EL PAíS › DANIEL SCIOLI Y CARLOS ZANNINI EMPEZARON A DELINEAR SU CAMPAñA ELECTORAL EN LA CASA ROSADA

Primer encuentro como compañeros de fórmula

El precandidato presidencial del Frente para la Victoria se juntó con el secretario de Legal y Técnica en la Casa Rosada. Destacó que “es un compañero de fórmula que desde 2003 cumple un rol muy importante para consolidar el modelo”.

 Por Santiago Rodríguez

Cuarenta y cinco minutos. Eso fue lo que duró ayer la reunión que marcó el debut de la fórmula Scioli-Zannini. El gobernador bonaerense y el secretario de Legal y Técnica se reunieron en la Casa de Gobierno y empezaron a delinear su campaña electoral. “Es un compañero de fórmula que desde 2003 cumple un rol muy importante para consolidar el modelo”, destacó Scioli de Zannini. Al llegar a la Rosada, Zannini a su vez anunció que aceptaba acompañarlo y se declaró orgulloso de completar la boleta con quien “compartió la fórmula con Néstor Kirchner”. Aunque en su entorno dan por hecho que será el único precandidato del Frente para la Victoria en las primarias del 9 de agosto, Scioli no quiso pronunciarse sobre la situación de Florencio Randazzo y su eventual postulación a gobernador bonaerense. Dejó en claro, en cambio, que el oficialismo “es el espacio más coherente, previsible, que tiene una fórmula integrada que se basa en las convicciones y no en las imposiciones”.

Scioli fue a la Casa Rosada a ver a Zannini a última hora de la tarde. El secretario de Legal y Técnica había llegado un par de horas antes. Venía de la quinta de Olivos, donde había estado con Cristina Kirchner. “Consulté con la Presidenta y le he aceptado la candidatura a Daniel Scioli. Es una manera de complementar la fórmula y para mí es un orgullo compartir la fórmula con alguien que compartió la fórmula con Néstor Kirchner”, declaró Zannini a los periodistas. Contó que eso mismo le había dicho a Scioli al comunicarle su decisión y calificó al mandatario bonaerense como “la continuidad del camino” que los Kirchner emprendieron en el 2003.

Zannini le dio el sí a Scioli en una primera conversación por teléfono que ambos tuvieron el martes por la tarde. Ese diálogo tuvo lugar tras la reunión a solas que el gobernador mantuvo con la Presidenta en Olivos, en la cual acordaron quién sería su vice. “Hace 12 años que escucho la misma cantilena. Quisieron distorsionar y se van a equivocar una vez más”, dijo ayer el gobernador bonaerense en respuesta a quienes sostienen que en ese encuentro Cristina Kirchner le impuso a su secretario de Legal y Técnica como compañero de fórmula. En su círculo más cercano afirman que “la charla con Cristina fue como siempre muy cálida”.

Scioli y Zannini tuvieron una segunda charla telefónica a última hora del martes y ayer por la mañana volvieron a hablar. Fue entonces que quedaron en que el gobernador pasara por la Casa de Gobierno para conversar personalmente.

Antes de la reunión, Scioli encabezó un acto en Avellaneda. Allí destacó el rol de Zannini desde el 2003 a la fecha y recordó que “redactó proyectos centrales como el de la nacionalización de Aerolíneas, YPF o la de la Asignación Universal por Hijo”. “Creo que es el hombre ideal para poder complementarme en una función de gobierno como para la que nos estamos preparando”, agregó el gobernador bonaerense y dijo estar seguro de que “va a volcar toda su experiencia de tantos años que ha trabajado al lado de Néstor con un gran compromiso en ayudarme y en hacer las cosas bien”.

“En el 2003 cuando integramos la fórmula con Néstor estábamos cenando en Río Gallegos y en medio de los ravioles y el asado, me presentó a Carlos”, recordó Scioli de cómo había conocido a quien ahora es su compañero de fórmula. “De aquella cena en la que se conocieron se acordaron cuando se vieron en la Casa Rosada”, contó a Página/12 un colaborador de Scioli, quien precisó que el encuentro “duró cuarenta y cinco minutos” y lo describió como “una reunión de trabajo muy amena, una primera charla introductoria acerca de cómo van a empezar a moverse en la campaña para las PASO y para octubre”.

Scioli no quiso referirse a la reconfiguración del escenario preelectoral del oficialismo, ni a la posibilidad de que Randazzo compita finalmente en la provincia de Buenos Aires. “Son cuestiones que decide la conducción de nuestro partido. No voy a hacer comentarios por respeto a él y por las aspiraciones de todos los compañeros”, se excusó. Y cuando le preguntaron si al final habría sólo una fórmula del Frente para la Victoria en las PASO se limitó a contestar que “son cuestiones que se oficializarán en las próximas horas”.

“Todo se encamina a eso. Daniel no va a tener adversario dentro del oficialismo”, analizó, en cambio, uno de sus consejeros políticos. Randazzo ya no es competencia para Scioli: la decisión del Gobierno es presentar una única boleta a presidente en las primarias. La alternativa que Cristina Kirchner le ofreció al ministro del Interior y Transporte es que sea candidato a la gobernación bonaerense. Randazzo quedó en contestar hoy. En el Gobierno suponen que aceptará esa propuesta, que incluye que el secretario general de la Presidencia, Eduardo “Wado” de Pedro, lo secunde en la fórmula.

Scioli ya se mueve como en función de ese esquema. El mismo colaborador precisó que ayer, además de juntarse con Zannini en la Rosada, Scioli estuvo hablando con los gobernadores de José Manuel Urtubey (Salta), Eduardo Fellner (Jujuy) y Sergio Urribarri (Entre Ríos) para organizar también detalles de su campaña presidencial. Con su fórmula completa y el camino allanado, seguirá cimentando su relación con los gobernadores peronista y se volcará de lleno a la campaña.

Compartir: 

Twitter
 

Después de varios diálogos por teléfono, Daniel Scioli y Carlos Zannini se juntaron ayer a la tarde y conversaron durante 45 minutos.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.