EL PAIS › DURA CRITICA DEL GOBIERNO POR LA REPRESION

Un palo a la policía jujeña

El Gobierno responzabilizó a la policía jujeña por la primera muerte producida en una protesta social durante la gestión de Néstor Kirchner. “Hemos dicho hasta el cansancio que la protesta social no debe ser objeto de criminalización, que debe contenerse pero no reprimirse de este modo”, dijo el jefe de Gabinete Alberto Fernández. Así se refirió a la muerte de Luis Cuellar, militante de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), quien fue baleado en medio de la represión a una marcha de protesta por la muerte de Cristian Ibáñez, otro miembro de la CCC. El sábado 5 de octubre, Ibáñez apareció ahorcado en la comisaría 39ª de la ciudad de Libertador General San Martín. Ayer su cuerpo fue exhumado para determinar el motivo real de su muerte, que la policía consideró un “suicidio”.
Mientras en Buenos Aires el Gobierno respaldaba ayer al gobernador Eduardo Fellner por relevar a la cúpula policial, en Jujuy la policía liberaba a tres menores que seguían presos desde la madrugada del viernes. Así quedaban presos trece varones y tres mujeres, acusados de “daño calificado, lesiones leves y graves, robo calificado, hurto y atentado y resistencia a la autoridad”. De los dieciséis detenidos –todos participantes de la marcha que derivó en una batalla campal con la policía–, uno fue trasladado al hospital de la zona debido a sus heridas. Entretanto, desde el Gobierno, el jefe de Gabinete y el ministro del Interior volvieron a pedir que no se repriman las manifestaciones porque -en la opinión de Alberto Fernández– “la represión conduce muchas veces a más enojo social”. “Hemos dicho hasta el cansancio que la protesta social no debe ser objeto de criminalización, que debe contenerse pero no reprimirse de este modo”, dijo. “Hay que moverse con mucha prudencia y cuidado y reeducar a ciertas fuerzas de seguridad que han tomado como método el de la represión”. Además, los dos funcionarios elogiaron a Fellner porque “tomó una actitud muy firme para con los miembros de la comisaría donde ocurrieron los hechos”.
Mientras los funcionarios hablaban del tema por las radios, el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) realizó un escrache ante la Casa de la Provincia de Jujuy, en Santa Fe al 900, para repudiar “la feroz y trágica represión policial ejercida contra el pueblo jujeño”. Fue pasado el mediodía. Los militantes de izquierda arrojaron huevos y pintaron consignas contra las autoridades provinciales.
Pero no será la única marcha de repudio por la represión. Para el martes próximo, la CCC –en la que participaban los dos jóvenes asesinados– convocará a una “jornada nacional de protesta” con actividades en todo el país. Originalmente, la jornada había sido pensada en repudio al pago de la deuda externa pero los hechos del viernes en Jujuy obligaron a cambiar el eje. Así, el martes la CCC se concentrará frente al Congreso para protestar por las muertes de Ibáñez y Cuellar. Ese mismo día viajarán a Jujuy las diputadas Marcela Bordenave y Margarita Jarque (interbloque ARI) –de la comisión de Derechos Humanos del Parlamento–, quienes se entrevistarán con los familiares y amigos de los dos muertos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.