EL PAíS › CAMBIEMOS CONVOCó A UNA SESIóN ESPECIAL EN DIPUTADOS PARA TRATAR HOY EL PROYECTO DE BOLETA úNICA ELECTRóNICA

Con apuro para llegar a tiempo al 2017

El oficialismo negocia cambios de último momento en el dictamen de mayoría. Busca garantizarse el aval del Frente Renovador y el Bloque Justicialista. Rechazo del FpV y de la izquierda. Además, se trata la paridad de género.

 Por Sebastian Abrevaya

Apurado por la cercanía del año electoral, el oficialismo buscará hoy avanzar con la reforma política. Cambiemos convocó a una sesión especial para las 11 de la mañana, cuando pondrá en debate el proyecto que establece la implementación en todo el país de la boleta única electrónica (BUE). Desde el macrismo no descartaban anoche que se incorporen a último momento algunas modificaciones al dictamen de mayoría para lograr el acompañamiento de otras fuerzas políticas. Se trata de cambios en los artículos que establecen la paridad de género y la prohibición de cortar boleta en las PASO. Se espera una sesión maratónica, que podría extenderse hasta la madrugada, ya que también figuran en el orden del día otras iniciativas como la ley del arrepentido, modificaciones en el Programa Médico Obligatorio y la matrícula federal para abogados.

Después de meses de negociaciones y la participación en comisiones de distintos actores políticos y sociales, Cambiemos pretende darle media sanción a las modificaciones del Código Electoral. En principio, el macrismo espera contar con el respaldo de sus aliados y del Frente Renovador, el Bloque Justicialista y otras bancadas más pequeñas. Ese aval ya les resultaría suficiente para conseguir la mayoría especial (129 votos) para aprobar el proyecto en Diputados.

La principal preocupación del PRO es la implementación de la BUE, el mismo sistema de votación que ya se utilizó en Salta y en CABA. Se trata de un sistema fuertemente criticado por organizaciones de la sociedad civil, especialistas en derecho constitucional, técnicos informáticos de distintas universidades nacionales y algunos partidos políticos. Entre otras cosas, sostienen que se vulnera la integridad y el secreto del voto, ya que el chip impreso en la boleta en papel, utilizado para el conteo electrónico, podría ser leído y/o modificado. Además, distintos expertos sostienen que el envío de información a los centros de computos podría ser vulnerable a distintos ataques de hackers.

Con esos argumentos, el Frente para la Victoria presentó dos dictámenes propios, uno de rechazo absoluto y otro que incorpora tecnología a la hora de votar, pero no a la hora del conteo. Este mecanismo, detallado en el dictamen con las firmas de José Luis Gioja y Juan Manuel Pedrini (FpV-PJ), se asemeja a una impresora que sólo emite una boleta en papel, sin ningún chip como el proyecto del oficialismo.

Hasta anoche el macrismo estaba dispuesto a modificar otros puntos del dictamen con tal de conseguir el apoyo necesario para aprobar la Boleta Unica Electrónica. De hecho, si bien buena parte del PRO está en contra (como el presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, Pablo Tonelli y el jefe del bloque del PRO, Nicolás Massot), se negoció votar a favor de la paridad de género con el objetivo de conseguir apoyo para la BUE. De todas maneras, sobre este punto el dictamen podría sufrir modificaciones por la forma en la que fue redactado. Se establece que deberán intercalarse en las listas un hombre y una mujer, lo que si bien significa un piso del 50 por ciento de mujeres, al mismo tiempo pone un techo (del mismo 50 por ciento) a la presencia femenina. Algunos sectores de la oposición y también algunos de Cambiemos proponían modificar la redacción de la actual ley de cupo y subir del 30 al 50 por ciento el mínimo de mujeres en las listas (ver página 19).

El otro punto que todavía estaba en debate es la obligación de votar en la primaria dentro de una sóla fuerza política para todas las categorías. Con el argumento de fortalecer los partidos nacionales, este cambio en las PASO termina perjudicando a los partidos de distrito. Por ejemplo, agrupaciones como el Movimiento Popular Neuquino, el partido bloquista de San Juan u otras fuerzas sin representación nacional obligarían a sus votantes a votar en blanco en categorías como la de Presidente. Desde el oficialismo reconocían anoche que la redacción de este artículo podría corregirse para conseguir el apoyo de esas fuerzas en la votación de hoy. Otro cambio impulsado por el oficialismo es el fin de la fórmula presidencial para las PASO. Se votaría solo el candidato a presidente, quien podría elegir luego a su candidato a vice para las elecciones generales.

De aprobarse hoy, la iniciativa pasará al Senado, donde el FpV-PJ ya tiene presentado su propio proyecto de reforma electoral. Los senadores Juan Manuel Abal Medina y Omar Perotti impulsan el sistema de impresión de la boleta con conteo manual. Como el FpV-PJ cuenta con mayoría propia, el proyecto aprobado en Diputados podría sufrir modificaciones en la Cámara alta.

Compartir: 

Twitter
 

La Cámara de Diputados sesionará hoy desde las 11. El debate podría extenderse hasta la medianoche.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.