EL PAíS › LA CAMARA FEDERAL REVOCO EL SOBRESEIMIENTO DE EMIR Y KARIM

Otra vez la riqueza de los Yoma

Los jueces consideraron que no se había investigado su patrimonio, le sacaron la causa a Canicoba Corral y esperan que se estudie la maraña de sociedades anónimas y offshore.

 Por Irina Hauser

La Sala II de la Cámara Federal ordenó que se reabra una investigación por enriquecimiento ilícito contra Emir Yoma, quien había sido sobreseído por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral. El tribunal advirtió que el magistrado declaró la inocencia del ex funcionario menemista sin haber recolectado pruebas sobre la evolución de su patrimonio. Por eso decidió anular su actuación y quitarle la causa, lo que equivale a una suerte de sanción. Señaló, además, que el nuevo juez deberá analizar la vinculación de Yoma con una veintena de sociedades, algunas de ellas entrelazadas con la venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia.
“La medida de la Cámara es muy buena porque abre la posibilidad de que un juez independiente ahora pueda terminar de demostrar la hipótesis que nosotros siempre manejamos: que los Yoma usaron esas sociedades para dar apariencia de legalidad a los movimientos de dinero proveniente de coimas”, dijo a Página/12 la diputada Graciela Ocaña (ARI), que realizó la principal investigación sobre el tema que dio origen a la causa, a través de una denuncia presentada por el abogado Juan Carlos Iglesias.
Los camaristas Horacio Cattani, Eduardo Luraschi y Martín Irurzun no sólo revocaron el sobreseimiento del ex asesor de Carlos Menem, sino también el de su hermano, Alfredo Karim, acusado por el mismo delito. La resolución señala como dato llamativo que los fiscales que intervienen -Eduardo Freiler y Federico Delgado– apelaron estos dos casos pero no hicieron lo mismo en relación a Eduardo Adrián Menem y Omar Yoma, que también aparecían involucrados en el expediente.
Según el tribunal de alzada, Canicoba desvinculó a los Yoma “sin fundamento”. El texto dice que “en esta investigación no se ha determinado, hasta el momento, cuál es la situación patrimonial de los imputados” como para poder evaluar si se enriquecieron en la función pública. “Nada al respecto se ha expuesto en el auto de sobreseimiento” y “todavía no han sido agotadas las diligencias ya ordenadas” ni “las medidas tendientes a comprobar la imputación”, reprochan los jueces.
Hasta ahora, según la Cámara, “sólo se ha podido acreditar la vinculación de Emir Fuad Yoma y Alfedo Karim Yoma con las sociedades Curtidores Riojanos S.A y La Cordial”, por las que pasaba el negocio familiar del cuero. Sin embargo, advierte la resolución, aún no hay precisiones en el expediente sobre la relación con muchas otras empresas que detallan, como Yoma S.A, Ondisur, Bugari, Austal, Cone, Articuer SA, Debrol, Elthan Trading, Daforel, Heli Air, Núñez Autos y Videncia.
El análisis de estas firmas aparece en informes de la Comisión Investigadora de Lavado de Dinero de Diputados y, además, fueron detalladamente estudiadas por Ocaña. La diputada explicó: “Emir aparece en el origen de todas esas sociedades, desde 1991, y luego se va desprendiendo de ellas. Algunas las va pasando a empresas uruguayas manejadas por Rubén Weiszman, un experto en formar sociedades offshore, y otras son transferidas a Aurelia Hoffman, contadora de Yoma. El domicilio legal de las empresas aparece en las oficinas de Emir, quien al tiempo que era testaferro de Menem tenía sus propios testaferros”.
Según la diputada, la finalidad de Emir Yoma era “esconder el dinero sucio de sus negocios, e insolventarse y no pagar los créditos, que llegaron a 140 millones de pesos, que obtuvo del Banco Nación, del Provincia y del Ciudad”. Como ejemplo, explica que “por la cuenta de Daforel pasó el dinero negro de la venta de armas, en ella se detectó una transferencia a nombre de Yoma de 400 mil dólares enviada por Elthan Trading, que aparece como sociedad uruguaya propietaria a su vez del mayor paquete accionario de Yoma S.A”.
La cuestión de los créditos de la banca pública es investigada en una causa a cargo del juez Claudio Bonadío, a partir de una denuncia de la Oficina Anticorrupción (OA) que señaló el vaciamiento de las empresas ligadas a la curtiembre. La Cámara criticó que Canicoba Corral sobreseyerasin analizar la conexidad con ese tema y con el contrabando de armas, que se había planteado. Para Ocaña, toda esa trama empresaria sería una pantalla “del enorme incremento de patrimonio de Emir Yoma y algunos familiares, que todavía debe ser investigado”. “Yo calculo –señaló– que por lo menos aumentaron su riqueza en 30 millones de dólares.”

Compartir: 

Twitter
 

Emir y Karim aparecen vinculados a veinte sociedades, algunas relacionadas con la venta de armas.
La Cámara criticó a Canicoba Corral por sobreseerlos sin investigar realmente su patrimonio.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.