EL PAíS

Telerman viaja a Cuba con Bielsa después de una comedia de enredos

La semana pasada, Alberto Fernández había pedido al canciller que no lleve a Telerman a La Habana, aduciendo que así lo pidió Kirchner. Pero Kirchner después invitó al vicejefe porteño.

Por Martín Piqué y Santiago Rodríguez

Nadie imaginaba que Jorge Telerman se iba a convertir en el centro de una jornada llena de rumores y tironeos. Desde hace días se sabía que el ex embajador en Cuba y electo vicejefe de Gobierno viajaría a La Habana este sábado para la asunción de Raúl Taleb en la embajada argentina. Pero ayer al mediodía desde la Cancillería informaron que Telerman no figuraba en la comitiva por su propia decisión. Distintos eran los argumentos que circulaban en el Gobierno de la Ciudad, del que Telerman es secretario de Cultura. Allí adjudicaban el cambio a una operación por “la sucesión de Ibarra”, y responsabilizaban al entorno del jefe de Gabinete, Alberto Fernández. A las siete de la tarde, cuando el incidente había trascendido a los medios, el canciller Rafael Bielsa llamó al Presidente. Kirchner le dijo que dejara a Telerman en la lista. Bielsa y el propio Kirchner le transmitieron la novedad al funcionario ibarrista.
–¿Lo vas a llevar a Jorge (Telerman)? –preguntó Kirchner.
–Sí, estábamos pensando en eso –contestó Bielsa.
–Bueno, llevalo, invitalo –ordenó entonces el Presidente.
Esa conversación telefónica, reconstruida ante Página/12 por fuentes de la Cancillería, desactivó lo que hasta ese momento era uno de los primeros desencuentros del Gobierno. Visto el final, el episodio se pareció más a una comedia de enredos con un trasfondo de operaciones cruzadas.
Luego del diálogo entre Bielsa y Kirchner, los dos se ocuparon de comunicarle la novedad a Telerman. Primero lo llamó Bielsa y después el propio Presidente, como confirmaron a este diario fuentes de la Casa Rosada. La confirmación oficial se produjo pasadas las ocho de la noche, cuando el vicecanciller Jorge Taiana anunció en conferencia de prensa que Kirchner había firmado el decreto de designación de Taleb. Luego dijo que a Cuba viajarían Bielsa, Taleb y dos ex embajadores en La Habana, Telerman y Oscar Torres Avalos. En la delegación estará también el subsecretario de Política Latinoamericana, Eduardo Sguiglia.
El anuncio de Taiana terminó con una jornada llena de rumores y desmentidas sobre la inclusión de Telerman en la lista que viajaría a Cuba. La semana pasada, fuentes del Gobierno contaron a este diario que Alberto Fernández le había pedido a Bielsa que bajara a Telerman del avión. Según un miembro del Ejecutivo, Fernández había usado como argumento una frase que adjudicó al Presidente: “¿Para qué llevan a ese pelado robacámara?”, fue la cita del jefe de Gabinete para referirse a Telerman. Por entonces, todo indicaba que el compañero de fórmula de Aníbal Ibarra se había quedado sin viaje.
Entretanto, desde el Gobierno de la Ciudad intentaban explicar el hecho con el argumento de que el viaje a La Habana duraba dos días y que Telerman tenía muchas reuniones agendadas en Buenos Aires. Pero también aseguraban que el vicejefe porteño electo “no estaba compitiendo en nada” y que “sólo participaría de aquello que apunte a consolidar la transversalidad y el proyecto de Kirch-ner”. De esa forma, quisieron desmentir que existiera una pelea por la Jefatura de Gobierno en 2007, que opondría a Telerman y a Alberto Fernández. Claro que después las mismas fuentes porteñas reconocieron que en el episodio hubo operaciones cruzadas y aunque no quisieron apuntar sobre el jefe de Gabinete señalaron, con cierta diplomacia, a su entorno. “Es poco serio que alrededor de un jefe de gabinete estén especulando con la sucesión de Ibarra.”
Quienes quisieron poner paños fríos –y los hubo tanto en el gobierno nacional como cerca de Telerman– reconocieron que detrás del incidente pudo haber operaciones de los dos lados. En diálogo con Página/12, el propio Telerman dijo que “hablar hoy de la sucesión del Gobierno de la Ciudad es una falta de respeto a la ciudadanía porteña y un disparate en términos temporales”. Desde el Ejecutivo, una vez que se reincorporó a Telerman, se intentó bajar el tono y se pidió prudencia.
A la noche, tras el desenlace, la delegación se concentró en la tarea que llevarán adelante en La Habana. En la isla, Bielsa pondrá en funcionesa Taleb y se entrevistará con el canciller cubano, Felipe Pérez Roque. En la agenda de la comitiva figuran varias reuniones con funcionarios del Banco Central y la Universidad de La Habana pero el compromiso más importante sería un encuentro privado con el presidente Fidel Castro. Aunque, naturalmente, esa reunión no está confirmada por cuestiones de seguridad y de agenda del líder cubano.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge Telerman fue embajador en La Habana, por eso lo invitó a viajar el canciller Bielsa.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.