EL PAíS › AL MENOS SEIS PERSONAS FALLECIDAS Y OCHO DESAPARECIDAS EN LA PROVINCIA DE CATAMARCA

Intenso temporal, aluvión y muertes

La lluvia se desató el jueves a la noche en la villa veraniega, a 36 kilómetros de la capital provincial. Un alud de barro y piedras arrastró viviendas, puentes y vehículos. La villa quedó sin luz ni agua potable.

Cuatro personas murieron y al menos otras ocho permanecían desaparecidas como consecuencia de un alud de piedras, agua y lodo que se desencadenó en la localidad de El Rodeo, a 36 kilómetros de San Fernando del Valle de Catamarca. El alud se produjo en medio de un intenso temporal que afectó a la provincia en la noche del jueves. El fenómeno provocó la crecida de ríos y una avalancha de piedras y barro, que azotó principalmente la zona del cordón montañoso del Ambato, donde está ubicada esa villa veraniega. Allí, el repentino desborde del río arrasó con casas, árboles y autos, y dejó a la villa sin luz ni agua. Más de 200 personas tuvieron que ser evacuadas. Entre los cuatro fallecidos hasta ahora, hay dos niñas y un adolescente. A ellos se sumó la muerte de una mujer como consecuencia de la caída de un rayo y de un hombre de 73 años.

Cerca de las diez de la noche del jueves, el centro de veraneo El Rodeo, situado en la ladera de la sierra de Ambato, a 36 kilómetros de la capital provincial, se vio sorprendido por un intenso temporal de lluvia. En la villa turística, ubicada a orillas del río Ambato, se encontraban en ese momento alrededor de 26 mil personas, algunas de las cuales asistirían a un concierto del cantante Abel Pintos, que fue finalmente suspendido. Por las fuertes lluvias, el río se salió de su cauce y comenzó a arrastrar piedras de gran tamaño, árboles, autos, carpas y casas. Entre las víctimas fatales hay una nena de 5 años y su madre, otra niña de 7 y un adolescente de 17, quien estaba desaparecido y fue encontrado ayer pasado el mediodía.

Al cierre de esta edición, cinco mujeres y tres niños estaban siendo intensamente buscados en todo el perímetro del lugar, pero especialmente siguiendo el curso del río Ambato. “Las personas que buscamos acampaban también en la zona, lo que ocurrió aquí es que el desborde del río por las intensas lluvias fue muy rápido, arrastró uno de los puentes de la villa e ingresó al lugar donde estaban los veraneantes”, explicó el vocero del operativo que desplegó la provincia, Rodrigo González.

En algunos casos, el agua subió hasta los diez metros, lo que cubrió la zona del balneario municipal y provocó daños al tradicional bar Villafañez, en cuyas adyacencias se encontró el cuerpo sin vida de una de las nenas. Uno de los puentes de la villa fue arrastrado por el río, mientras que el resto estaba en riesgo, debido a la erosión en sus bases provocada por la crecida.

Los servicios de luz, agua y telefonía fueron interrumpidos en la villa a causa del temporal. “La Empresa de Energía Catamarca trabaja desde la madrugada de hoy (por ayer) para restablecer el servicio eléctrico en la villa veraniega de El Rodeo, donde en forma paulatina y progresivamente, se está restableciendo el fluido eléctrico”, informó la Secretaría de Información Pública provincial. Hasta tanto se reanude el suministro de agua en la zona, fuentes de la empresa provincial Aguas de Catamarca informaron que “camiones cisterna distribuyen agua potable para el consumo humano a los damnificados”. Lo propio realizan las empresas de telefonía móvil, que buscaban ayer restablecer el servicio cortado desde el jueves.

Durante un recorrido por la villa, la gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci, confirmó que cien personas tuvieron que ser evacuadas del lugar. “Esto no lo hemos visto nunca. Es muy difícil para todos ver a las familias buscando a sus seres queridos.”

El temporal se abatió además sobre la localidad de Siján, a 160 kilómetros de San Fernando del Valle. Allí el fenómeno extremo provocó la muerte de un hombre de 73 años. Además, tres personas permanecían desaparecidas y otras cien fueron evacuadas. En esta localidad “las lluvias ocurrieron en la cima del cerro y el alud de lodo y piedras destruyó unas diez casas instaladas en la base, por suerte la mayoría de la personas se dio cuenta a tiempo y pudo salir”, informaron fuentes de Defensa Civil.

La tormenta afectó también la zona de Fiambalá, a unos 380 kilómetros de la capital. Allí una mujer, identificada como Gladis Sandon, murió debido a la caída de un rayo y sus cinco hijos resultaron heridos. Además, en San José, a 300 kilómetros de la capital, un camión fue arrastrado por la crecida de un río, aunque los siete pasajeros lograron salvarse.

En tanto, la Ruta 40 se encontraba ayer intransitable, a la altura de los pasos a nivel de los ríos Villa Vil y Los Nacimientos, que se encuentran a unos 370 kilómetros al oeste de San Fernando del Valle. La crecida de los ríos debido a las intensas lluvias inundó los pasos a nivel, situados entre las localidades de El Eje y Los Nacimientos. Vialidad Nacional trabajaba ayer para restablecer la ruta.

Compartir: 

Twitter
 

El río se salió de su cauce y comenzó a arrastrar piedras de gran tamaño, árboles, autos, carpas y casas.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.