EL PAíS › MARCHA DE PROTESTA Y REPRESION

Clásico en Ledesma

Por A. M.

Libertador General San Martín no tiene paz. Ayer se realizó una marcha de la que participaron unas 5 mil personas para rechazar la sobrefacturación de la energía eléctrica. Mientras representantes del Gobierno, la empresa Egesa, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y otras organizaciones llegaban a un acuerdo, tres manifestantes de la CCC que esperaban en la plaza fueron detenidos, golpeados y amenazados de muerte por personal de la Brigada de Investigaciones de esa ciudad jujeña.
“A los compañeros Soria, Trujillo y Sosa les dijeron que se bajaran los pantalones, intentaron violarlos y antes de soltarlos les dijeron que les iba a pasar lo mismo que a (Cristian) Ibáñez y (Marcelo) Cuellar”, aseguró a Página/12 Kike Mosquera, dirigente de esa organización. Ibáñez, también militante de la CCC, apareció ahorcado hace cuatro meses en una comisaría y Cuellar fue asesinado durante la represión a la pueblada que repudió aquella muerte. En la reunión de la que participó el intendente Marcelo Llanos se logró que la empresa refacture el consumo, suspenda los cortes del servicio por treinta días y restablezca el suministro de energía. “Estábamos ya cerrando el acuerdo y la gente esperaba afuera. Ellos fueron a comprar gaseosas, los detienen y los meten en una camioneta policial donde les pegaron, y a uno le rompieron las costillas”, relató Mosquera. Antes de liberarlos se produjo la amenaza de muerte, que ya quedó plasmada en una denuncia penal. El dirigente considera que “fue una provocación para romper el acuerdo y generar otra pueblada para volver a reprimir, porque si hubiéramos reaccionado hubiera pasado eso”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.