EL PAíS › EL JUEZ ERNESTO BOTTO SOBRESEYó A LA FISCAL Y A SU SECRETARIO LETRADO

Una denuncia contra Fein que no prosperó

Fein y Bernardo Chirichella habían sido denunciados por la jueza Fabiana Palmaghini porque Stiuso dijo que en su declaración no consignaron que pensaba que a Nisman lo mataron. Botto dio a entender que la magistrada debió denunciar a Stiuso por falso testimonio.

 Por Raúl Kollmann

El juez en lo Criminal Ernesto Botto dictó el sobreseimiento de la fiscal Viviana Fein y del secretario letrado de esa fiscalía Bernardo Chirichella. La denuncia fue hecha en su momento por la jueza Fabiana Palmaghini, a cargo de la causa Nisman, a raíz de que el otrora poderoso espía Antonio Horacio Stiuso dijo que un año atrás no incluyeron en su declaración que pensaba que la muerte del fiscal estaba relacionada con la denuncia que hizo contra Cristina Fernández de Kirchner. El juez Botto da a entender que Palmaghini, en lugar de denunciar a Fein y Chirichella, debió denunciar a Stiuso por falso testimonio, ya que cambió sus dichos de un año a otro, estando en los dos casos bajo juramento.

En el expediente contra Fein y Chirichella intervino el fiscal Juan Necol que también dictaminó que no había ningún motivo para imputar a la fiscal del expediente Nisman ni al secretario letrado. Y en la resolución se deja en claro que Stiuso cambió su declaración, diciendo una cosa en febrero de 2015 y otra distinta en marzo de 2016. El juez Botto señala que Palmaghini sabrá por qué no acusó a Stiuso por falso testimonio, pero con esa frase deja entrever que era lo que correspondía hacer.

Stiuso declaró por primera vez en febrero de 2015 y señaló que no tenía información sobre la muerte de Nisman. “Me sorprendió”, fue el concepto básico de su testimonio, a lo que agregó que hacía un mes que no hablaba con el fiscal y que sólo lo había saludado para las fiestas. En ese momento no habló de homicidio, dijo que desconocía la denuncia de Nisman contra la ex presidenta y que le hubiera recomendado no presentarla. El juez Botto consigna que una vez terminado el testimonio, Stiuso y su abogado leyeron el texto y firmaron. No fue muy difícil revisar lo escrito porque se trató de una declaración de apenas cuatro carillas.

Un año después, Stiuso testimonió ante la jueza Palmaghini y todas las partes del expediente. Estuvo declarando 17 horas y cambió su versión en forma total. Sostuvo que a Nisman lo mataron, que el plan corrió por cuenta de Irán y que un grupo del gobierno anterior participó en el homicidio. No aportó ni una sola prueba ni explicó por qué ahora presentaba una versión tan distinta de lo ocurrido, además justo a la medida de lo que esperaban la derecha republicana –lista para boicotear los acuerdos de Barack Obama con Irán–; el gobierno macrista y la ex pareja de Nisman, la jueza Arroyo Salgado. Stiuso siempre jugó en ese equipo, pero recién ahora –sin pruebas– jugó plenamente sus cartas. Hacia el final de su testimonio, el ex espía deslizó que en febrero de 2015 le dijo a Fein que Nisman murió por la denuncia, pero que ni Fein ni Chirichella lo consignaron. Eso motivó la denuncia de Palmaghini.

El juez Botto, en su resolución, se pregunta por qué Stiuso cambió la versión. Da por probada su declaración de 2015 porque está claro que la leyó y la firmó y no lo hizo sólo él sino también su abogado Santiago Blanco Bermúdez. Botto entendió que ahora Stiuso contó una historia distinta. El magistrado dice, tácitamente, que le resulta extraño que Palmaghini no haya imputado al ex espía por falso testimonio, ya que ambas declaraciones fueron bajo juramento. Pero concluye que Palmaghini sabrá por qué no denunció a Stiuso e incluso aventura que tal vez lo haga en otro momento y en función de los tiempos de la causa Nisman.

Todo el comportamiento de Palmaghini resultó extraño. En lugar de denunciar a Stiuso, denunció a Fein y Chirichella. Y, tras cartón, se declaró incompetente, haciéndolo dos semanas después de la emisión de un fallo en el que ella misma dijo todo lo contrario: que el expediente no debía pasar a la justicia federal. Lo inaudito fue que, además, la declaración de incompetencia fue desarrollada en las últimas cuatro fojas de una resolución de 45 fojas destinada a resolver la situación de dos custodios. De forma intempestiva, sin siquiera un subtítulo, Palmaghini dijo que el expediente debía ir a Comodoro Py.

Hoy la maniobra parece en pleno desarrollo. La Cámara del Crimen escuchará el viernes a todas las partes y todo indica que la semana próxima el expediente será enviado al fuero federal, lo que siempre pidieron Arroyo Salgado, Stiuso y sus protectores en los servicios de inteligencia norteamericanos e israelíes, y el gobierno de Mauricio Macri. Habrá que ver luego si en Comodoro Py logran enfilar la causa Nisman contra Irán, el gobierno kirchnerista y en particular contra la ex presidenta.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La fiscal Viviana Fein fue sobreseída por el juez en lo Criminal Ernesto Botto.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.