EL PAíS › EL EJéRCITO RECHAZó LAS ACUSACIONES CONTRA EL GENERAL MILANI

No estaba en Tucumán, sino en La Rioja

El Ejército Argentino emitió un comunicado “en relación con la información difundida por diferentes medios de comunicación, respecto de una presentación judicial realizada por el señor Enrique Fernando Romero, mediante la cual hace referencia a documentación que pretende vincular al jefe del Ejército con los homicidios de un suboficial y tres soldados acaecidos en la provincia de Tucumán en 1976”.

Se refiere a la denuncia en la causa que tiene como imputado al jefe de esa fuerza, César Milani, por la desaparición del conscripto Alberto Ledo, realizada esta semana por Romero. El ex legislador provincial y peronista disidente le requirió al juez Daniel Bejas que adjunte al expediente del caso Ledo documentación que podría vincular a Milani con el asesinato de otros tres soldados y de un suboficial del Ejército durante la dictadura militar, los conscriptos Carlos Fricker, Juan Toledo Pimentel y Carlos Cajal, y del sargento Alberto Lai. Según la acusación, habrían sido ejecutados por oficiales de Inteligencia del Ejército entre el 9 y el 17 de mayo de 1976, un mes antes de la desaparición de Ledo, ocurrida el 17 de junio.

El Ejército emitió ayer un comunicado donde manifestó que “la falsa atribución de dichos ilícitos demuestra el carácter temerario de la aseveración, pues no se corresponden de modo alguno con la presencia del jefe del Ejército en el lugar y el momento de los hechos”. Además agregó que “contrariamente a lo que falsamente se denuncia, el jefe del Ejército no se encontraba presente en la provincia de Tucumán, lugar donde ocurrieron los hechos, ya que se hallaba destinado en la provincia de La Rioja, transitando sus primeros meses de vida profesional y cumpliendo actividades técnicas propias de un jefe de sección de construcciones de una unidad del arma de Ingenieros”.

Según el comunicado, “las víctimas, todas ellas pertenecientes al Ejército Argentino, no revistaban en el batallón de Ingenieros de Construcciones 141 de La Rioja, donde estaba el suscripto (Milani), sino que estaban destinadas en distintos elementos u organismos de la ciudad de Tucumán”. Y agregó que “(Milani) no ocupó cargos ni desempeñó, por entonces, funciones de Inteligencia como tampoco estuvo bajo las órdenes de ningún comandante de brigada de la provincia de Tucumán, obteniendo recién la aptitud de Inteligencia en 1984, ocho años después de sucedidos los hechos que son motivo de la falsa acusación efectuada”.

Finalmente, el Ejército informó que “la temeridad y falacia de la acusación efectuada, ajena totalmente a su persona, resultará en la articulación de acciones penales pertinentes que oportunamente el jefe del Ejército llevará adelante”, y destacó que “la verdad sobre las imputaciones que recurrentemente son reproducidas por ciertos medios de comunicación sólo tienen por objeto desacreditar la imagen de la máxima autoridad de la fuerza y, en definitiva, afectar el normal funcionamiento de la institución en su conjunto”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.