EL PAíS › CAPITANICH DENUNCIó IRREGULARIDADES EN OPERACIONES DE COMERCIO EXTERIOR DE GRANDES AUTOMOTRICES, PETROLERAS Y MINERAS

Las divisas circulan más rápido que la mercadería

El BCRA investiga inconsistencias en el manejo de divisas de grandes firmas por un monto mayor a los 6800 millones de dólares.

El equipo económico está investigando operaciones de comercio exterior que suman 6842 millones de dólares. Las transacciones bajo análisis del Banco Central y el Ministerio de Economía son exportaciones por 3824 millones de dólares con el plazo vencido para ingresar las divisas al mercado cambiario que aún no lo hicieron, y alrededor de 3000 millones de dólares correspondientes a importaciones donde se autorizó la compra de divisas pero las empresas no ingresaron la mercadería. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, precisó que se trata de “incumplimientos en principales empresas” entre las que identificó a mineras, cerealeras, alimentarias, automotrices y petroleras.

“No es una cifra menor, estamos hablando de 6824 millones de dólares, si tomamos 3824 millones de exportaciones y 3000 millones de importaciones. Por lo tanto, es una cuestión que nos preocupa”, expresó Capitanich por la mañana. Como establece el régimen de información para las operaciones de comercio exterior, las entidades bancarias comunicaron las “irregularidades” al Banco Central: un conjunto de firmas que prefinanciaron exportaciones (un crédito bancario por el pago anticipado de las ventas externas, que les permite a las empresas financiar compra de producto, insumos, etcétera) excedieron el plazo con el que cuentan para liquidar las divisas correspondientes a esas operaciones. Los tiempos para ingresar los dólares dependen de cada sector y la forma de financiamiento de las ventas.

“Estamos en un proceso de investigación muy exhaustiva respecto de incumplimientos en principales empresas, entre las cuales están las mineras, cerealeras, alimentarias, automotrices, petroleras que, por información del Banco Central, efectivamente exportaron y no acreditan el ingreso de las divisas correspondientes”, sostuvo Capitanich ayer por la mañana. Las actividades señaladas por el funcionario son conocidas por sus estrategias de planificación fiscal nociva, como triangulaciones, subfacturación de exportaciones y sobrefacturación de importaciones, que muchas veces pasan inadvertidas por el Estado. Los sectores mencionados son, precisamente, aquellos conformados casi exclusivamente por grandes multinacionales, en particular en lo concerniente a comercio exterior. En más de un caso, las operaciones de exportación e importación se realizan entre filiales de la propia firma, lo que hace menos transparente la verificación de si los precios de transferencia son los que corresponden a la realidad económica, o están transformados para obtener algún beneficio fiscal o, directamente, evadir o fugar divisas.

“En muchos casos, importadores efectivamente transfirieron dólares al exterior y no se registra el ingreso de los bienes”, indicó el ministro coordinador en referencia a esas operaciones. Desde el sector privado, el gerente de Relaciones Institucionales de la Cámara de Importadores (CIRA), Miguel Ponce, consideró apropiadas las investigaciones. “Nos parece muy importante que el Gobierno investigue todo lo que se tenga que investigar”, sostuvo.

La decisión de acelerar la devaluación a partir de los cambios en el gabinete en noviembre agravaron los resultados indeseados de la administración cambiaria implementada desde fines de 2011. Con esa estrategia implementada por el nuevo equipo económico se observaron más compras de dólares especulativas, pero fundamentalmente se adelantaron compras de divisas para importaciones y se profundizó la retención de liquidación de exportaciones.

Las tensiones en el frente externo ante la disminución del superávit de divisas no se resolverían si las operaciones irregulares por 3824 millones de dólares de exportaciones y los 3000 millones correspondientes a importaciones se regularizan. No obstante, el equipo económico busca determinar en las próximas semanas a qué se deben las diferencias y corregir las irregularidades en los casos que sea posible.

Las investigaciones en curso están a cargo del Banco Central y el Ministerio de Economía. A partir de la devaluación y la importante suba en las tasas de interés, el equipo económico buscó desarticular el atractivo para la fuga de divisas a través de los mercados paralelos –legales e ilegales– y mejorar el resultado de la balanza comercial a través de una fuerte disputa/negociación con los sectores exportadores. El Gobierno afirma que existe una demora en la liquidación de ventas al exterior por 3500 millones de dólares que corresponden a la anterior cosecha. Desde el equipo económico afirman que “existen condiciones objetivas para la liquidación de la cosecha acumulada en forma inmediata”. En paralelo, la Subsecretaría de Comercio Exterior comenzó a limitar los permisos de importación para desacelerar la demanda comercial de divisas.

Compartir: 

Twitter
 

El tráfico de containers de las principales firmas en el comercio exterior no coincide con los movimientos de divisas declarados.
Imagen: Nicolás Zonbi
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.