EL PAIS › EL AVANCE DE LA INVESTIGACION JUDICIAL SOBRE LA MUERTE DEL FISCAL ALBERTO NISMAN

Nuevas medidas de prueba y más testimonios

Los peritos no pudieron determinar la presencia de rastros de pólvora en la mano de Nisman. La fiscal Viviana Fein ordenó analizar las comunicaciones de Nisman y tomó declaración a sus custodios. También allanaron la fiscalía a su cargo y su departamento.

La fiscal Viviana Fein recibió la pericia sobre la mano de Alberto Nisman, que no pudo determinar la presencia de rastros de pólvora, y pidió nuevas medidas de prueba sobre el arma que fue encontrada junto al cuerpo del fiscal. Fein explicó que, por tratarse de un arma de bajo calibre, era factible que no hubiera rastros de los gases y la pólvora en la mano y que “eso no significa que (Nisman) no se disparó”. Además, les tomó declaración a los custodios de Nisman y ordenó un análisis de las comunicaciones de los últimos cinco días. Además, se allanaron las oficinas de la Unidad Fiscal AMIA. Por la tarde, la ex pareja de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, concurrió a la fiscalía a cargo de Fein. En tanto, la jueza Fabiana Palmaghini –quien regresó de sus vacaciones en Brasil– hizo una inspección ocular del departamento de Nisman en Puerto Madero junto a los familiares del fiscal.

La fiscal tomó declaración a los diez custodios de Nisman, que se repartían en turnos durante las 24 horas. No tenían un puesto fijo, sino que acompañaban al fiscal adonde fuera. La fiscal habló primero con los dos que estaban de guardia a la hora presunta del disparo –entre las 14 y las 15– y luego con el resto.

Luego recibió el resultado de la pericia que hicieron en la mano de Nisman para intentar detectar rastros del disparo: dio negativo. La fiscal detalló que los especialistas habían explicado que esto era factible, dado que el arma es de bajo calibre. “Lamentablemente dio negativo, pero no es un resultado inesperado. El calibre pequeño del arma, calibre 22, no permite que el barrido electrónico dé un resultado positivo, es un tema técnico.” La fiscal advirtió que el resultado negativo “no descarta que él se haya disparado”. De hecho, dejó en claro que la autopsia “lo ha confirmado de manera categórica”. “Hay muchísimas medidas de prueba que se dispusieron en la causa: la sangre encontrada en el arma y el lugar. Y cotejos directamente de ADN para que de manera categórica (digan) si toda esa sangre se corresponde con la del doctor Nisman”, indicó. La fiscal, que negó haber recibido presiones para inclinarse por la hipótesis del suicidio, detalló que el arma pertenecía a un colaborador de Nisman y que el funcionario judicial se la pidió a último momento (ver aparte).

La fiscal está investigando, además, si Nisman tomaba algún medicamento o si estaba bajo algún tratamiento médico por estrés o depresión.

“Vamos a escuchar a los médicos que trataron al doctor (Nisman) y preguntarles si en algún momento tuvo algún tratamiento psicológico, lo vamos a investigar”, dijo.

La fiscal pidió, por otra parte, nuevas medidas sobre el arma encontrada y ordenó medidas sobre las comunicaciones de los últimos cinco días, para investigar si puede haber habido instigación al suicidio, a través de amenazas de algún tipo. “Estamos trabajando lentamente con la parte técnica para poder contar con las desgrabaciones, con toda la aparatología de telefonía, de cinco días para atrás”, afirmó la fiscal.

En tanto, la jueza Palmaghini ordenó a la Policía Metropolitana allanar las oficinas del fiscal Nisman para secuestrar elementos de sus computadoras y archivos que puedan completar el cuadro de las comunicaciones del fiscal en las últimas semanas.

Enfundada en un vestido rojo, la magistrada volvió a hacerse cargo de su juzgado –que subrogaba Manuel de Campos– y comenzó a tomar medidas. Una de ellas fue limpiar de su Facebook los insultos a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner (ver aparte). Palmaghini se trasladó a la torre Le Parc e hizo una inspección ocular del lugar donde murió Nisman. Además, se realizaron nuevas pericias en el departamento en presencia de la jueza.

En tanto, la fiscal Fein tuvo una conversación –no fue una declaración testimonial, aclaró– con la ex pareja de Nisman, la jueza Arroyo Salgado, quien volvió de Europa en cuanto se enteró de la muerte del padre de sus hijas. “Hemos hablado sobre la causa. No fue una declaración. Fue una charla personal porque arribó al país hace pocas horas y se le dio explicaciones”, indicó la fiscal.

A partir de hoy, comenzará el análisis de todas las imágenes de las cámaras de seguridad del edificio donde vivía Nisman, así como de otras cámaras de la zona que puedan ayudar a confirmar o descartar otras hipótesis sobre la muerte (asesinato o instigación al suicidio). “Tenemos que analizar debidamente todo con las cámaras, tenemos que ver los ingresos y egresos de toda la gente que estuvo en contacto con Nisman y por eso también se está llamando a declarar al personal de su fiscalía. No puedo aventurar nada”, dijo la fiscal, quien pidió a la AFIP información sobre si Nisman hacía aportes a una empleada doméstica, dado que quiere citarla a que preste declaración testimonial.

Esto se debe a que un dirigente de la DAIA, Jorge Kirszenbaum, afirmó que estuvo en contacto con un primo de la madre de Nisman, que la acompañó cuando debieron ingresar y encontraron el cuerpo. “El advirtió que arriba del escritorio del fiscal estaba toda la documentación que iba a presentar al Congreso –sostuvo el dirigente de la DAIA–. Al mismo tiempo observó la existencia de una nota a la empleada doméstica, en donde indicaba las compras que debía realizar el lunes.” La fiscal ahora busca a la empleada.

Compartir: 

Twitter
 

Efectivos de la Metropolitana retiraron ayer, por orden de Palmaghini, material de la oficina de Alberto Nisman.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared