EL PAIS › SANTIAGO HAMUD, SECRETARIO PARLAMENTARIO DE LA DIPUTADA PROVINCIAL QUE DENUNCIO A MILAGRO SALA Y MAXIMO KIRCHNER

“Se indignaba por lo que le hacían a Milagro”

El joven que trabaja con Mabel Balconte relató a Página/12 cómo la mujer lloraba por los aprietes y amenazas que recibía del gobierno provincial para que denunciara a Sala. También habló de la situación en Jujuy, donde “20 mil personas quedaron sin trabajo”.

 Por Alejandra Dandan

“En su odio personal contra Milagro Sala, Gerardo Morales no la perjudicó sólo a ella. Las organizaciones sociales son las segundas generadoras de empleo en Jujuy, generan 20 mil puestos de trabajo. Por eso, no es que dijo: voy por Milagro Sala y a esta gente le doy contención y trabajo. La gente quedó totalmente abandonada, son 20 mil personas que quedaron sin trabajo, ninguna cooperativa tiene trabajo. No sé qué van a hacer esas 20 mil personas en uno o dos meses, cuando no tengan nada más para cambiar.” Santiago Hamud es un joven de 21 años, secretario general de la Federación Juvenil Comunista de Jujuy y secretario de la diputada Mabel Balconte en el bloque Unidos y Organizados por la Soberanía Popular. Hace un mes logró grabar a un integrante de la Brigada de Investigaciones de la provincia cuando le dijo que iba a pegarle tres tiros en la cabeza. El Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, viajó a plantear personalmente ante Morales su preocupación por este caso. Hamud denuncia ahora la misma lógica de aprietes: sorprendido por las denuncias de Balconte contra la dirigente Milagro Sala, revela que la diputada provincial había recibido amenazas y que aparecía en el despacho llorando a diario por las presiones que ejercía el Ejecutivo y el Partido Radical para que declarara contra Sala.

“Ella lloraba y se ponía mal porque decía que desde el radicalismo y Gerardo Morales la mandaban a apretar diciéndole que si no declaraba en contra de Milagro le iban a quitar los fueros y la iban a poner presa”, dice a Página/12. “Otra cosa que la tenía mal es que la amenazaban con meterle presos a dos hijos porque son presidentes de dos cooperativas involucradas en la causa de los 29 millones de pesos, que eran la Cooperativa 14 de Junio y la 4 de Enero. Imaginate el miedo que puede provocarle a una persona no sólo quedar presa, sino que sus hijos también.”

Hamud recibe a Página/12 en la vieja casona de la sede central del PC, sobre la avenida Callao. Un afiche en la entrada pide por la libertad de Milagro. Un compañero, mate en mano, señala la escalera de ingreso y una puerta de rejas. “Hace aproximadamente un mes –dice–, se nos metieron tres tipos, de pelo rapado y de civil, sacaron un cuchillo y nos dijeron que nos dejemos de joder con esta ‘negra’.”

Hamud llegó a Buenos Aires el día del discurso de Cristina Fernández de Kirchner en Comodoro Py. Hamud es, además, nieto de Hugo Condorí, una de las víctimas emblemáticas de la represión en Jujuy, testigo clave en la causa por los secuestros de Ledesma.

–¿Cómo era su relación con Balconte?

–Soy secretario de Mabel Balconte en la Legislatura, dirijo el MTL y la Fede de Jujuy, soy parte de la red de organizaciones sociales que lideraba Milagro. A Mabel, la veía todos los días en la oficina. Ella es diputada desde diciembre, pero veníamos trabajando desde antes. Es una compañera, como todos los de la red con los que tenemos buena relación.

–¿Cómo era la relación de ella con Milagro?

–Viajé a Buenos Aires para una reunión de la Dirección Nacional de la Fede y, cuando llego, me doy con la noticia de la denuncia de Mabel Balconte. No podía creer las declaraciones que hacía. Era una persona con la que nos reuníamos constantemente. Estuvimos mucho tiempo debatiendo qué hacer para colaborar con la liberación de la Flaca. Nos sentíamos mal porque entendíamos que había una Justicia totalmente dependiente del Ejecutivo y no se podía hacer nada. Y digo que fue una sorpresa porque ella se ponía a llorar y estaba mal, se indignaba mucho porque compañeros nuestros estaban haciendo denuncias. Ella decía: ¿Cómo puede ser que se hayan ido de la plaza? ¿Cómo puede ser que la denuncien por cosas que no sucedieron? ¿Que inventen causas? Por eso es que me llamó la atención ver que hacía lo mismo que la indignaba tanto.

