CIUDAD › LE ROBARON, FUE HACER LA DENUNCIA A LA NOVENA PERO LA PASó PEOR.

"Sos una zurdita de mierda"

Así le dijo el policía de la seccional 9º a Yanina N., una arquitecta de 43 años que fue a hacer una denuncia tras ser asaltada en plena calle el domingo a la mañana. Acompañada por el movimiento Evita hizo también efectuó la denuncia contra el agente.

 Por Lorena Panzerini

"Ojalá que te pise un colectivo"; "sos una zurdita de mierda", le espetó, entre otras cosas, un sumariante de la comisaría 9ª a una arquitecta de 43 años que intentó hacer una denuncia por robo, "intimidada" por el arma del policía sobre el escritorio. Yanina N. pasó una mañana de terror, el domingo, tras haberse quedado en la calle, porque le robaron la cartera con la llave de su casa y el documento, donde figura su dirección. De esa seccional a la dependencia de Policía Comunitaria -ida y vuelta, dos veces-, no encontró ayuda; sólo insultos y provocaciones. Por intermedio de una conocida, contactó a Alejandra Fedele, representante barrial del Movimiento Evita, quien la acompañó a la comisaría, donde ya había llegado el jefe Francisco Pérez, quien le tomó las dos denuncias: por el robo y por el "atropello" policial del sumariante, quien al ver a las mujeres las increpó con insultos, frente al comisario. "Estaba en estado de ebriedad", dijo Fedele, que reclamó un análisis para el uniformado. "Estaba angustiada porque él se sentía impune y con poder", dijo la víctima. El secretario de Control de las Fuerzas de Seguridad, Ignacio Del Vecchio, tomó conocimiento del hecho ayer y adelantó que tomará cartas en el asunto.

Eran alrededor de las 7 de la mañana del domingo cuando Yanina volvía a su casa tras haber dormido en lo de una amiga. "Me acosté a las 12 de la noche y me levanté temprano para volver a mi casa", dijo. Así emprendió el regreso en su bicicleta plegable. Cuando estaba a unas 15 cuadras de su casa, en Echeverría e Ibarlucea, dos hombres la increparon en moto y le robaron la cartera, tras tirarla al suelo. En su bolso, no solo tenía dinero y objetos personales, sino la llave de su casa y el DNI, que fue lo que le hizo pensar que con su domicilio y la llave, podrían ir a robarle.

Frente a ello, y para no molestar a nadie tan temprano, fue a la seccional de Joaquín de González, entre Alma Fuerte y José Ingenieros. "Fui a pedirles que me ayudaran porque yo quería ir a mi casa igual, pero solo me ofrecieron hacer una denuncia. La respuesta fue nula. Nunca se ofrecieron a acompañarme". De allí, la arquitecta fue a la Policía Comunitaria, cercana a la comisaría, donde tampoco obtuvo respuesta; y volvió a la seccional. "Cuando entré me atendió el sumariante. Me dijo `buenos días' y yo le respondí que no eran tan buenos porque me acababan de robar. `¿Ya empezamos así?', me dijo de mala manera. Lo que más me impactó cuando entré a la oficina es que tenía el revólver arriba del escritorio, que me incomodó mucho. Debería portarlo él, porque el que está enfrente es un civil y una víctima de algo que le acaba de pasar. No me parece bien", relató Yanina.

Dispuesta a que solo le tomaran la denuncia, intentó empezar a narrar lo sucedido. "El quería contarme algo, que venía de un cumpleaños, que era su día de franco, y yo estaba apurada porque no quería que entren a mi casa. Le dije que no me interesaba lo que me decía, y que podía volver más tarde, porque quería ir a ver mi casa. Me levanté con la bicicleta plegable y me empezó a increpar para saber qué llevaba en las manos; pero no le contesté. Entonces me empezó a decir que yo era una zurdita de mierda, que el país está como está porque está lleno de zurditas de mierda como yo. El tono era elevado desde el `buenos días'; pero yo seguí bajando las escaleras y le decía que no estaba bien lo que estaba haciendo. Incluso, le pregunté a otro policía que estaba ahí si se daba cuenta de lo que estaba pasando, pero no se inmutó. Uno estaba violento y el otro hacía caso omiso de la situación". Por eso, volvió a pedir ayuda a la Policía Comunitaria, a dos cuadras, y una empleada la acompañó a la 9ª, pero le iba diciendo que ella había estado mal. "Cuando volvimos, el sumariante estaba envuelto en llamas, me empezó a filmar y me gritaba". Además, la acusó de "haber estado fumando marihuana".

El resto de la historia fue relatada por Fedele, ya que cuando Yanina regresó a su casa, unas vecinas le ayudaron y contactaron a la militante, quien actúa en casos de violencia institucional en los barrios. En diálogo con Rosario/12, Fedele resumió: "La acompañé a la comisaría y pedí por el comisario, que aparentemente no estaba enterado de nada. Nos atendió bien, nos hizo subir a hacer la denuncia y ahí nos vio el sumariante Pablo P. y se transformó: gritaba, estaba ebrio, nos decía que no iba a tomar la denuncia; decía que Yanina lo había tratado mal. Estaba muy violento. Incluso, reconoció que la filmó y le pedimos que le muestre lo que hizo al comisario, que se puso mal y pidió disculpas. Cuando hablé con el jefe le dije que esa persona, que portaba un arma, estaba alcoholizada; y me respondió que hacía una semana lo habían pasado a la seccional y que no era empleado suyo, pero le advertí que él tenía responsabilidad de las condiciones en las que está el personal".

Mañana, irá al Ministerio Público de la Acusación para averiguar qué fiscal tomó la causa, y criticó que "la gente no sabe adónde dirigirse y un fin de semana largo se les complica más aún. Yanina fue a la Policía Comunitaria y nadie la asesoró".

Compartir: 

Twitter
 

En esta seccional Yanina fue agredida por un policía "en estado de ebriedad", dijeron.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.