EL PAíS › DE AYER A HOY, QUé DECíAN MACRI Y EL PRO DE YPF, LAS AFJP Y AEROLíNEAS

“En un año vamos a estar peor”

El jefe de Gobierno consideró en abril de 2012 que la nacionalización de la petrolera era una mala decisión y que en un año se verían las consecuencias. Ahora elogia a Galuccio. Su partido votó en contra de esa medida y otras estatizaciones claves.

 Por Sebastián Premici

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, fue uno de los pocos dirigentes que se opuso junto a su bloque parlamentario de diputados al conjunto de leyes más trascendentes de los últimos siete años. El PRO votó en contra de la recuperación de los fondos de las ex AFJP, en contra de la recuperación de Aerolíneas Argentinas e YPF. Las manifestaciones públicas del propio Macri o de sus funcionarios y legisladores no dejan lugar a duda sobre el posicionamiento de esta fuerza política en torno del rol del Estado en la economía, por más que ahora hayan ensayado un giro discursivo. Otra de las leyes bisagras del kirchnerismo fue la Ley de Educación, que fijó entre otras cuestiones un piso de financiamiento de 6 por ciento del PBI. Fue rechazada por los diputados del PRO Federico Pinedo y Paula Bertol. Macri, que en esa época era legislador, faltó a la sesión.

Quizás acostumbrado a hacer política en los medios de comunicación, Macri organizó una conferencia de prensa el día posterior a que el Congreso había tratado la recuperación de YPF (abril 2012). Con nada más que un atril y con tono acongojado, el funcionario miró a los ojos de las cámaras que lo estaban tomando y pronunció: “Anoche me fui a dormir muy preocupado, convulsionado, calculo como muchos argentinos. Y me desvelé a la madrugada, a las, 5 y me fui a la cuna de Antonia. La vi ahí chiquitita, tan indefensa, y no pude dejar de pensar en los millones de argentinos indefensos por la inseguridad, nos matan todos los días, en los millones que viajan indefensos y que pierden la vida, como en Once, ni en los millones de argentinos comprometidos por muchos años a pagar miles de millones de pesos producto de que los mismos que privatizaron YPF en el 92 ahora decidieron estatizarla”. Y agregó: “Esta decisión va en contra de los intereses de los argentinos, y dentro de un año vamos a estar peor”.

Ahora Macri destaca el rol de la petrolera de bandera, por eso califica de positiva la gestión de Miguel Galuccio. Pero en la larga sesión que consagró la recuperación de la empresa, los legisladores Laura Alonso, Paula Bertol, Soledad Martínez, Pablo Tonelli y Federico Pinedo, entre otros, votaron en contra.

El caso de la recuperación de los fondos de los trabajadores en manos de las ex AFJP y la Asignación Universal por Hijo resulta paradójico. El 16 de septiembre de 2012, el ministro de Educación del PRO, Esteban Bullrich, afirmó que “la AUH en sí misma es una política del fracaso”. La Asignación Universal por Hijo nació como un derecho, por eso su inclusión dentro del capítulo de asignaciones familiares. Esta medida, que a partir del próximo año se actualizará de manera automática, no puede estar separada de la recuperación de los recursos de las ex AFJP. La votación fue el 7 de noviembre de 2008. El PRO votó en contra. Allí estaban Bertol, Bullrich y Cynthia Hotton. Pinedo se ausentó.

El año pasado, el ministro porteño de Desarrollo Económico, Francisco Cabrera, aseveró durante el Coloquio de IDEA que “vendería en bloque las acciones de empresas del Fondo de Garantía de Sustentabilidad a fondos de pensión internacionales, que podrían elegir colocar directores con el objetivo de maximizar el valor de la compañías”. Es decir, la lógica del funcionario del PRO era reprivatizar los recursos de los trabajadores con el objetivo de que ingresen divisas al país. Durante una entrevista televisiva, Macri no tuvo empacho en confesar que reprivatizaría el FGS. El periodista Marcelo Zlotogwiazda le estaba preguntando por el gasto público y el rol del Estado. El jefe de Gobierno respondía: “Es un desquicio el gasto público, es una atrocidad que se siga gastando 4 o 5 millones diarios en Aerolíneas Argentinas, jamás la hubiera estatizado”, respondió.

–¿Qué harías? –volvió a preguntarle el periodista.

–Privatizarla, obviamente.

En ese mismo reportaje, Ernesto Tenembaum le repreguntó: “¿Qué más reprivatizarías, las AFJP?”.

–También, por supuesto –sostuvo Macri.

Ahora, a pocas semanas de las PASO presidenciales, Macri parece recalcular algunas de sus máximas expresiones. “Cuando se vulnera el derecho de propiedad es que se genera una enorme desconfianza porque no se sabe cuál va a ser el próximo movimiento de aquellos que no lo respetan”, argumentó Pinedo durante el debate parlamentario que puso fin a las AFJP. Antes de la recuperación de los recursos de los trabajadores, el Congreso votó la movilidad jubilatoria. Pinedo también votó en contra.

Si se toman otras leyes que restituyeron derechos, como el nuevo contrato del peón rural o el régimen de trabajo en casas particulares, el PRO también miró para otro lado. En el caso de la primera normativa, los legisladores macristas optaron por ausentarse del recinto a la hora de votar, entre ellos Gabriela Michetti, Laura Alonso, Julián Obiglio y Pinedo. En este sentido, Macri forma parte de la camada de dirigentes que sostiene que le devolvería al Momo Venegas la potestad de fiscalizar el trabajo agrario. En la segunda norma, Michetti estuvo ausente, junto a su compañera Gladys Gonzalez, Cornelia Schmidt-Liermann, Pinedo y Triaca.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

“Esta decisión va en contra de los intereses de los argentinos”, dijo Macri sobre la recuperación de YPF.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.