EL PAíS › AXEL KICILLOF CRITICO EN CHACO LA POLITICA ECONOMICA DE CAMBIEMOS

“El país va rumbo al 2001”

El diputado y ex ministro de Economía participó de un acto junto a Capitanich y se reunió con científicos. Advirtió por el rumbo del Gobierno y dijo que se busca beneficiar “a los grupos concentrados”. Llamó a “aprender de los errores”.

El diputado nacional del Frente para la Victoria, Axel Kicillof, sostuvo ayer desde Chaco que las políticas económicas de Cambiemos “están llevando inexorablemente al país de vuelta al 2001”. El ex ministro de Economía de Cristina Kirchner llegó ayer a Resistencia para compartir junto al intendente Jorge Capitanich una nueva “charla sin corbata”, como bautizó a los actos abiertos al público en los que intercala clases de economía con definiciones políticas. Desde el escenario del Domo de esa ciudad, criticó al Gobierno por la utilización de los jubilados para justificar el blanqueo de capitales y defendió la gestión económica del kirchnerismo: “Lo que hicimos durante 12 años fue generar la mejor herramienta para el crecimiento, que es justamente la redistribución del ingreso”, dijo ante más de mil chaqueños.

La de ayer en Resistencia fue la escala cúlmine de una gira de dos días que el ex ministro encaró por el noreste argentino y que lo llevó también a Corrientes, donde se entrevistó el viernes con sindicatos y estudiantes universitarios y terminó llenando la Plaza Cabral, del centro de esa ciudad. Como suele hacer en cada una de sus charlas, tanto en Resistencia como en Corrientes tuvo un tono autocrítico sobre el rol opositor del FpV y llamó a sus compañeros a “aprender de los errores” y a “trabajar para esclarecer, para explicar”. “Ser oposición es una dificultad que tenemos en esta nueva etapa, pero tenemos que seguir convenciendo a más argentinos, porque Macri sigue ocultando su plan económico y sus consecuencias”, reflexionó.

Kicillof –que durante este mes estuvo en Córdoba, Rosario, Catamarca y Tucumán– apuntó que a pesar del “apagón informativo” de los medios oficialistas, el Gobierno “ya no puede ocultar la caída del empleo y el salario”, razón por la cual “inventó la pesada herencia”. “Si esto hubiese sido una revolución de la alegría, no necesitarían echarle la culpa a otro”, ironizó. Y advirtió que de profundizarse el plan económico de Cambiemos, “el país va rumbo al 2001, sin industria, sin trabajo, sin empresas, con un pueblo que no tiene para comer”.

“A los pocos días de asumir, el Gobierno aplicó una mega devaluación, que anunció como apertura del cepo y la creación de una nueva libertad, la de poder comprar dos millones de dólares. De la misma forma, hoy presentan el blanqueo como el pago a jubilados”, señaló. E insistió con remarcar el caracter neoliberal del ajuste en marcha: “Este programa económico se aplica en todo el mundo y consiste en sacar todos los instrumentos que se han creado para favorecer a la gente, en beneficio de las corporaciones y los grupos concentrados”, remató.

Más temprano, Kicillof mantuvo un encuentro con la comunidad científica chaqueña. “La educación pública es fundamental para la soberanía y la reindustrialización. Necesitamos formar mejores profesionales que estén al servicio de un modelo de crecimiento con inclusión social”, les dijo.

Compartir: 

Twitter
 

Kicillof y Capitanich, frente a más de mil personas en Resistencia.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.