–Según la defensa de Milagro Sala, la amenazaron para que declare en su contra.

–Ella estaba mal porque le habían iniciado un proceso de desafuero. Tenía un pedido de detención de parte del juez (Gastón) Mercau en una causa con Milagro. Por sus fueros, la Justicia no pudo detenerla. Pero lloraba y decía que desde el radicalismo y Gerardo Morales la mandaban a apretar diciéndole que si no declaraba contra Milagro o hacía lo que ellos querían, le iban a quitar los fueros y la iban a poner presa. Otra cosa que la tenía mal es que la amenazaron con meterle presos a dos hijos.

–Entonces, esta vez no fue la primera amenaza. Hubo otras antes.

–Todos los días ella iba a la oficina y estaba mal.

–¿A quiénes señalaba?

–Me contó de un diputado sanpedreño o allegados del intendente Julio Bravo. Le decían: Che Mabel, no seas boluda, declará en contra de la Flaca que vos vas a ir a parar en cana. Otra sorpresa fue el abogado. Ella se juntaba en la oficina regularmente con el abogado defensor, que era (Marco) Spinassi. Estaba contenta con la defensa. Y de un día para otro, lo cambió y sale a denunciar todo esto y a los funcionarios nacionales. Ella tenía gran admiración, por ejemplo, por Máximo Kirchner y por Cristina, pero en la televisión le dice “Principito”. Son cosas que no terminamos de entender. Se notaba que era como guionado porque le hacían preguntas que no podía contestar y las respondía el abogado.

–¿Ella retuvo los fueros?

–Primero intentaron sacárselos. Su abogado, Spinassi lo frenó. Después, no sé por qué motivo, la sesión no avanzó y creo que los diputados radicales no llegaron a sentarse en las bancas. Es más, ese día ella estaba convencida de que le quitaban los fueros y la iban a poner presa.

–¿Días antes de denunciar a Milagro Sala ella decidió separar su banca del bloque de Unidos y Organizados para hacer un monobloque?

–Creo que fue para el día que estuvo Cristina en Comodoro Py. Intentamos hablar con ella. Ella dijo que no se iba a ir, pero después apareció esto. Seguro que algo se venía cocinando.

–¿Usted va a renunciar?

–No voy a trabajar para una diputada del radicalismo. En el caso de que sea así, voy a presentar mi renuncia.

–Desde que Milagro Sala está presa, la organización denuncia que Morales está comprando voluntades. ¿Cómo lo hace?

–No solamente busca intervenir en la Tupac sino en toda la red de organizaciones. Siempre hubo un intento de desguazarlas. Hay gente allegada a ellos organizando las tomas de viviendas que construyó la Tupac. Incentivan a tomar la fábricas, como la bloquera. Durante el acampe, les decían que si no se iban de la plaza o de tal organización, les cortaban los contratos de capacitación. Compañeros que viven de eso lamentablemente lo terminaron haciendo contra su voluntad. En el caso de las viviendas, ellos lo presentan como una interna tupaquera, cuando en realidad la gente que estaba adentro decía: “Yo tengo orden del gobernador para ocupar esta casa. Y de acá nadie me saca”. Lo que hacen así es enfrentar pueblo contra pueblo.

–La defensa cree que hubo negociaciones con presidentes de las cooperativas que se fueron. ¿Ustedes saben algo?

–A algunos les ofrecieron núcleo húmedo y planes Mejor Vivir. Pero al final no les dieron nada porque las cooperativas están todas sin trabajar. Yo sé que hoy les dan subsidios de 2500 pesos a 10 personas de las cooperativas y que esas 10 personas van al banco con documento, toman el subsidio, pero en la puerta se lo dan al dirigente. También, que muchos están formando SRL como empresas, porque parecía que no iba a haber trabajo para las cooperativas. Y sé que entre los que se fueron hay divisiones y peleas. Y que a ellos también los tienen apretados porque los que denunciaron a Milagro también se autoincriminaron.

