EL PAíS › ANDRéS LARROQUE DESTACA LA CAMPAñA DEL FPV EN CAPITAL Y CUESTIONA EL CAMBIO DE DISCURSO DE MACRI

“De genuino no creo que haya nada”

En diálogo con Página/12, el secretario general de La Cámpora asegura que tiene “mucha confianza en la fórmula Scioli-Zannini”. Dice que “por una cuestión de pragmatismo” dirigentes opositores tuvieron que reconocer “logros centrales de este tiempo político”.

 Por Nicolás Lantos

“Estamos haciendo una campaña muy sencilla y muy militante”, dice Andrés Larroque, secretario general de La Cámpora y diputado nacional, que en las elecciones de este año buscará un segundo período en la Cámara baja, mientras recorre los barrios de la Ciudad en los días previos a las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias. En diálogo con Página/12, el Cuervo prevé un buen resultado para el Frente para la Victoria en los comicios en un distrito históricamente complicado para el peronismo, critica los cambios de discurso en la oposición que “de genuinos no tienen nada” y también defiende a Máximo Kirchner que –asegura– “rompe los moldes” con su forma de hacer política. “Lo importante es la mística que se genera en el contacto permanente con el pueblo”, analiza, en plena campaña.

–¿Hubo un replanteo de la campaña en suelo porteño a partir del sorpresivo resultado del ballottage?

–La verdad que no. Nosotros teníamos pensada una campaña como la que venimos desarrollando, de mucho contacto con la gente, recorriendo todos los barrios, apelando a lo que genera Axel (Kicillof, ministro de Economía y primer candidato a diputado) en toda la gente, en todas las comunas, tanto del sur, del centro y del norte de la ciudad. La respuesta en general en todos lados es muy positiva hacia los compañeros de la lista y hacia el Frente para la Victoria en general, pero lo que genera un alto impacto es la presencia de Axel. Un ministro de Economía que puede caminar por la calle, teniendo en cuenta nuestro pasado, era algo impensado y ahora tenemos un candidato que puede caminar y explicar nuestras políticas con absoluta tranquilidad, generando emoción en la gente, por expresar un proyecto político que les ha dado mejoras en la calidad de vida. También hay vecinos que demuestran diferencias e inquietudes, pero siempre en el marco del respeto se puede hablar y dialogar con todos. Esa fue siempre la idea, la posibilidad de tener una campaña de mucha cercanía.

–Hace cuatro años, a pesar de perder las elecciones locales, el Frente para la Victoria se impuso en la Ciudad en los comicios nacionales. ¿Se puede repetir ese resultado compitiendo contra Mauricio Macri?

–Nosotros tenemos una expectativa importante. Recuerdo que en aquella elección de 2011 también había habido después de las elecciones porteñas una tapa de diario que decía “Ganó Macri y hundió al kirchnerismo” y muy pocos días después la realidad contradijo ese título, que era una expresión de deseos. Creo que muchas veces han querido instalar escenarios apresurados, esta vez no pudieron hacerlo en la Ciudad, ni en Santa Fe, ni en Córdoba, donde el PRO siempre apareció corrido del escenario. Nosotros tenemos mucho trabajo escuchando lo que plantea la gente y hay mucha receptividad. Confiamos mucho en la fórmula Scioli-Zannini a nivel nacional y venimos trabajando fuerte para consolidarla.

–¿Qué cambió ahora respecto de aquella campaña que protagonizó como candidato a diputado nacional en 2011?

–Bueno, por un lado, en aquel momento la candidata era Cristina, y eso hace que sea una situación diferente. Pero a favor nuestro, en este momento está mucho más consolidada nuestra construcción política. Hemos crecido. Hemos madurado, en todo sentido, tanto el Frente para la Victoria en general como en particular las organizaciones que lo componen. La Cámpora ha tenido una maduración notoria y todo eso contribuye a robustecer nuestro espacio. Hemos sufrido muchos ataques en estos años y eso nos ha permitido consolidar y templar nuestro espíritu y aprendimos a corregir errores de inmadurez. Nos sentimos muy fortalecidos.

–¿Cómo interpreta los cambios discursivos de la oposición en los últimos días? ¿Cree que hubo una reflexión genuina o es sólo un discurso vacío para la campaña?

–De genuino no creo que haya nada. Lo que sí es genuina es la valoración de nuestro pueblo respecto de las conquistas de estos años, y eso aparece en todas las ponderaciones y observaciones que hacen los gurúes y los consultores de la oposición. Eso lleva a que, por una cuestión lógica de pragmatismo, sí o sí tengan que valorar lo que han sido los logros centrales de este tiempo político. Es lógico que así como antes denostaban, ahora tengan que valorar estas medidas a las que siempre se opusieron fervorosamente y contra las que han operado continuamente. Es un mérito de nuestro proyecto político haber sostenido con tanta convicción estos logros a pesar de los múltiples embates.

–En las últimas semanas, diferentes dirigentes kirchneristas de distintos orígenes han manifestado su identificación con La Cámpora, ¿es una nueva etapa de la organización de cara a lo que suceda después de diciembre?

–Distintos compañeros o compañeras han planteado simpatía o adhesión respecto de lo que expresa nuestra organización, pero no ha habido un cambio de estrategia nuestra, sino que lo que hay es un reconocimiento de sectores y dirigentes a lo que ha sido un trabajo consecuente y constante a lo largo de muchos años. A partir del acto de Argentinos Juniors, creo que de alguna manera se logró consolidar el trabajo de años, que había sido ferozmente atacado por ciertos círculos de poder. Ello ha llevado a un reconocimiento que yo creo que es bueno para nuestro espacio en particular, para el Frente para la Victoria y para la política en general.

Compartir: 

Twitter
 

“Es un mérito de nuestro proyecto haber sostenido estos logros a pesar de los múltiples embates.”
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.