SOCIEDAD › EL ESPACIO JUICIO Y CASTIGO CONVOCA A UN ACTO DE RESISTENCIA EN LA PLAZA 25 DE MAYO

Los juicios se defienden en las calles

El jueves, a las 17.30, junto a la ronda de las Madres de la Plaza, habrá una manifestación de organizaciones sociales, políticas, gremiales y de derechos humanos para dar una señal de "apoyo al proceso de memoria, verdad y justicia".

La ronda de las Madres de la Plaza 25 de mayo será este jueves, a las 17.30, escenario del Acto de Resistencia y apoyo a los Juicios, convocado por el Espacio Juicio y Castigo. Además de ser el Día Internacional por los Derechos Humanos, tendrá un condimento especial: casi en simultáneo con la asunción de Mauricio Macri como presidente, el Espacio que aglutina a organizaciones de derechos humanos, políticas, sociales y gremiales hará una demostración de la voluntad popular de sostener el proceso de memoria, verdad y justicia que sólo en Rosario produjo condena en seis juicios por delitos de lesa humanidad, con un nuevo juicio oral y público en marcha. Por eso, convocan a la población a manifestar su apoyo. "Tenemos la certeza de que los juicios a los genocidas son una conquista del pueblo y que se llegó hasta acá por la lucha de muchísimos años", expresó Juane Basso, de HIJOS Rosario.

Mañana, a las 10, continúa el juicio por el secuestro y asesinato de Osvaldo Cambiaso y Eduardo Pereira Rossi, el 14 de mayo de 1983. Como siempre, el Espacio acompañará a testigos y querellantes en los Tribunales Federales de Oroño 940.

Sobre el futuro de los juicios, Basso subrayó que en el Espacio -donde conviven distintas miradas sobre el kirchnerismo- "hay diferentes lecturas sobre el rol del Estado durante estos años. En lo que coincidimos es en que ese proceso sólo es posible con movilización popular. Es necesario demostrar que esta bandera atraviesa a un conjunto de sectores amplísimo, y este acto es una demostración de fuerza". Basso analizó que "lo que viene ahora es un gobierno de una derecha explícita. Si bien hay sectores del radicalismo que sostienen los juicios, sabemos que también la alianza Cambiemos contiene a actores sociales que se han mostrado proclives a terminar con estos procesos". Por eso, la foto del jueves apunta a "dar un mensaje claro de respaldo a la continuidad de los juicios" con la presencia masiva de personas de distintos sectores.

La convocatoria del 10 de diciembre no es nueva. "Es algo que venimos haciendo todos los años desde que arrancaron los juicios a los genocidas, muchas veces lo hacíamos en la puerta de Tribunales Federales. En esta oportunjidad, a raíz de una propuesta del Equipo de Apoyo a las Madres, y como cae jueves, con un contexto particular, donde hay muchas incertidumbes sobre los logros que se han alcanzado en estos años, esa plaza tiene un significado, de apoyo a las propias Madres, a la continuidad de los juicios y para seguir sosteniendo estas banderas", expresó Basso.

El juicio por el secuestro y asesinato de Cambiaso y Pereira Rossi, que continúa mañana, comenzó con doce acusados. El comisario bonaerense retirado Luis Abelardo Patti y el suboficial Juan Amadeo Spataro están acusados de ejecutar a los militantes peronistas. También se juzga al último presidente de facto de la dictadura, Reynaldo Benito Bignone; el jefe del Destacamento de Inteligencia 121 de Rosario, Pascual Guerrieri; su segundo Luis Américo Muñoz; el entonces jefe del Departamento III de Operaciones del Comando del II Cuerpo del Ejército, Rodolfo Rodríguez; y el jefe del II Cuerpo al momento de los hechos, Carlos Lucena. Los demás imputados son los ex Personal Civil de Inteligencia (PCI) Walter Pagano, Juan Andrés Cabrera, Ariel López, Carlos Sfulcini y Ariel Porra, que murió en septiembre pasado, con el juicio en marcha. Por eso, hoy son once los represores enjuiciados. Cambiaso y Pereira Rossi fueron secuestrados el 14 de mayo de 1983, al mediodía, en el bar Magnum de Córdoba y Ovidio Lagos. Esa noche aparecieron muertos en un camino rural de Lima, provincia de Buenos Aires, con signos evidentes de haber sido fusilados. El cuerpo de Pereira Rossi también tenía huella de torturas. La versión oficial del enfrentamiento fue desmontada por gran cantidad de testigos a lo largo del proceso llevado adelante por el Tribunal Oral Federal número 2, integrado por Omar Digerónimo, Jorge Venegas Echagüe y Beatriz Baravani.

El primer juicio por delitos de lesa humanidad en Rosario fue la llamada causa Guerrieri, por el secuestro y asesinato de los militantes que pasaron -entre otros centros clandestinos de detención- por la Quinta de Funes. Ese juicio comenzó el 31 de agosto de 2009 y terminó el 15 de abril de 2010, con cinco condenas a prisión perpetua para Guerrieri, Jorge Fariña, Juan Daniel Amelong, Eduardo Costanzo y Walter Pagano. Las sentencias quedaron firmes en abril del año pasado. Sin dudas, la causa más emblemática de la ciudad fue la llamada originalmente Feced, que comenzó el 21 de julio de 2010 y terminó el 26 de marzo de 2012 con condenas a prisión perpetua para el ex ministro de Planificación de la dictadura militar, Ramón Díaz Bessone y el torturador José Lofiego, como así también para los policías Mario Marcote, Ramón Vergara y Carlos Scortecchini. En esas causas se juzgaban delitos de lesa humanidad cometidos contra 93 víctimas, y durante los meses de su proceso oral pasaron más de 140 testigos, en su mayoría sobrevivientes del principal centro clandestino de detención de la región, el Servicio de Informaciones de Rosario, por donde se estima que pasaron unos 2000 detenidos-desaparecidos durante la última dictadura cívico militar. Las segundas partes de la causa Guerrieri y Díaz Bessone también terminaron con condenas, en diciembre de 2013 y el 10 de octubre de 2014.

Compartir: 

Twitter
 

En la ronda de las Madres, se convoca a la sociedad a expresar su apoyo a los juicios.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.