–¿Cuál es el efecto de todo esto en el barrio?

–En el barrio tenemos el Parque Acuático más grande del noroeste argentino, que es precioso, donde los chicos solían jugar. Teníamos la pileta más grande el noroeste argentino. Muchos compañeros del barrio se levantaban y enfrente tenían la fábrica donde trabajar. Es muy triste ver que esos compañeros no pueden trabajar ni jugar porque hacen un trueque en el parque acuático: cambian ropa por verdura, comida por abrigo, algo muy parecido a lo que ya nos pasó tiempo atrás. Por eso, Gerardo Morales en su odio personal a Milagro Sala no la perjudicó sólo a ella, porque las organizaciones sociales son las segundas generadoras de empleo en Jujuy. Generan 20 mil puestos de trabajo. Por eso, no es que dijo: voy por Milagro Sala y a esta gente le doy contención y trabajo. La gente quedó totalmente abandonada. Son 20 mil personas que quedaron sin trabajo. Ninguna cooperativa de Jujuy tiene trabajo ahora. No sé qué van a hacer esas 20 mil personas en uno o dos meses, cuando no tengan nada más que cambiar.

–¿Va a declarar ante la Justicia? ¿Lo llamaron?

–Todavía no, pero estamos a disposición.

–¿Por qué el gobierno de Gerardo Morales hace todo esto?

–Creo que es un odio racial, de clase. Milagro siempre denunció a Morales. Fue vice de Desarrollo Social y cuando hubo inundaciones, nunca bajó un solo colchón. Milagro, en cambio, mostró un trabajo impresionante. Imaginate que los negros, los marginados, los excluidos de la sociedad, tengan frente a su casa una pileta climatizada gratis. Es algo impensable, no lo podés creer, pero en Jujuy pasó. Creemos que esto es lo que molesta. Milagro fue clave para destrabar conflictos docentes, de los estatales. La Tupac construía viviendas con menos costo que as empresas privadas, pero además generaba cuatro veces más puestos de trabajo.

–Fue clave la Tupac en el avance de las causas de derechos humanos. Clave en el impulso a la causa de Ledesma. ¿Eso también pesa?

–Creemos que la cárcel se debe a que ella al estar al frente de las organizaciones sociales jugó un rol fundamental para llevar al banquillo a (el empresario Carlos) Blaquier y Blaquier le bancó la campaña a Morales. Cuando venían (Mauricio) Macri o (Sergio) Massa a la provincia, los aviones bajaban en las pistas de Blaquier.

–Algunos medios dicen que la Tupac es violenta, y la denuncia de Balconte cierra en ese relato. ¿Qué dicen ustedes?

–Es totalmente mentira y eso fue parte de una campaña muy sucia de Gerardo Morales y de los medios prendidos para denigrar a la organización, diciendo que tenían grupos armados. Denunciaron la muerte del militante de San Pedro, Darío y lo repiten hasta el día de hoy cuando la fiscal ya detuvo a tres personas por ese hecho y ellos dijeron que se produjo como parte de un problema entre bandas que no tiene nada que ver con la política. La única arma que tienen los compañeros es principalmente la conciencia. Y eso molesta mucho.

–¿Cómo ve el futuro?

–En la provincia hay 20 mil nuevos desocupados sólo por las cooperativas. Teníamos una tasa de inseguridad por debajo de la media nacional y eso se debe a la inclusión social que las cooperativas daban a los más marginados, me preocupa qué va a pasar con toda la gente. Sentimos impotencia. Que Morales es un emperador que decide si vos vas a estar libre o tenés que estar preso. Tienen el poder de inventarte causas como quieran. Es una cosa de terror. Hay mucha gente que no lo imagina, pero es de no creer lo que en tiempos de democracia estén pasando cosas como estas.

Compartir: 

Twitter
 

Santiago Hamud asegura que declarará en la Justicia sobre las amenazas que recibió la diputada jujeña para que denunciara a Milagro Sala.
Imagen: Carolina Camps
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.