EL PAíS › MACRI RECIBE A TEMER Y HABRá MANIFESTACIONES EN PLAZA DE MAYO

A Olivos para evitar protestas

Tras la destitución de Dilma Rousseff, Mauricio Macri se reúne hoy con su par brasileño, Michel Temer, en lo que será su primer encuentro bilateral. Organizaciones políticas y sociales convocaron a rechazar la visita del “presidente golpista de Brasil”.

El presidente Mauricio Macri recibirá hoy en Olivos a su par de Brasil, Michel Temer, luego de que fuera destituida la mandataria Dilma Rousseff en un proceso que el Gobierno argentino acompañó a la distancia. Temer sostuvo que con Macri “piensan parecido” y que imagina que tendrán una buena relación. Quienes no piensan como él, ni que la remoción de Rousseff haya sido legítima, realizarán protestas en Plaza de Mayo con la consigna “Buenos Aires escracha a Temer, el presidente golpista de Brasil”.

Desde el comienzo del proceso de remoción de la presidenta brasileña, Macri tomó distancia de los países que cuestionaban la decisión y la asemejaban a acciones no democráticas. El mandatario argentino dio varias señales en ese sentido: fue el primero en recibir al canciller brasileño, José Serra. Cuando finalmente Rousseff fue destituida, el gobierno de Macri emitió un comunicado en el que afirmó que se había tratado de un “proceso democrático” y se mostró a favor de trabajar con Temer, el vicepresidente devenido presidente. El mandatario argentino asistió a la asunción de Temer el 31 de agosto para ratificar esa decisión, mientras que un mes después aseguraría que en Venezuela “no hay democracia”. Con Temer ya había tenido varios encuentros como cuando se reunieron en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Brasil. No obstante, hoy será la primera bilateral.

La visita oficial del mandatario brasileño se concretará hoy en la residencia de Olivos, a la que Temer llegará acompañado por Serra, por sus ministros de Defensa, Raul Jungmann, y de Justicia, Alexandre de Moraes, además de cinco legisladores. Según confirmaron en el Gobierno, los presidentes se reunirán primero a solas y luego en un encuentro ampliado con sus ministros. Más tarde, almorzarán juntos.

Se eligió Olivos como sede del encuentro y no la Casa Rosada para organizar el operativo de seguridad y blindaje del presidente brasileño ante las protestas. No se les permitirá a los periodistas cubrir el encuentro: la comunicación se hará a través de imágenes oficiales y una declaración conjunta. También podría haber una conferencia conjunta de los cancilleres.

Antes de arribar a Buenos Aires, Temer habló de su relación con Macri a través de una serie de entrevistas con medios argentinos. “El pensamiento de Macri es muy coincidente con el que nosotros tenemos. Pensamos de la misma manera. Eso va a facilitar mucho las cosas”, afirmó. Al referirse a la economía brasileña, de hecho, utilizó fórmulas similares a las de su par argentino: dijo que la recuperación “llevará un tiempo, pero a mediados del año próximo ya la economía se habrá recuperado”. También dijo que piensa “reestablecer la confianza, que llevará a que haya inversiones”. “Lo que estoy tratando de hacer es pacificar al país, la reunificación”, sostuvo además. “Algunas de las medidas que propongo pueden parecer, en un primer momento, impopulares, pero luego de que sean entendidas, serán enteramente populares”, aventuró.

La Cancillería brasileña adelantó que en el encuentro de presidentes discutirán “iniciativas de seguridad y desarrollo de la región fronteriza” y también conversarán sobre temas regionales como “el fortalecimiento económico y comercial del Mercosur y las relaciones externas del bloque”. Además, analizarán el comercio fronterizo, las demoras en el inicio de la construcción del segundo puente en el río Paraná y la lucha contra el crimen transnacional en la frontera.

Desde el Frente para la Victoria manifestaron su “absoluto rechazo” a la visita de Temer, sobre el que dijeron que “ocupa de facto la presidencia de Brasil luego de haber sido desplazada mediante un golpe institucional Dilma Rousseff”.

Desde Espacio Popular, convocaron a una manifestación de repudio a las 17 en Plaza de Mayo. Cuestionaron que “Macri apoyara todas las instancias del golpe institucional contra Rousseff amparándose en el supuesto respeto a los ‘procesos institucionales’ del hermano país”. “Macri recibe a Temer para terminar de delinear el nuevo rumbo del Mercosur y la posibilidad de sumarse a la Alianza del Pacífico, siguiendo así los intereses de Estados Unidos”, indicaron en el espacio que congrega al PC, al Frente Grande y al Partido Humanista, entre otros. Desde las dos CTA, el Movimiento Evita, el Peronismo Militante y el Colectivo Passarinho harán actividades todo el día que concluirán a las 18 con “un gran acto político por la soberanía de los pueblos”.

Compartir: 

Twitter
 

Macri y Temer ya se habían encontrado en la apertura de los Juegos Olímpicos en Rio de Janeiro.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.