EL PAíS › LAS PRESIDENTAS ENCABEZARON UN ALMUERZO EN EL MUSEO DEL BICENTENARIO

“Una alianza para el futuro”

Luego de la reunión bilateral, Cristina Kirchner y Bachelet compartieron un almuerzo. CFK reveló que habían dado instrucciones a sus ministros para que acudan directamente a ellas en caso de que se traben en alguna cuestión.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, señaló que el objetivo de su viaje a la Argentina era “reafirmar una alianza estratégica hecha de historia, pero sobre todo de futuro”, y dijo que a ambas naciones “las llamamos hermanas no sólo por costumbre, sino porque es realmente la naturaleza de nuestro vínculo”. Cristina Kirchner respondió en el mismo tono. Recordó que “durante épocas, casi siglos, estuvimos realmente separados”, pero que “las cosas suceden cuando nos encontramos en el camino hombres y mujeres que conducen los destinos de los países que conforman la América del Sur, Latinoamérica y el Caribe, con vocación e identidad de pertenencia”. Ambas mandatarias hablaron durante el almuerzo realizado ayer en el Museo del Bicentenario.

Antes, obviamente, Bachelet tuvo que realizar la recorrida de rigor acompañada por la Presidenta, que le fue mostrando las atracciones del lugar, incluyendo el mural del pintor mexicano David Siqueiros. Un grupo de referentes de La Cámpora, encabezados por el diputado Eduardo “Wado” De Pedro, le regaló a la chilena un ejemplar de Fuerza propia, el libro que realizó sobre la agrupación la periodista Sandra Russo. Las mandatarias se ubicaron luego en la mesa de cabecera junto a sus cancilleres Héctor Timerman y Heraldo Muñoz en un salón repleto. En las diferentes mesas se acomodaban casi todos los integrantes del gabinete nacional, gobernadores, legisladores –oficialistas y opositores–, dirigentes de organismos de derechos humanos y empresarios. También representantes de medios de comunicación, entre ellos Jorge Prim y Hugo Soriani, de Página/12.

La primera convocada a hablar fue Bachelet. Comenzó con un agradecimiento por la ayuda argentina por el terremoto que sufrió el norte de Chile y el posterior incendio que sacudió Valparaíso, catástrofes que llevaron a postergar su visita a Buenos Aires. “Ahí estuvo desde el comienzo la voz de la presidenta Fernández, dándonos aliento, fuerza, solidaridad, cariño, pero también apoyo concreto”, comentó. “Chile y la Argentina han recorrido un largo camino para llegar a este punto de amistad”, expresó, y se congratuló por la decisión de dar un “impulso renovado a la relación de socios estratégicos entre nuestras naciones” porque “tenemos desafíos pero también tenemos oportunidades”.

Bachelet habló del “largo camino recorrido” por ambos países hasta llegar al actual punto de confluencia en la relación. Y cerró con una cita al poeta Juan Gelman, fallecido en enero pasado. “Hemos quemado el miedo, hemos mirado frente a frente al dolor, antes de merecer esta esperanza”. “Debía haber venido con algún poema de Pablo Neruda”, se lamentó Cristina Kirchner al comenzar su mensaje. CFK habló de las épocas en que los países de la región se encontraban distanciados y mirando hacia otros continentes. Dijo que le había comentado a Bachelet en la reunión su sensación durante la última cumbre de la Celac celebrada en Cuba. “Si alguien nos hubiera dicho que íbamos a llegar a este punto yo les habría dicho ‘no, están locos, esto no va a suceder nunca’.” La presidenta argentina mencionó la necesidad de “retomar con mucha fuerza el Tratado de Maipú” y la mejora de la conectividad entre ambos países, deteniéndose en especial en los proyectos de Aguas Negras y el ferroviario Anconcagua.

Cristina Kirchner reveló que habían hablado con sus ministros con el objetivo de “no detenernos en las pequeñeces y todo lo que sea dificultades, subsanarlas”. “Hemos dado instrucciones de que cuando algo se trabe, cuando haya un inconveniente por lo menos en el ámbito del Poder Ejecutivo, se conecten directamente con nosotras las presidentas, porque siempre de presidente a presidente es más fácil destrabar conflictos”, comentó.

CFK terminó con recuerdos de las tragedias que asolaron Chile, que casualmente a ella le había tocado estar en el anterior terremoto, que sucedió cuando asumió Sebastián Piñera. “Parece que Chile tiene la costumbre de temblar cuando asumen los nuevos mandatarios”, deslizó. “Bueno, como dice Michelle, en las malas se conocen a los amigos y yo creo que realmente no dudamos un instante en enviar a Chile toda la ayuda, como estamos seguros, Dios no lo quiera, si una desgracia aconteciera en nuestro país”, finalizó.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner y Michelle Bachelet conversan frente al mural de Siqueiros, antes del almuerzo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.