EL PAIS › CARTA DE LOS CURAS EN OPCION POR LOS POBRES POR LAS DECLARACIONES DE MACRI

“Nos causa rechazo el desprecio y ninguneo”

 Por Washington Uranga

En una de sus habituales cartas dirigidas a las comunidades de las que participan y a los argentinos en general los sacerdotes católicos reunidos en el Grupo de Curas en la Opción por los Pobres (COPP) calificó de “infelices” y como “tendal de desatinos” las recientes declaraciones periodísticas del presidente Mauricio Macri sobre derechos humanos, en las cuales utilizó el concepto de “guerra sucia” para referirse a al terrorismo de Estado. “No hubo guerra, no hubo dos bandos, hubo terrorismo de Estado que asesinó y desapareció de manera sistemática y planificada a quienes se le opusieron, obreros, docentes, estudiantes, obispos, curas, catequistas, militantes, etc.”, dicen los curas. Y ratifican que “hubo un genocidio, no un error”.

Agregan los sacerdotes que “el desprecio y el ninguneo por la vida de las víctimas del terrorismo de Estado” puesto en evidencia en las declaraciones del Presidente “nos causa rechazo”. Y se preguntan “qué pasaría si algún mandatario europeo dijera que no le importan cuántos judíos fueron asesinados en el Holocausto nazi”.

Sostienen también que “el proceso de memoria, verdad y justicia llevado a cabo en la última década ha merecido el elogio unánime de organizaciones de derechos humanos de todo el mundo, pero parece que el presidente estaba mirando otro canal”. Y subrayan los sacerdotes que si al Presidente “le preocupan las presiones a la Justicia debería ponerle límites a sus funcionarios que presionan públicamente en los medios a la Corte Suprema en el tema del aumento de tarifas, y retirar sus operadores de los tribunales de Comodoro Py”. Porque “las continuas declaraciones del presidente, la vicepresidenta y el jefe de gabinete no hacen sino manifestar sus deseos de una justicia dependiente y cómplice”.

En otra parte del documento, los sacerdotes denuncian la vigencia de un “estado policial” y la falta de justicia en todo el país que “se manifiestan claramente en los 200 días de detención ilegal de la presa política Milagro Sala y sus compañeros y compañeras injustamente detenidos” y en otras situaciones como la detención en Carlos Paz (Córdoba) de nueve integrantes del “Comité para la liberación de Milagro Sala” mientras realizaban murales por la libertad de la dirigente jujeña detenida.

Los COPP dicen además que el intento de detención de Hebe de Bonafini “ha merecido nuestro rechazo y hemos expresado nuestra solidaridad con Hebe y con la Asociación Madres de Plaza de Mayo”. Agregan que “el juez Marcelo Martínez de Giorgi, tan ‘comprensivo’ con poderosos como David Mulford uno de los imputados por el perverso ‘Plan Megacanje’, ha querido obedecer las iniciativas del gobierno que ha decidido medidas ejemplificadoras contra todo lo que se opone a su capitalismo salvaje”.

Señalan los curas que “sigue siendo notable la presencia de una policía ‘desatada’ que golpea vecinos, manifiesta su autoritarismo y reprime sin control”. Y tras recordar el “mensaje” que significó el robo en la Parroquia Nuestra Señora de Fátima de la isla Maciel, califican también de “mensajes mafiosos” los que padecieron en estos días la periodista Cynthia García y el ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno.

“En una misma sintonía –dicen– repudiamos el accionar policial en Santiago del Estero contra el MOCASE (Movimiento Campesino de Santiago del Estero) donde los derechos de nuestros hermanos campesinos poseedores centenarios de la tierra están siendo perseguidos por una justicia que sistemáticamente se pone del lado de los poderosos”.

En vista de lo anterior los sacerdotes aseveran que “dejar a las fuerzas de seguridad y los agentes de inteligencia a su propio manejo no hace sino invitarnos al temor con personas armadas como ‘dueños de las calles’”, que “se agravaría notablemente con la participación en seguridad interna de las Fuerzas Armadas, algo que ya hemos repudiado”.

Respecto de la situación social y económica “que deteriora la vida de la población” los sacerdotes católicos que trabajan en medios pobres resaltan los reclamos callejeros por salarios y tarifas y denuncian que “fue notable (y debidamente silenciado por la prensa hegemónica y oficialista) el segundo ‘ruidazo’ ante un gobierno cada vez más ‘sordo’ ante todos los reclamos populares”.

Compartir: 

Twitter
 

“Hubo un genocidio, no un error”, dicen los curas.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared