EL PAíS › MALCORRA DIJO QUE NO HAY RAZONES PARA ACCIONAR CONTRA VENEZUELA

Una cláusula en el olvido

Tras las elecciones que ganó la oposición, la canciller designada por Macri aseguró que “no hay razón” para proponer la cláusula democrática contra Venezuela. También propuso impulsar el comercio con Irán, que “es un tema distinto al de la AMIA”.

La designada canciller del gobierno de Mauricio Macri, Susana Malcorra, aseguró ahora que “nada indica que haya una razón” para impulsar la denominada “cláusula democrática” para solicitar la expulsión de Venezuela del Mercosur, luego del triunfo opositor en las elecciones parlamentarias de ese país celebradas este domingo. “La diferencia es realmente significativa y ha sido reconocida por el presidente Nicolás Maduro, con lo cual nada indica que haya una razón para la aplicación de la causa democrática”, sostuvo.

La aplicación de la cláusula democrática contra Venezuela en la próxima Cumbre del Mercosur que se realizará en Asunción había sido uno de los principales anuncios de Macri en materia de política exterior. Ninguno de los otros países miembro acompañó la movida –algo que se podía presumir–, por lo que quedó como un gesto de Macri de posicionamiento en el tablero regional, en especial de acercamiento a Estados Unidos. Incluso, Lilian Tintori, la esposa del opositor detenido Leopoldo López, había sido una de las presencias rutilantes en el bunker de Cambiemos la noche de la victoria en el ballottage. Pero luego del encuentro que mantuvo el viernes pasado con la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, Macri relativizó un poco la propuesta que ahora directamente pasó al arcón de los recuerdos.

Malcorra explicó ayer que “la cláusula democrática se aplica sobre hechos” y que “las elecciones en Venezuela se han desarrollado dentro de lo que el marco democrático establece”. La propia Rousseff, cuando la consultaron días atrás sobre la idea de Macri, había respondido que la aplicación de la cláusula del Mercosur se refería a hechos concretos y no a hipótesis, y recordó que la única vez que se utilizó fue contra Paraguay por la destitución del presidente Fernando Lugo. Nada que ver con el caso venezolano. La aplicación de la cláusula democrática permite apartar a uno de los integrantes del bloque hasta que se normalice la situación, como sucedió con Paraguay luego de que convocara a elecciones y resultara elegido Horacio Cartes.

“Yo dije que había que esperar al día 6”, aseguró Malcorra ayer. “Hoy podemos decir que las elecciones funcionaron en el marco democrático y los resultados fueron mayoritarios para la oposición, la diferencia fue significativa. Nada indica que haya una razón para la aplicación de la cláusula democrática”, agregó, además de felicitar al “pueblo venezolano” por las elecciones y al gobierno por el reconocimiento del resultado.

También tuvo otra sorprendente definición, esta vez referida a la relación con Irán, después de que el tema constituyó parte central de la campaña opositora en los últimos años y hasta provocó la insólita denuncia del fiscal Nisman contra la presidenta y el Canciller. La futura Ministra aseguró que “si tenemos oportunidad de vender trigo a Irán y ellos están en condiciones de pagar, no veo ninguna razón por la cual eso no se vaya a hacer. Ese es un tema y otro distinto es el de la AMIA”. Justamente en la base de la acusación de Nisman figuraba la supuesta intención, nunca comprobada, del Gobierno de CFK de vender alimentos a Irán. Hasta ahora no hubo ninguna reacción de las instituciones de la comunidad judía que boicotearon cualquier relación con Irán en los últimos años, inclusive los intentos de avanzar con la investigación y el juicio por el atentado a la AMIA

Compartir: 

Twitter
 

La futura canciller Susana Malcorra cambió su visión sobre Venezuela.
Imagen: Joaquín Salguero
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.