícil con la gobernación, corta de recursos, y con expectativas altas por parte de sus bases, que con el antecedente de los aumentos a la policía y la preocupación por la inflación no aceptarán fácilmente cualquier oferta.

El tiempo, además, juega en contra porque primero debe realizarse la paritaria nacional, que fija el salario inicial docente para todo el país, para abrir después la mesa de diálogo para cada provincia.

La equiparación reclamada por los docentes bonaerenses consiste en llevar el sueldo inicial a 4500 pesos, acorde al promedio del país. El salario inicial de los maestros de la provincia está en 3600 pesos, mientras que en Santa Fe es de 5000, en Córdoba de 4400, en Capital Federal de 4200 y en Río Negro de 4900 pesos.

La negociación del año pasado fue muy trabada porque la gobernación planteó que no tenía recursos. Los gremios sostienen ahora que se debe “discutir con la Nación con respecto a la situación financiera estructural de la provincia, pero la provincia también tiene que hacer lo suyo”.

En tal sentido, el titular de Suteba reprochó que “el gobernador recibió a las entidades del campo e inmediatamente dijo que no iba a aumentar el Impuesto Rural. A nosotros nos hubiera gustado escucharlo decir que no iba a aumentar a los pequeños productores, pero no a los pequeños, los medianos y los grandes, porque la base imponible de Buenos Aires en el Impuesto Rural es la más baja de todas”.

“Si se compara la base imponible del Impuesto Rural de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, la bonaerense es la más baja, entonces hay cosas para discutir. Y no sólo el Impuesto Rural: las intendencias, por ejemplo, reciben 1400 millones de pesos que provienen de la Ley de Financiamiento Educativo, pero nunca convocaron a los intendentes para que esos fondos se inviertan en las escuelas públicas. Como el concepto es muy amplio, los municipios pueden utilizar el dinero prácticamente en lo que quieran”.

En esta situación, un acuerdo rápido con los docentes de la provincia se avizora como más que difícil, y nadie apuesta a que haya un comienzo de clases a término. En el 2011, el Ministerio de Educación de la Nación acordó con las provincias que las escuelas se propongan el objetivo de 190 días de clases. Sin embargo, la dificultad de la negociación salarial vuelve año a año más difícil cumplir la meta.

Compartir: 

Twitter
 

Para Roberto Baradel, de Suteba, “no parece sencillo” que comiencen las clases el 5 de marzo.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.