EL PAíS › SORPRESIVA DECISIóN DE LA JUEZA PALMAGHINI

Autopsia psicológica de Nisman

La jueza Fabiana Palmaghini ordenó sorpresivamente la realización de una autopsia psicológica del fallecido fiscal Alberto Nisman. La medida es sorpresiva en varios aspectos, pero sobre todo porque Palmaghini ha dicho siempre en privado que se trata de una prueba inconducente, que no tiene utilidad. También podría pensarse que la convocatoria de la magistrada es inoportuna por cuanto este viernes se debatirá si el expediente debe pasar o no al fuero federal.

Palmaghini ha sostenido muchas veces que las causas no deben pararse por los planteos de incompetencia. En este caso llama la atención que buena parte de las medidas de los últimos diez días se corresponden con las declaraciones del ex espía Horacio Stiuso y los pedidos de la ex pareja de Nisman, Sandra Arroyo Salgado.

La autopsia psicológica es un estudio en el que se trata de determinar el estado de ánimo de la persona fallecida. Es un estudio complementario, ya que en cualquier causa tienen un mayor peso las otras pruebas científicas: en el expediente Nisman, la junta médica forense y la junta de criminalistas.

Tanto las conclusiones de la junta médica forense, como la de la junta de criminalistas fueron categóricas. Los forenses sostuvieron que no se observa accionar homicida en la muerte del fiscal. Los criminalistas fueron aún más concluyentes porque señalaron que no había otra persona en el baño en el momento del disparo.

La impresión es que Arroyo Salgado y sus abogados tratan de dar vuelta la prueba que hasta el momento les resulta adversa, por lo que vienen proponiendo ese estudio desde el primer día. En ese momento hasta renunció Ricardo Risso, perito psiquiatra designado por la ex pareja de Nisman, porque consideró que la autopsia psicológica era prematura.

Uno de los puntos más difíciles de resolver es cuál será la base sobre la que se hará la autopsia psicológica de Nisman. La jueza Palmaghini, cuando notificó a las partes y a la fiscal Viviana Fein, les señaló que podían proponer elementos que deben ser tenidos en cuenta. Parece obvio que las personas con las que el fiscal fallecido tenía relación cercana y que abogan por la hipótesis del homicidio dirán que estaba de un extraordinario espíritu y que nunca pudo haberse quitado la vida. El problema es encontrar elementos objetivos y no subjetivos. La lógica indica que el estudio –si es que finalmente se hace– será encabezado por alguno de los psiquiatras que integran el Cuerpo Médico Forense que depende de la Corte Suprema.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.