EL PAíS › ENCABEZó UNA NUEVA MARCHA EN LA PLAZA INDEPENDENCIA DE TUCUMáN

Cano quiere impugnar todo

El candidato opositor adelantó que pedirá que se vote otra vez e impugnará a la Junta Electoral, que no encuentra las evidencias de fraude que Cano dice ver. El PJ reclama que se respeten los resultados y prepara una movilización para el viernes.

La oposición tucumana va por más. Luego de haber afirmado que su rival Juan Manzur “probablemente ganó” y que iba a reconocer el resultado del escrutinio definitivo, el dirigente radical José Cano dio un giro de 180 grados y anunció que va a pedir la nulidad de todo el comicio: reclamará que se haga toda la votación de vuelta e impugnará a la actual Junta Electoral, cuya conformación fue producto de una presentación judicial del propio Cano. El candidato encabezó ayer una nueva marcha a la plaza Independencia.

La posición del frente Acuerdo por el Bicentenario fue zigzagueante desde que terminaron el comicio denunciando fraude. En los primeros días, el diputado radical Luis Sacca afirmó que no iban a reconocer ningún resultado adverso “porque todo el proceso electoral fue fraudulento”, mientras que el dirigente del PRO tucumano Pablo Walter dijo que reconocerían el escrutinio definitivo, “excepto que haya una gran cantidad de anomalías”. Hasta ahora, sólo cuatro mesas fueron anuladas de un total de 360 mesas escrutadas hasta el momento.

El propio Cano sostuvo la semana pasada lo opuesto a lo que dijo ayer: “Es probable que Manzur haya ganado y forma parte de las reglas de la democracia”. Decidido a no jugar más con esas reglas, Cano anunció ayer que pedirá la nulidad de todo el comicio que, en el escrutinio provisorio, lo dejó a más de cien mil votos de diferencia de Manzur. El argumento es que Cano ganó, pero le cambiaron el resultado.

El candidato opositor también impugnará la Junta Electoral, cuya conformación actual es el resultado de un fallo a favor de Cano: a pedido del dirigente radical, la Cámara en lo Contencioso Administrativo modificó la integración de la Junta Electoral en una sentencia de madrugada y a menos de 48 horas de las elecciones. En ese fallo, excluyó a los representantes políticos, que fueron reemplazados por funcionarios judiciales. La preside el titular de la Corte tucumana.

En el escrutinio definitivo que viene llevando adelante la Junta Electoral hicieron lugar a la apertura de urnas en la mitad de los casos. Hasta ahora, de las 360 mesas, sólo cuatro fueron anuladas por irregularidades. El secretario de la Junta Electoral, Darío Almaraz, indicó que hasta el momento no hallaron “grandes irregularidades”. “Generalmente, cuando hubo un reclamo, coincidía (el recuento de votos), pero en la gran mayoría la diferencia era de uno o dos puntos. Más que irregularidades, hubo deficiencias”, aseguró Almaraz.

Sin embargo, Cano resolvió no esperar a que finalice el escrutinio definitivo. Anunció que pedirá la nulidad de todo el comicio y la impugnación de la Junta Electoral. “Entre mañana y el miércoles terminamos la presentación y vamos a ir a la Justicia. Pediremos a la Cámara Contenciosa Administrativa la nulidad del comicio para que sea la Justicia quien ponga un poco de luz sobre todo el proceso”, indicó sobre la Cámara que ya le dio la razón en una oportunidad en un fallo de madrugada.

“Es probable que se pida la suspensión del escrutinio definitivo hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo”, indicó Cano, quien –en un giro con respecto a la semana pasada– sostuvo: “No vamos a reconocer el resultado de la Junta Electoral”.

“Se han abierto urnas que no tenían votos. Otras que tenían bolsas de supermercados con votos. Dos urnas anuladas. Ha habido un sinnúmero de irregularidades que ameritan la apertura urna por urna y voto por voto”, sostuvo Cano, en abierta contradicción con los datos oficiales. El candidato opositor indicó que “todo el proceso electoral no tuvo nada de transparente”. Cano consideró que las elecciones tucumanas “se podrían convocar nuevamente de manera simultánea con las elecciones presidenciales de octubre”.

El Partido Justicialista tucumano se reunió a su vez para repudiar el intento de deslegitimar las elecciones y llamó a “acatar y respetar el voto popular”. El gobernador electo Juan Manzur agradeció a “los casi 500.000 tucumanos que nos votaron” y el actual gobernador José Alperovich resaltó que habían ganado “por más de cien mil votos”. En un comunicado, el PJ reclamó que “se respeten las instituciones y la democracia” y destacó que “el peronismo fue perseguido y proscrito muchas veces”. En esa línea, prepara una movilización frente a la Casa de Gobierno para el viernes.

La estrategia había sido adelantada el domingo por el compañero de fórmula peronista, Domingo Amaya, quien aseguró que el gobierno de Manzur “no tendrá legitimidad”. Amaya aseguró que, además del pedido de nulidad, presentarán “una denuncia penal contra el Correo Argentino por delito informático”.

“Hasta el momento no hay elementos para votar de nuevo, porque las urnas quemadas son producto de una violencia, no de un fraude”, indicó Almaraz, el secretario de la Junta Electoral.

Compartir: 

Twitter
 

El candidato de la oposición tucumana marchó ayer al frente de la movilización de la plaza Independencia.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.