EL PAíS › LIFSCHITZ SALIó AL CRUCE DE LA ACUSACIóN DE MACRI SOBRE SU SUPUESTA FALTA DE COLABORACIóN

“Le molesta el Frente Progresista”

El gobernador de Santa Fe relacionó lo dicho por el Presidente con el interés de algunos “en generar fricciones entre el socialismo y el radicalismo” y “plantear dudas sobre la continuidad” de la alianza que tienen en esa provincia.

 Por Pablo Feldman

El día después de que Mauricio Macri lo acusara de “falta de vocación para coordinar” políticas con la Nación, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, salió a contestarle. “Me sorprendieron las declaraciones del presidente. Al mediodía estuvimos en un almuerzo con varios gobernadores donde él estaba. Se acercó a la mesa, saludó a todos, no hizo allí ninguna diferencia, y posteriormente me enteré de esta nota, que tal vez había grabado antes. No tiene que ver con la realidad. Yo lo rescato permanentemente, tenemos un muy buen diálogo”, afirmó el gobernador socialista, quien atribuyó la crítica de Macri a que “le molesta la existencia del Frente Progresista”.

Además de mostrarse “sorprendido” por lo que dijo por Macri, Lifschitz declaró que la acusación del Presidente sobre su supuesta falta de colaboración “es una expresión desafortunada, una de las tantas que viene teniendo”. El mandatario santafesino recordó también su “asistencia perfecta” a las reuniones convocadas por la administración nacional. “He ido todas las veces que me han convocado, reuniones con gobernadores, presentaciones. Nuestros ministros están permanentemente en contacto. Yo mismo tengo casi todas las semanas con algunos de los ministros, y objetivamente tenemos buen diálogo, lo rescato y venimos avanzando”, dijo Lifschitz en el programa “Los días contados” de Canal 5 de Rosario, uno de los medios donde le contestó al Presidente.

–Aparte dijo que la intendenta de Rosario, Mónica Fein, no es así, que con ella se puede trabajar... –le recordó Pablo Feldman, conductor de ese programa.

–Llama poderosamente la atención que con gobernadores como Alicia Kirchner, Gildo Insfrán o Juan Manzur, por no nombrar a varios más, pueda establecer una relación de más cooperación, que con un gobierno como el nuestro, que es un gobierno honesto, comprometido, con planes, con iniciativas, con proyectos, con buen diálogo. Si somos críticos es porque nos toca ser críticos. A mí me toca serlo en muchas cosas, pero no sólo por razones ideológicas, sino en defensa de la gente que represento. Yo tengo que cuestionar el régimen de importaciones porque está afectando a las industrias de la provincia de Santa Fe, dejando gente sin laburo. Tengo que decir que la respuesta que se les ha dado a los sectores productivos afectados por las inundaciones es poca. Hemos acompañado otros proyectos porque no somos una oposición destructiva. Lo valioso de la democracia es que nos podamos respetar en nuestras diferencias, y a pesar de eso podamos trabajar en conjunto.

–¿Puede haber una cuestión de política partidaria, dado que hay manera de que los socialistas o el Frente Progresista se sumen a Cambiemos, más allá del intendente de Santa Fe y titular del radicalismo, José Corral, y de actitudes personales?

–Ese es el problema. Me da la sensación que el gobierno trabaja sobre un sistema binario, de alguna manera reproduciendo el modelo anterior. De un lado están los malos, que es el kirchnerismo, y acá estamos los buenos que somos Cambiemos. Y en el medio no hay nada. Es funcional, pero no es la realidad. Porque en el medio hay millones de argentinos, montones de dirigentes políticos de distintos partidos, entre los que me cuento, que somos muy críticos del pasado, si bien podemos rescatar muchas cosas, pero también somos críticos ahora, con moderación, con prudencia.

–Días atrás Corral dijo “somos honestos, estamos en 450 comunas de todos el país, no tenemos cuenta en Panamá” y muchos lo intepretaron como una señal de que el radicalismo se queda en el Frente Progresista. Es una discusión que en algún momento se va a plantear.

–Es una discusión, y creo que hay unos dirigentes de la provincia de Santa Fe que están muy interesados en generar fricciones entre el radicalismo y el socialismo, en plantear dudas sobre la continuidad del Frente Progresista. La articulación que tenemos con el radicalismo desde hace muchos años es mucho más sólida de lo que algunos creen y trabajamos todos los días para sostener este proyecto que justamente está en el medio de esta grieta, que apunta a pensar algún camino distinto para la Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

El socialista Miguel Lifschitz aseguró tener “muy buen diálogo” con la administración nacional.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.